Conecta con nosotros

Especiales

Two-way contract: qué son y cómo funcionan

Se avecinan cambios en la NBA con el nuevo convenio y uno serán los contratos duales. Os explicamos en qué consisten.

170308 BOS at GSW-27

Con el nuevo «CBA» (Collective Bargaining Agreement) este verano se introducen varios cambios en la mejor liga del mundo. La NBA verá cómo sus medidas, aprobadas por la Asociación de Jugadores, entran para dar mucho juego a franquicias y jugadores.

Una de las nuevas herramientas que entra en activo son los «two-way contracts». Esta nueva modalidad de contratación permitirá a decenas de jugadores estar a caballo entre la NBA y la G League, conocida popularmente como Liga de Desarrollo.

 

Qué son los two-way contracts

Esta es la primera pregunta a hacerse. Qué son y cómo funcionan estos contratos. Cuando entre en vigor el nuevo CBA los equipos podrán firmar, gracias a esta modalidad, a dos jugadores por temporada para que pasen la mayor parte del tiempo en la Liga de Desarrollo y suban un máximo de 45 días a la NBA.

Los jugadores que pueden firmar estos contratos deben tener una experiencia de cuatro o menos temporadas en la NBA y su rúbrica variará de una a dos temporadas de two-way contract. Además de la correspondiente mejora salarial, muy pronunciada para los benefactores.

La próxima temporada los jugadores con este contrato percibirán 75.000 dólares en la G League. Eso sin contar lo que añadan cuando suban con los «mayores». Por cada día en la NBA, con un máximo de 45, los jugadores recibirán la parte proporcional al mínimo salarial de los «rookies», establecido en 815.615 dólares.

Es decir, un jugador two-way contract ingresaría casi 300.000 dólares la próxima campaña. La diferencia es abismal, ya que los jugadores elegidos en el Draft que jugaban en D-League todo el año ingresaron menos de 30.000 dólares; mientras que los «undrafted» podían alcanzar los 100.000.

 


 

Parece una maravilla, ¿no? Los jugadores cobran más y tienen la oportunidad de brillar aún siendo segundas rondas y undrafted. Los equipos, a su vez, podrían sumar una decimosexta y una decimoséptima ficha, mientras trabajan el futuro con esos jóvenes. Parece un «win-to-win». Parece.

 

Qué supone para los jugadores

Estos contratos se dirigen principalmente para segundas rondas y undrafted, los habituales de la Liga de Desarrollo. Más en especial a los jugadores con más reconocimiento. Ejemplos son los ya firmados contratos duales de Jonathan Motley (Dallas), Luke Kornet (New York), Jake Wiley (Brooklyn) y Chris Boucher (Golden State).

Sin embargo, ¿algún jugador rechazaría un contrato dual? Por supuesto. De hecho varios agentes han confesado que recomendarán a sus jugadores no firmar este tipo de acuerdos. Sí, por un lado el equipo garantiza su plantilla y desarrollo, mientras el jugador garantiza su oportunidad y seguridad económica, pero también limita sus opciones.

Pongamos un ejemplo. Eres jugador de la G League, un «stretch forward», y tu único objetivo es jugar en la NBA. Tienes un contrato dual firmado con los Houston Rockets, pero la cantidad de jugadores con tu perfil en ese equipo no te da las suficientes oportunidades ni cuando subes con ellos. En ese periodo eres de los jugadores más destacados de la Liga de Desarrollo, pero ningún equipo más puede subirte a la NBA porque ya te has comprometido con un conjunto.

¿Cómo hubiesen llegado en ese caso jugadores como Yogi Ferrell a ganarse un hueco en la NBA? Es imposible saberlo, pero el caso del base de los Mavs podría ajustarse a los two-way contracts. Probablemente hubiese firmado uno de esta índole con los Nets, ya que consideraría tener una oportunidad dadas las carencias del equipo. En cambio, por los motivos que sean, no encajas y no aprovechas tu oportunidad. Una que quizá ninguna franquicia vuelva a darte.

Muchos jugadores prefieren ser libres en ese aspecto, demostrar lo que valen en la Liga de Desarrollo y poder firmar con el equipo que realmente les necesite. Ya que los two-way contract players conocen el equipo por el que han firmado, pero quizá no es su mejor fit. Si eres libre de firmar con quien quieras (y quien se ofrezca) las oportunidades de encajar mejor aumentan.

Además en estos casos, los que prefieren no firmar contratos duales, el salario no aparece como un problema. Ingresarán 50.000 dólares por participar en un «training camp», después serán cortados y terminarán en la D-League, donde percibirán cerca de los 30.000 dólares. Si destacan y firman con un equipo NBA podrían hacerlo por más años y dinero que los jugadores con contratos duales. Más riesgos, pero más opciones de triunfar en todos los aspectos.

Y para aquellos jugadores que están en Europa y son de clase medio-alta también aparecen los contratos duales como oportunidad. Una ganga que pueden aprovechar para darse a conocer durante una temporada, demostrar que valen y firmar un contrato garantizado solo para la NBA.

170514 SAS at GSW-28

Qué supone para los equipos

Hasta ahora los equipos tenían un problema. De nuevo metámonos en la piel de la directiva de una franquicia. Gastamos 50.000 dólares para que un joven haga el training camp con nosotros y otros 30.000 para que juegue en nuestro equipo de la G League. Después, al no poder darle una oportunidad, se marcha a otra franquicia que sí se la da. Total, gastamos cerca de 100.000 dólares en desarrollar a un jugador para que lo aproveche otro equipo.

Esta situación se revuelve con los contratos duales. Los equipos tendrán esas dos fichas extras para ir desarrollando a los jugadores como decidan a lo largo de la temporada y también serán una especie de seguro médico. En el momento que un jugador de tu plantilla se lesiona solo tienes que llamar a un two-way contract player. Más barato, rápido y mejor, ya que está integrado en la dinámica del equipo.

Parece una gran medida para los equipos, pero en la opinión de varios agentes esto no les beneficia. Los contratos duales se extenderán a los mejores «prospects» de la G League, a los 60 mejores jugadores aproximadamente, por lo que subir a cualquiera de estos a la NBA estará solo en manos del equipo con el que hayan firmado. ¿Qué significa? Si necesitas un tercer base y ninguno de tus contratos duales lo es, necesitas mirar fuera. ¿Y qué ventana se ha cerrado? La de contratar por diez días al mejor base de la Liga de Desarrollo, que habrá firmado con otro equipo y maldiciéndose en esos momentos por haberlo hecho y no poder ir a tu franquicia.

Pero no significa que sean negativos. Aquellos equipos que tengan instalados de forma permanente jugadores en la D-League o con jóvenes al final de sus banquillos NBA pueden beneficiarse mutuamente, tanto equipos como jugadores. Casos como los Celtics y Thunder, con Abdel Nader y Dakari Johnson, pueden premiar a estos jugadores con contratos duales, tenerles motivados y asegurarles un mínimo de minutos en la mejor liga del mundo. Porque eso hay que tenerlo claro, si un two-way contract se firma antes agente-jugador y franquicia habrán hablado ya sobre un número mínimo de días en la NBA. El objetivo será siempre acercarse lo máximo posible a esos 45 días de tope.

 


 

Como conclusión, ¿son entonces positivos o negativos los contratos duales? Es imposible saberlo hasta que entren en vigor y pase un tiempo de su uso, veamos sus efectos y se analicen las consecuencias. En principio parece una buena medida que busca mejorar una Liga de Desarrollo que tiene más importancia de la que se reconoce y de la que imaginan la mayoría de seguidores. Como dato, el 44 por ciento de los jugadores de la pasada temporada tienen pasado en la G League.

Al igual que tampoco conocemos cómo de complejo podría ponerse el asunto de los two-way contracts o de si la limitación de oportunidades será un inconveniente demasiado grande como para paliarlo con una mejora salarial. Pase lo que pase, ocurra lo que ocurra, la NBA da un paso adelante en el que parece ser el camino correcto.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This