Conecta con nosotros

Playoffs

Tristan Thompson, ¿16 millones a la basura?

¿El “banquillazo” de Thompson se mantendrá en toda la postemporada o será cosa de una noche?

Tristan Thompson

Tristan Thompson, el señalado de un primer partido horroso de los Cavs/Guillermo Mayol (The Wing)

Solo hemos tardado dos días en ver la primera gran sorpresa de los Playoffs: los Indiana Pacers ganando en la pista de los Cavs por 18 puntos; que pierden, de momento, el factor cancha —aunque todavía queda mucha postemporada por disputarse—. De esta debacle, un jugador ha quedado más señalado que los demás. El canadiense de los Cavs Tristan Thompson solo jugó los últimos instantes del encuentro y con la victoria decidida para los visitantes, los conocidos minutos de la basura.

Tyronn Lue no ha confiado en uno de sus pupilos mejor pagados y el que fuera pieza clave en el anillo del 2016, el momento que, para bien o para mal, provocó toda una cadena de acciones y reacciones que han desembocado en el peor Thompson de su carrera como profesional en un momento delicado para los Cleveland Cavaliers.

¿Caso aislado, serie o Playoffs?

El factor más importante en este caso es la duración de esta decisión, sobre todo porque así sabremos más de los motivos que han llevado a Lue a ella. Si solo ha sido el primer partido y ahora comienza a jugar con regularidad, podríamos calificarlo de un invento de poco éxito del entrenador.

Si, en cambio, no aparece en toda la primera ronda; todavía podrían decir que es a causa del juego de los Pacers, ya que sus tres interiores principales (Sabonis, Turner y Young) tienen capacidad de lanzar desde el exterior. Esto ya le ha pasado a otros pívots esta misma temporada como a Hassan Whiteside y el mismo Thompson dejó de tener minutos en los últimos Playoffs ante la movilidad de los rivales. Ahora bien, para saber si Tristan Thompson tendría minutos, los Cavs deben pasar de ronda, algo que muchos dábamos por hecho hace unos días pero que los Pacers nos han demostrado que tendrán que sudarlo y no se lo pondrán nada fácil.

Pero, por el contrario, si los Cavaliers comienzan a pasar rondas y el canadiense se pasa más partidos en el banquillo que en la pista, un jugador con el carácter ya demostrado de Tristan Thompson en un vestuario que puede cambiar mucho según qué decida LeBron James pude provocar más de un problema. Pero lo cierto es que esta situación es solo la desembocadura de un problema que nace hace más un año.

 

Tristan Thompson, descolocado

Unas Finales excelentes que convirtieron a Thompson en pieza clave en los Cavs que ganaron el primer anillo de su historia elevaron el caché del canadiense exponencialmente de cara a la agencia libre (era agente libre restringido), aunque quizás no tanto como él y su agente esperaban. Apadrinado por LeBron James —comparten agente—, que presionaba para que la franquicia renovase a su compañero a cualquier precio, Tristan Thompson se enrrocó durante todo el verano y, como no le llegaron ofertas interesantes de otros lugares, estiró la cuerda hasta ya comenzada la pretemporada, cuando los Cavaliers terminaron cediendo con un contrato por cinco temporadas y 82 millones, un precio elevado pero que si progresaba a partir de su rendimiento más próximo, podría ser un sueldo justo.

Tras este primer conflicto, debemos avanzar hasta las siguientes finales, las del 2017 de nuevo contra los Warriors. Tristan Thompson venía jugando unos minutos más toda la temporada, pero con un rendimiento ligeramente inferior al de antaño. Y llegaron los Warriors y Thompson, jugando casi 30 minutos por partido, promedió poco más de 5 puntos y 5 rebotes, un rendimiento muy pobre a tenor del nivel que mostraron unos Cavaliers que cayeron con facilidad por 4-1.

Año nuevo, vida nueva. Ese podría haber sido el mantra de Tristan Thompson tras unas Finales que lo habían dejado señalado y con la opción de redimirse. Pero más bien ha hecho todo lo contrario. El pívot comenzó perdiendo la titularidad a favor del small-ball con Kevin Love de “5” y, a partir de ahí, Thompson ha jugado menos partidos que nunca (53), menos minutos que nunca (20.2 mpp) y ha hecho los peores números de su carrera (5.8 puntos, 6.6 rebotes y 0.3 tapones). Ha estado descentrado, más protagonista en la prensa del corazón que en la deportiva y con un juego muy pobre. En ataque sigue sin evolucionar sin ser capaz de producir más allá de los balones que pueda machacar y en defensa, su punto fuerte, tampoco ha dado su mejor versión, con el peor ranting defensivo de su carrera con diferencia (112.1) y eso contando sus primeros años en la NBA, donde James todavía no había regresado a los Cavaliers y eran un equipo del fondo de la clasificación.

Por lo tanto, quién haya seguido a los Cavs y a Tristan Thompson durante toda esta temporada regular no debería mostrarse sorprendido por verle solo en los minutos de la basura. De prolongarse esto, el futuro del canadiense se complica mucho.

 

¿Cartel de transferible?

No es ningún secreto que los Cavaliers, en ese mes de febrero dónde trabajaron frenéticamente para mejorar un equipo que estaba en tierra de nadie, ofrecieron a Thompson en múltiples traspasos con el objetivo de buscar un center de más nivel como DeAndre Jordan. Y viendo el poco uso que le han dado acorde al salario que tiene, lo más lógico sería buscarle una salida que aligere la masa salarial de los de Ohio y que dé a Tristan Thompson el protagonismo que, por contrato, debería tener; pero en otra franquicia.

A su favor tiene que, gracias a la subida del límite salarial de la agencia libre siguiente a su firma, su contrato no es tan alto en comparación —su máximo será en el quinto año poco más de 18 millones de dólares— con otros pívots. Pero sería una apuesta más que otra cosa; una apuesta a que Tristan Thompson puede recuperar su mejor versión y ser todo un ancla defensivo. Y a la hora de apostar nos podemos llevar una sorpresa en esta NBA impredicible, pero la realidad es que el canadiense se ha devaluado claramente y no será fácil darle salida.


Creo, pero es solo eso, que Tristan Thompson volverá a tener minutos en el siguiente partido, más que nada por la obligación de Lue de tocar alguna cosa en el Game 2 tras la derrota tan clara del primer encuentro. Pero eso no terminará de solucionar el delicado momento que está viviendo y tampoco me sorprendería que no fuera el único partido que pasará en el banquillo en estos Playoffs.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This