Conecta con nosotros

Mercado

El traspaso de Carmelo Anthony, otra decepción para Nueva York

Los New York Knicks han traspaso finalmente a Carmelo Anthony, pero el precio conseguido por él es menos de lo esperado.

Finalmente ha llegado el momento. Los New York Knicks se han desecho mediante un «trade» de Carmelo Anthony. Tras muchos rumores y equipos interesados, el alero ha decidido dejar de lado su cláusula anti-traspaso para unirse a los nuevos Oklahoma City Thunder de Russell Westbrook y Paul George.

Dicho movimiento para muchos será considerado otra gran gesta de Sam Presti, y con razón. Pero para los seguidores de Nueva York, será incomprensible. Y también tendrán mucha razón. Y es que lo más sorprendente no es el giro que han dado los acontecimientos, apareciendo por primera vez en el escenario los Oklahoma City Thunder, ni que Carmelo Anthony haya aceptado irse allí. Sino el «pack» que han recibido a cambio los de Nueva York por el que tantas fórmulas habían hecho algunos equipos para hacerse con él.

¿Qué reciben los Knicks a cambio de Carmelo Anthony?

Queriendo deshacerse de su estrella para empezar una reconstrucción donde el epicentro de esta sería Kristaps Porzingis, era de esperar que el nuevo «General Manager» de los Knicks, Scott Perry, buscará jugadores jóvenes que pudieran progresar para ser importantes en el futuro y un pick de primera ronda. Pues bien, en lugar de eso, han decidido aceptar un pack donde se encuentran Enes Kanter, Doug McDermott y una segunda ronda de los Chicago Bulls. 

Empezando por el principio, con Enes Kanter encontramos un gran problema para el sistema de juego y la progresión de otros jugadores. En primer lugar, porque en esa posición ya encuentras a jugadores como Joakim Noah y Kyle O’Quinn para aportar experiencia a un equipo que está destinado a naufragar por la NBA con el objetivo de estar lo más cerca posible del pick 1 en el próximo «draft». Eso sin contar que en la posición de pívot se encuentra Willy Hernángomez, jugador que en la pasada temporada y en este Eurobasket ya ha dado muestras de que puede ir a más y convertirse en un buen center. Por no mencionar que con Kanter cuentas con dos interiores (Noah es el otro) con contratos por encima de su aportación.

Por si no fuera suficiente, otra de las dudas que nos plantea este fichaje es que podría eliminar la posibilidad de ver a Porzingis como cinco y que Jeff Hornacek pruebe a jugar «Small Ball» con los Knicks.

En cuanto a Doug McDermott, los Knicks reciben a un jugador que a sus 25 años, parece estar muy por debajo del nivel que se esperaba de él. Posee poca capacidad defensiva, algo necesario en los exteriores Knickers. Su mayor faceta es la anotación, aprovechando su buen tiro exterior y algunas rachas de inspiración donde si es cierto que puede liderar al equipo en esa faceta. Aunque destaca por su irregularidad, factor que podría disimular este año dado la situación de los Knicks y que el nuevo fichaje, Michael Beasley, y Kristaps Porzingis van a ser las referencias anotadoras del equipo. Con suerte, en un equipo sin aspiración alguna y donde McDermott no va a tener que ser referencia alguna, el jugador puede conseguir una estabilidad en su juega y ser algo de lo que apuntaba. 

En cuanto al pick recibido, no cabe decir nada más que parece ser insuficiente. Los últimos movimientos ya dejaban claro que en Nueva York se empezaba un nuevo proyecto, pero la confirmación del traspaso de Carmelo Anthony nos deja ver que la reconstrucción en Nueva York es un hecho. Y que va para largo plazo. Por lo que por un «All Star», se debía esperar recibir como mínimo una elección de primera ronda.

Por lo que viendo esto, nos hace plantearnos un asunto, como ya sucedió cuando Indiana traspasó a Paul George dirección a Oklahoma (¿casualidad o magia de Sam Presti?). Y es:

 

¿Qué han dejado atrás los Knicks?

Todo en este caso es especular, ya que no tenemos confirmación de ninguna oferta que haya recibido Scott Perry en sus oficinas, sí que nos podemos imaginar, dado a los equipos interesados, que ofertas pueden haber dejado marchar los Knicks.

Carmelo Anthony

Fuente: Keith Allison (CC)

En los dos últimos días había empezado a coger forma la opción de Portland Trail Blazers. Y parecía que hasta Carmelo Anthony estaba dispuesto a formar un big three allí. Para empezar, allí Portland sí que podría haber enviado una primera ronda (OKC no posee ninguna). Y también algunos jugadores jóvenes y otros de rotación, como Moe Harkless, por quién ya presentaron interés en Nueva York: Meyers Leonard y Al-Farouq Aminu.

La otra gran opción eran los Houston Rockets, quienes parecían los claros favoritos. En este caso, por parte de los Rockets, Scott Perry hubiera tenido imposible hacerse con ninguna ronda. Pero al tener que haber un tercer equipo involucrado en el traspaso, era posible que obtuvieran alguna y algún que otro joven jugador.

Ahora ya todo eso nos quedan en especulaciones y profundas frustraciones. Por lo que el aficionado «Knickerbocker» se debe preguntar.

 

¿Qué rumbo va a tomar la franquicia?

La respuesta es clara. El más profundo y oscuro «tanking». El que pueda ser el último año antes de la reforma que va a hacer la NBA en cuanto a las posibilidades de cada equipo para hacerse con el número 1 del draft, va a ser un draft cargado de talento.  Muchos equipos van a querer sumar muchas derrotas para hacerse con un top 5 que promete. Con jugadores como Michael Porter, Marvin Bagley, Luka Doncic o Deandre Dayton.

 


 

Ahora ya solo cabe esperar que llegue la fecha del Draft 2018 y ver que joven promesa se une a Kristaps Porzingis para volver a poner a la franquicia de la Gran Manzana entre los mejores equipos de la NBA. Siempre y cuando la directiva lo permita.

 

Foto: Scott Daniel Cooper  / starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This