Conecta con nosotros

Mercado

Tyreke Evans, ¿el robo de la agencia libre?

Un ex-ROY que está obligado a mejorar su rendimiento en pista si quiere volver al sitio donde cree merecer estar.

Keith Allison (CC)

En todas las agencias libres siempre hay un jugador —o varios— que se dan de bruces con la realidad y terminan aceptando ofertas mucho más bajas de lo que podían pensar el día 1 de julio. Ya puede subir el tope salarial y los sueldos que cada offseason nos encontramos con algún caso por el estilo, candidatos a ser «los robos de la agencia libre». Y de esta agencia libre, el exjugador de los Sacramento Kings y los New Orleans Pelicans, Tyreke Evans, se ha convertido en el favorito para ser una auténtica ganga.

Evans ha llegado a un acuerdo con los Memphis Grizzlies a cambio de 3.3 millones de dólares en una única temporada; eso significa la cifra más baja en toda su carrera (como rookie comenzó ganando 3.6 millones) y una diferencia de más de 7 millones respecto a lo que ha ganado en la pasada temporada

 

Caída en desgracia de un ROY

Tyreke Evans está buscando reencontrar un sitio en la NBA; algo que parecía impensable en el 2010, cuando promedió 20 puntos por noche como novato y se llevó el Rookie of the year por delante de los que, actualmente, son algunas de las mejores estrellas de la liga: Stephen Curry, James Harden o DeMar DeRozan. Tras ese galardón, la carrera de Evans fue cuesta abajo. En los Kings dejó de contar con el protagonismo que un jugador como él necesita, reduciendo su aportación y sus minutos temporada tras temporada hasta irse como agente libre a los New Orleans Pelicans.

En la ciudad del Jazz —no nos liemos con los Utah y sus Jazz— tampoco encontró su espacio. Compartir el balón con Jrue Holiday le pasó demasiada factura; dejando muestras de su calidad a cuenta gotas debido a lesiones de sus compañeros (sin Holiday se vio su mejor versión y fue pieza clave de unos Pelicans que se metieron en PlayOffs) o a movimientos tácticos como comenzar los encuentros en el partido. Tras el traspaso de DeMarcus Cousins, con su regreso a los Sacramento Kings dejó buenas sensaciones; pero su rol estuvo muy limitado por la necesidad del equipo de dar minutos a los jóvenes, principal motivo por la nula disposición del conjunto californiano a retenerlo este verano.

 

Memphis Grizzlies: ¿la oportunidad?

Un jugador que necesita amasar la pelota para mostrar sus actitudes tiene un rol muy limitado en un deporte de equipo. Pese a ello, Tyreke Evans es un jugador con un talento increíble; capacitado para defender desde bases hasta aleros y con grandes recursos ofensivos, sufriendo exclusivamente en el lanzamiento exterior.

Precisamente es su estilo de juego lo que más dudas crea. Por un lado, los Grizzlies han perdido a su líder en la segunda unidad y podría ser un sexto hombre de gran talento; pero su participación no debería quedarse limitada a ser la referencia en el parqué y compartir minutos con un base puro como Mike Conley y con Marc Gasol, uno de los interiores con mejor visión del mundo, como jugador franquicia no debería ser fácil para el natural de Pensilvania. Sin olvidar la posibilidad de ser titular debido a la casi segura baja de Tony Allen y la frágil salud de Chandler Parsons.

 

La clave: su actitud

De todos modos, el mayor problema que ha arrastrado Tyreke Evans como profesional ha sido —aparte de las lesiones— una actitud un tanto inadecuada, sin mostrar demasiado interés en hacer evolucionar su juego para ser de más utilidad para su equipo. Pero el escolta ya ha recibido una llamada de atención. Ante la falta de ofertas buenas, Evans se ha visto obligado a aceptar la oferta grizzlie con el único objetivo de llamar la atención y conseguir un acuerdo que considere más acorde a su talento.

Si quiere seguir en la NBA, su dedicación para su nuevo equipo debe ser total y hacerlo bien en cualquier situación a la que se enfrente. Demostrando así que no es un base con un único ritmo. Si juega bien, saldrá al próximo mercado con el símbolo del dólar en los ojos; pero si no acepta este golpe comenzará un círculo vicioso de contratos por el mínimo, no garantizados o viajes a ligas extranjeras del cual es muy complicado salir.

Hasta ahora, ni la pérdida de protagonismo ni la falta de minutos ha hecho despertar a un jugador con un talento innato para el baloncesto; ¿lo hará ahora que repercutirá en su cuenta corriente?

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This