Conecta con nosotros

NBA

Utah Jazz y Ricky Rubio, intratables tras la vuelta de Gobert

Siete victorias consecutivas meten de nuevo a los Jazz en la pelea por los Playoffs, liderados por Ricky Rubio y Gobert.

Los Utah Jazz son, a día de hoy, el equipo más en forma de toda la NBA. Sus siete victorias consecutivas así lo reflejan y es la mejor racha positiva entre los 30 equipos de la liga (seguidos de cerca por las seis seguidas de los poderosos Houston Rockets o las cinco de los renovados Detroit Pistons).

Justo antes de comenzar esta racha de victorias, los Utah Jazz se habían descolgado de los puestos de Playoffs al perder 17 de los últimos 23 partidos que habían disputado. El equipo sufría mucho con la ausencia de su jugador franquicia, Rudy Gobert, además del bajo rendimiento de varios de sus jugadores importantes. Muchos focos se centraban en Rodney Hood, Ricky Rubio o Derrick Favors, los tres jugadores llamados a llevar las llaves del equipo en ausencia del pívot francés y tras la pérdida en verano de Gordon Hayward.

Tras perderse 15 partidos, la vuelta de Rudy Gobert ha supuesto un cambio radical en el juego de los Jazz. Han pasado diez partidos desde su recuperación, sumando el equipo ocho victorias en esos encuentros, y ahora el equipo solo se encuentra a 2.5 partidos de la octava plaza del Oeste, ocupada por unos New Orleans Pelicans que han sufrido un duro golpe anímico y deportivo tras la lesión de DeMarcus Cousins.

 

El cambio de los Utah Jazz con Rudy Gobert

161215 UTA at GSW-20

El impacto de Gobert en el juego de los Jazz ha sido, como no podía ser de otra manera, inmediato. El equipo lo nota tanto en el lado ofensivo como en el defensivo. Desde que empezase la actual racha de victorias, los Utah Jazz han pasado a ser la segunda mejor defensa de la liga, colocándose solo por detrás de los Milwaukee Bucks en la clasificación del «deffensive rating» (estaban séptimos antes con 104.3), siendo los dos únicos equipos que bajan de los 100 puntos desde el 23 de enero (97.0). Además, han pasado de la mitad de tabla en el «offensive rating», con 105.6 puntos, a la cuarta plaza, con 113.2, liderando la liga en el «net rating».

En esta racha, son el equipo que más puntos anota con una media de 114 puntos, empatado con Denver Nuggets, y el tercero que menos encaja, con 98.9. Son el equipo que mejor tira de tres de toda la NBA, con 46.3 % de acierto, siendo además el tercero en tiros de campo, con un acierto del 50.4 %. También son el sexto equipo que más balones roba y que más tiros tapona.

 

Ricky Rubio, en su mejor momento

Además del impacto creado por Rudy Gobert, que promedia 13.5 puntos, 10.1 rebotes y 2.7 tapones por partido, otra de las claves de la mejoría de los Utah Jazz es la recuperación de Ricky Rubio. El base ha vuelto a recuperar la confianza desde la vuelta del francés. El base español se siente cómodo al lado del pívot, e igual que analizábamos su mal momento de juego hace unas semanas, ahora tenemos que hablar de uno de los momentos más brillantes de toda su carrera.

Si hablábamos de que estaba tirando peor que nunca, con un paupérrimo 29.2 % en triples y un 38.4 % en tiros de campo, Ricky ha ajustado la mirilla en esta racha del equipo. Está tirando por encima del 56 % en triples y casi en un 54 % en tiros de campo, porcentajes espectaculares. También, la vuelta de Gobert ha supuesto que el base se reencuentre con su mejor socio en la pista, y suba sus asistencias de las llamativas 4.8 que promediaba en la temporada, a las 7.7 en esta racha de siete victorias de los Utah Jazz. En estos siete partidos no ha bajado de los dobles dígitos anotadores, y ahora mismo encadena tres partidos con más de 20 puntos, destacando los 34 ante los San Antonio Spurs con una hoja de presentación casi impecable, anotando 11 de los 14 tiros que intentó.

 


 

Por el camino, los Jazz han vivido partidos de 40 puntos de su rookie Donovan Mitchell, 30 de Rodney Hood, dobles dobles de Derrick Favors o partidos de mucho acierto de Joe Ingles.

El equipo está de dulce, con todos sanos, tienen mucho que ofrecer y son un equipo muy peligroso para cualquier rival. Los Jazz no se rinden y tienen como objetivo pelear por la postemporada a pesar de haber perdido a su mejor hombre en verano. Por el momento son el equipo más en forma y quieren seguir ampliando su racha en los próximos partidos, en los que por cierto, se enfrentan dos veces a unos Portland Trail Blazers que se sitúan séptimos y están a solo tres partidos de diferencia e inmersos en una mala racha de resultados.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This