Conecta con nosotros

NBA

Zach LaVine regresa a la acción, ¿qué supone para Chicago?

El esperado retorno del escolta se ha producido satisfactoriamente, y su presencia puede causar una revolución.

zach lavine

Guillermo Mayol (The Wing)

Tras varios meses de espera, los aficionados de Chicago Bulls recibieron la pasada madrugada el mejor regalo de año nuevo posible: Zach LaVine volviendo en gran estado de forma tras cerca de un año de inactividad. El escolta disputó minutos únicamente en los tres primeros cuartos, pero las sensaciones fueron de lo más positivas.

Finalizando con 14 puntos y 2 asistencias en menos de 20 minutos de acción, LaVine dejó claro que no había perdido un ápice del talento ofensivo que le ha llevado a ganarse elogios como una de las grandes promesas de la competición. A la edad de 22 años tiene la oportunidad de comenzar un gran legado en Illinois, y los efectos de su llegada no han tardado en hacerse efectivos.

Más allá de lo ilusionante que resulta volver a verle recorrer canchas de baloncesto, su retorno ha causado y causará un impacto en lo visto hasta la fecha en el conjunto entrenado por Fred Hoiberg, unos inevitables cambios que repasaremos a continuación.

 

El mejor acompañante de Kris Dunn

Guillermo Mayol (The Wing)

Kris Dunn fue una de las tres piezas que entraron en juego por el traspaso de Jimmy Butler, y lo cierto es que el base ha mejorado su rendimiento con creces respecto a la pasada temporada, hasta el punto de merecer ciertas consideraciones para el MIP. Con una primera parte de temporada en la que ha tenido que cargar con gran peso creativo en su espalda, LaVine puede ayudarle a equilibrar la situación.

A pesar de que como hemos indicado Dunn ha mostrado mejoras a pasos agigantados, todavía podíamos encontrarnos situaciones en las que se veía obligado a tomar la justicia por su propia mano dada la carencia de un acompañante que pudiera desbordar a su nivel. Zach LaVine ha regresado y puede sin problema alguno ayudarle en la siempre compleja tarea de dividir defensas.

El joven escolta es la viva imagen de la triple amenaza al ser capaz de pasar el balón a buen nivel, lanzar desde cualquier posición y situación sobre la pista y dejar atrás a sus defensores gracias a su veloz primer paso. Estas habilidades han tardado poco en lucirse, y gradualmente pueden facilitar las tareas ofensivas de Kris Dunn sin la necesidad de que este sienta la presión como en las anteriores semanas.

Además, a pesar de que Dunn se ha mostrado productivo a nivel ofensivo, a estas alturas sigue siendo un jugador ineficiente. Zach LaVine será capaz de compensar la falta de efectividad de la que todavía carece el base en su tiro, mientras que a la vez, este podrá exprimir al máximo su potencial defensivo, permitiendo al escolta que se luzca con toda su brillantez.

 

La llave para desbloquear del todo a Markkanen

Guillermo Mayol (The Wing)

Si la presencia de Zach LaVine va a servir para ayudar a Kris Dunn a no tener que forzar un juego del cual todavía no es poseedor, en el caso de Lauri Markkanen puede ser el ‘power-up’ que le ayude a seguir progresando en pista. Los partidos recientes nos han vuelto a dejar al mejor Markkanen de forma más regular, pero esto no quiere decir que no podamos seguir viendo todavía más y mejor del interior.

Como hemos destacado anteriormente, algo en lo que claramente LaVine aventaja a Dunn es en la capacidad de tiro. Uno tiene potencial para ser de los lanzadores más eficientes de toda la NBA mientras que el otro todavía debe encontrar la forma en la que equilibrar sus porcentajes, y es aquí precisamente donde Markkanen puede encontrar un nuevo apoyo a su juego.

Cuando las defensas trabajen sobre una situación de pick&roll protagonizada por los dos nombres aquí expuestos, deberán tener en cuenta que ambos pueden lanzar rápidamente desde el triple, avanzar hacia una posición de media distancia o atacar de manera total el aro. Esta combinación debería dar lugar a una asociación capaz de generar una ofensiva de impacto.

Aunque nada asegura que esta temporada podamos ver la mejor versión de lo que se espera que pueda ser este dúo, la posibilidad de futuro es un aliciente más que suficiente como para poder creer en lo que se tiene a día de hoy.

 

El testigo ofensivo de Nikola Mirotic

Nikola Mirotic Chicago Bulls

Guillermo Mayol (The Wing)

Nikola Mirotic sigue encontrándose en la que hasta el día de hoy está siendo su mejor temporada en la NBA. A raíz de esto los rumores sobre su potencial salida son cada vez más claros, y con supuestamente pie y medio fuera de la franquicia, sus 17.3 puntos por encuentro deberán hallar un nuevo generador.

Aunque el nacionalizado español puede ser traspasado desde mañana mismo (la limitación por contrato finaliza el día 15 de enero), no sería sorpresa que desde las oficinas esperaran a que LaVine tomara poco a poco un mayor ritmo competitivo que le permitiera el suplantar sin dificultades la carga ofensiva del mencionado Mirotic.

Recordamos que los destinos principales que han sonado para el ala-pívot se encuentran en Detroit y Utah, aunque no se descarta la posible presencia de otros como Portland. En cualquier caso, lo que parece claro es que podríamos encontrarnos ante los últimos encuentro de Nikola vistiendo la camiseta de la franquicia que con gran ilusión le trajo a la ciudad.

 

Cambios en las rotaciones

Guillermo Mayol (The Wing)

De la misma forma que el retorno de Nikola Mirotic supuso la salida de la rotación de Cristiano Felicio, la vuelta de Zach LaVine parece haber provocado lo propio con Paul Zipser. El alemán quedó completamente desprovisto de minutos durante el primer test real del escolta, y con Holiday, Valentine y Nwaba como obvias primeras opciones en lo que a ‘wings’ respecta, no parece que vaya a ser algo que cambie demasiado.

Por otra parte, el hecho de que Fred Hoiberg decida mantener a Justin Holiday como titular junto a Zach LaVine, ha significado el retorno a la segunda unidad de Denzel Valentine, junto al mencionado David Nwaba. Dadas las características defensivas de este último, es preferible verle como primer recambio en caso de que se deba acompañar a LaVine, aunque Hoiberg prefirió optar por Valentine.

Con tan solo un primer partido resulta difícil establecer con claridad la dinámica que se tomará en torno a la pareja Valentine-Nwaba desde el banco, por lo que deberemos esperar para observar qué cree el entrenador de Chicago Bulls como opción más favorable.

 


 

Todavía es temprano, pero las expectativas sobre lo que puede aportar Zach LaVine a estos Chicago Bulls no han cambiado, sino que en cuyo caso se han visto reforzadas. Pólvora ofensiva que debe tanto dinamitar las defensa rivales como aumentar la potencia de fuego de sus aliados.

La era de Zach LaVine como estandarte de Chicago Bulls ha comenzado, y hasta nuevo aviso, no queda más que disfrutar de lo que puede ser un periplo ofensivo con posiblemente mucho que hablar.

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This