Conecta con nosotros

NBA

La vuelta de Jimmy Butler, última bala para Tom Thibodeau

Thibodeau está en la cuerda floja y la vuelta de Butler le puede venir de perlas para entrar en PlayOffs.

Jimmy Butler puede salvar la temporada de los Wolves y el puesto a Tom Thibodeau | Catherine Salaün (CC) - (modificada por Alex Güell)

Jimmy Butler puede salvar la temporada de los Wolves y el puesto a Tom Thibodeau | Catherine Salaün (CC) – (modificada por Alex Güell)

Como se suele decir en otros deportes, en el momento de la verdad el escudo pesa mucho, la historia, el equipo. Eso es lo que le está sucediendo a Minnesota Timberwolves, que ve peligrar el sueño de romper la racha de 14 años seguidos sin entrar en «PlayOffs» cuando todo parecía indicar que este año irían sobrados y tendrían incluso el factor cancha a favor. ¿El motivo? Muchos, pero sobre todo la lesión de Jimmy Butler, el capitán del barco. Sin él, Tom Thibodeau no tenía una referencia defensiva contundente y el equipo lo ha pagado con un balance muy negativo.

 

Los números sin Jimmy Butler

Todas, absolutamente todas las estadísticas están en números rojos cuando Jimmy Butler no está en pista. Los rivales anotan más, con mejores porcentajes en todas las líneas, etc. En lo único en lo que salen ganando es en el rebote, porque su sustituto ha sido el serbio Bjelica, un hombre más alto y con más capacidad reboteadora que ayudaba a Towns, Gibson y compañía.

La estadística que más importa, de hecho la única que realmente importa, es la del balance de victorias y derrotas; y ahí también lo ha notado Thibodeau y sus Timberwolves. De los 57 partidos que ha disputado Butler esta temporada el equipo ha ganado 35, un 61,4 %. Eso les colocaría ahora mismo terceros de Conferencia y matemáticamente clasificados para la postemporada. De los 23 que se ha perdido, el equipo solo ha ganado diez, un 43,4 %. Eso les situaría undécimos, justo por encima de los Lakers.

La diferencia es abismal y hay muchos factores que pueden haber influido, desde la dureza del calendario hasta otras posibles lesiones de otros compañeros, malas rachas, etc. Aun así, tener o no tener a Jimmy Butler ha supuesto para Minnesota Timberwolves el volver a las andadas, a sufrir el pavor a no clasificarse, a cumplir la 15ª temporada consecutiva sin pasar de abril.

 

¿Qué han aprendido sin su jugador franquicia?

Realmente la pregunta es qué deberían haber aprendido, porque no parece que hayan mejorado en casi nada. Tanto te pueden vencer a los Warriors y que salga Towns a decir que «han entendido la importancia del partido y del momento» como después perder contra unos Grizzlies que están casi al borde de la vergüenza ajena en según qué encuentros.

Era el momento de que saliera Karl Towns y diera un golpe sobre la mesa tal como ha hecho Anthony Davis con la lesión de Cousins, pero por ahora parece que no está listo para liderar un proyecto que aspire a algo grande, todavía necesita estar a la sombra de alguien como Butler y seguir aprendiendo a ser un líder. Andrew Wiggins es otro que debería haber dado un paso adelante y a la práctica podríamos decir que ha dado uno hacia atrás, o hacia el lado; el estancamiento es evidente.

Sin embargo, al final toda la responsabilidad recae en un mismo hombre y ese no es otro que Tom Thibodeau. Ya se está empezando a popularizar por las redes el hashtag #FireThibs pidiendo la destitución del entrenador. El motivo es bien sencillo, llegaba con el caché de ser un experto defensivo, justo lo que le faltaba a este equipo (son el séptimo conjunto más anotador y el quinto con mejor porcentaje, el ataque no va mal), pero no ha conseguido que rindan a un nivel siquiera aceptable. Siguen perdiendo partidos apretados al final, tomando malas decisiones y, en general, defendiendo muy mal. Son el 25º equipo en «defensive rating», con eso se dice todo.

Por tanto, respondiendo a la pregunta, la lesión de Butler les podría haber servido para demostrar que no dependían tanto como se decía de su jugador franquicia y experto defensor, pero a la práctica ha resultado ser exactamente lo contrario y eso ha provocado un descenso en picado en la clasificación, motivación y confianza. Aun así, a día de hoy siguen octavos, aunque empatados con los Nuggets en la novena posición; así que dependen de ellos mismos para clasificarse.

 

La vuelta de Butler, aire fresco para Tom Thibodeau

Y tan fresco. Lo necesitaban como el comer por todo lo explicado anteriormente y nada más volver se notó la diferencia. Ganaron a los Lakers y el equipo mostró otra cara. Ya no solo es que él volviera a buen nivel, sino que el resto del equipo se puso las pilas, defendió mejor y luchó más por ganar ese encuentro.

Quedan dos partidos, el último contra los propios Nuggets en lo que será un duelo a vida o muerte para ambos equipos. Si consiguen superarlo y clasificarse, puede que Thibodeau conserve su puesto y lo enfoquen como «otro paso más en la buena dirección». Eso sí, la temporada que viene se le exigirán mucho mejores resultados tanto en posición como en sensaciones, principalmente en defensa. Si por el contrario no lograran clasificarse, todo indica que Thibodeau no continuaría la próxima campaña. Por lo menos la comunidad de los Timberwolves no parece quererle mucho.

 


 

En resumen, todo depende de estos dos partidos y la vuelta de Jimmy Butler les puede ir de maravilla para asegurarse esa plaza en PlayOffs. Eso sí, después necesitarán de su mejor versión (y la del equipo) para poder ofrecer una imagen digna si les toca enfrentarse a Rockets o Warriors. También puede suceder que logren escalar puestos en la Conferencia y terminen quintos, sextos… Todo parecerá mucho más bonito entonces pero no hay que engañarse; tienen mucho trabajo que hacer y muchas cosas que pulir si quieren llevar este barco a buen puerto.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This