Conecta con nosotros

NBA

Utah, tierra propicia para que madure el próximo MIP

Las bajas de Hayward y Hill deben ser sustituidas… ¿quién o quienes podrán asumir ese gran reto?

Gordon Hayward, Gordon Hayward, Gordon Hayward… Ese nombre fue el más repetido este verano en el Estado de Utah. Los Jazz vieron como su estrella, un alero que ha progresado temporada tras temporada al compás del equipo hasta… ¿su cima? en esta pasada campaña 2016/17 con un cuarto puesto en el Oeste, unas semifinales de conferencia —caer ante los Warriors parece algo inevitable— y, en el caso personal del jugador, unos números increíbles que le hicieron All-Star y a punto de entrar en algún quinteto All-NBA. Pero Hayward no quiso que ese fuera su tope y se enroló en las filas de los Boston Celtics.

Perder a un All-Star es siempre una mala noticia para cualquier franquicia; pero, tal vez, sea un golpe más duro para un equipo esencialmente defensivo y que saca potencial ofensivo a cuentas gotas. Además, no solo perdieron a su máximo anotador; sino también a su segundo con la marcha —aunque está más meditada y no traumática— de George Hill a los Sacramento Kings.

Paradójicamente, la office de los Utah Jazz han combatido la pérdida de talento ofensivo con el añadido de talento defensivo. Evidentemente, sus intenciones son que, en un Oeste más salvaje que nunca, su equipo siga estando en la pomada ofreciendo algo diferente ante la imposibilidad de sustituir a su jugador franquicia.

Pero los puntos no desparecerán de la nada, algún jugador —o un grupo de ellos— tendrá que coger la responsabilidad y asumir los lanzamientos que Hayward y Hill realizaban. Ante esta situación, un jugador como Rodney Hood está ante una gran oportunidad de convertirse en una verdadera estrella de la NBA.

 

Rodney Hood, una máquina por engrasar

El joven escolta/alero estadounidense va a comenzar su cuarta temporada en la mejor liga del mundo con un nombre ya estable en la liga; pero todavía con mucho potencial por poder relucir. Un jugador muy completo en el apartado ofensivo con 41.5% de acierto en el tiro y 36% desde el triple en su corta carrera que aprovecha sus cualidades físicas para ser también una pieza útil en defensa —algo imprescindible en este roster—. Pero Rodney Hood tiene un problema «de serie»; es un estilo de profesional que necesita mucho protagonismo para destacar; y eso con 24 años en un roster que contaba con mucho talento era tarea complicada.

Pero ahora ni George Hill ni Gordon Hayward están y, sin ellos, Snyder pierde 38.8 puntos por partido y, lo que es más llamativo, debe encontrar quién le lance los 28 tiros que intentaba, de media, cada noche esta pareja. Obviamente que Rodney Hood no asumirá todo y cada uno de ellos; pero con Ricky Rubio como base titular (casi 9 tiros por noche) y, en palabras del propio propietario de los Utah Jazz, con el propio Rodney Hood como el «sustituto» de Hayward; el ex de Duke casi seguro que superará los 30 minutos por partido, será la primera arma ofensiva de su entrenador y podrá mejorar todas sus estadísticas.

¿Es impensable a caso que Hood se instale en los 20 puntos o algo más incluso por partido esta temporada, mejorando en casi 8 su marca de la pasada temporada? ¿O que mejore sus números en el resto de apartados simplemente por jugar más minutos? En una temporada donde, al menos en un principio, no debería haber explosiones como las del año pasado con Giannis Antetokounmpo o Nikola Jokic pasando de grandes promesas a super-estrellas de la NBA; una subida gradual de la importancia y del protagonismo podría ser suficiente para llevarse el galardón al «jugador más mejorado» (MIP).

Además, no hay que pasar por alto un aspecto por el cual al propio jugador le interesa incluso más de lo habitual mejorar de forma exponencial sus prestaciones; Hood termina su contrato rookie en el 2018 y el próximo verano se convertirá, si una renovación no lo impide antes, en agente libre restringido. Su primer gran contrato está en juego y viendo como se está desarrollando el mercado debido al «desastre del 16», hay una grandísima diferencia entre estar considerado una buena segunda/tercera espada a un talento ofensivo TOP de la NBA.

 

Otras opciones también en casa

Pero Rodney Hood no es el único que puede aspirar a mejorar considerablemente sus prestaciones tras la marcha de dos de sus pesos pesados. El anteriormente mencionado Ricky Rubio vivió una metamorfosis total a la mitad de la competición. Tras el All-Star, el base español promedió un doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes. Si Rubio encuentra tranquilidad, confianza y buenas sensaciones en el estado Mormón podría mantener, o incluso superar, esos números. Rubio, si aguantase todo el año a un nivel parecido y sano, sería uno de los mejores (o el mejor) base asistente de la liga y uno de los mejores defensivos. Esto podría trabajar a favor de un Rubio que, estadísticamente, no mejoraría tanto como podría mejorar Hood —no hay que olvidar que muchas de las asistencias de Ricky irían a las manos de Rodney—; pero que en cuanto a nivel e importancia en el equipo, el base sería una pieza más clave en estos Utah Jazz post-Hayward.

Por último, para completar casi todas las opciones de prototipo de MIP, los Jazz cuentan con una joven tan cerca de convertirse en un juguete roto como de explotar todo su potencial. ¿Podría ser este el año de Dante Exum? El australiano prometía ser un jugador importante en la liga pero la falta de adaptación y una grave lesión como sophomore le han lastrado soberanamente. Pero si Snyder termina por confiar en él, Exum tiene mucho margen de mejora. Conducir al joven base al camino por el que se presuponía que iba a andar no solo le pondría entre los candidatos al MIP; sino que sería muy importante para que los Jazz sigan en la zona noble de la tabla.


Pese a que el MIP es uno de los premios más abiertos y siempre es posible que aparezca una sorpresa; los Utah Jazz solo conseguirán cumplir los objetivos a los que aspiran con la mejora de unos jugadores que tienen el tablero y el talento para hacerlo posible.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This