Conecta con nosotros

NBA

A Willy Hernangómez le llega su turno en la NBA

Willy Hernangómez ha trabajado mucho este verano y ha mostrado su compromiso con los Hornets.

Willy Hernagómez New York Knicks

Willy Hernangómez durante su etapa en los Knicks. Guillermo Mayol (The Wing)

Willy Hernangómez tiene ante él una oportunidad como no la había tenido desde su temporada rookie en los Knicks. Sin Joakim Noah tuvo alguna oportunidad, que se diluyó a partir del verano con la llegada de Enes Kanter. Si bien es cierto que su primer año fue realmente bueno, quizá el contexto favoreció esos números, pero no acababa de confirmar el nivel del español.

Acabó siendo traspasado a los Charlotte Hornets prácticamente un año después de su primera explosión en la Gran Manzana. Una vez allí, se encontró una pintura también muy poblada. Cody Zeller, Dwight Howard y Frank Kaminsky estuvieron por delante en la rotación con Steve Clifford. Un Clifford que ya no está como entrenador jefe y no sabemos ahora muy bien qué esperar de James Borrego.

Tampoco sabíamos cómo se iba a mover Mitch Kupchack desde la gerencia, si hombres como Kemba Walker o Batum iban a continuar, pero el propio Willy Hernangómez dejó entrever en La Resistencia que los Hornets iban  a encarar una reconstrucción y que iba a tener más minutos.

Durante el verano, esa sensación ha ido de más a menos.  Primero, creció con el traspaso de Dwight Howard a los Brooklyn Nets. Sin embargo se vino algo abajo con la llegada de Bismack Biyombo. El pívot ya jugó cuatro años en Carolina en el inicio de su carrera NBA y viene para estar en pista. Sea como sea, parece que Willy Hernangómez esta temporada, que además es la última en contrato rookie para Frank Kaminsky, va a tener más minutos.

 

El compromiso de Willy Hernangómez

Este verano parece que ha dedicado mucho trabajo a transformar su físico. Lo hemos visto más fino, algo que le hacía falta pues sobre todo en el apartado defensivo pagaba su falta de físico. Ahora mismo, la importancia que tienen los cambios defensivos es crucial y los pívots deben estar también preparados para salir a defender al perímetro.

Además, otra cosa importante en el desarrollo de su juego era amplificar su rango de tiro. Ahí también ha cumplido tal y como hemos visto en la Summer League. Ha anotado prácticamente los mismos triples que en toda la temporada regular el año pasado.

Hablemos de la Summer League. Ahí es donde el jugador ha mostrado un compromiso con su  equipo que quizá no esperábamos. Renunciar a jugar en las ventanas FIBA con la selección para ir a Las Vegas puede ser una decisión inteligente.  Sobre todo viendo el nivel que ha mostrado en la Liga  de Verano. Ha estado prácticamente promediando doble-doble con 18,3 puntos, 12 rebotes y 1,8 tapones.

Ha jugado tan sólo cuatro encuentros, pues ha tenido que viajar por el fallecimiento de un familiar, pero se le ha visto muy bien.

 

Cómo encara la próxima temporada

Sabemos que hay que coger con pinzas todo lo que sucede en la Summer League, pero sí que es verdad que se atisba algo de optimismo con él. Además, hay que tener presente que puede ser el pívot más diferente que tenga el equipo. Tiene buenos movimientos en el poste, es inteligente en el pick & roll, ahora puede ser capaz de abrir más la cancha… Además su cambio físico no sólo afectará en la defensa, pues si mejora su salto vertical puede ser buen reboteador, que ya tenido muy buenos números en esos apartados.

Seguramente la temporada de los Hornets influirá en su uso y desarrollo. ¿Será mejor que vayan a por una reconstrucción competitiva? Otros jugadores como Malik Monk ya mostraron cierta mejoría hacia el final de la pasada campaña, además siguen contando con Kemba Walker, un entrenador que no sabemos qué esperar de él pero viene de buena escuela

Pero lo que más puede favorecer que vayan a competir es una conferencia Este que está deshecha. Los Celtics, los Sixers y los Raptors son los equipos, a priori, más fuertes. Otros como Indiana, Milwaukee y Washington parecen  apuesta segura para los Playoffs. Pero a partir de ahí puedes encontrar un grupo de cinco o seis equipos que perfectamente podrían luchar por las dos últimas posiciones de Playoffs. Los Hornets pueden ser uno de ellos, sin duda.

 


 

La llegada de Tony Parker o la propia llegada de Biyombo hacen intuir que los Hornets están dispuestos a competir y eso puede ser una buena noticia para un Willy Hernangómez que jugará  por primera vez en un entorno competitivo desde que lo hiciera con el Real Madrid y con España.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This