WNBA, el paraíso que aprendió a crecer

El camino al éxito de una competición otrora estigmatizada