Conecta con nosotros

Mercado

Traspasar por Paul George sería un error para los Lakers

Paul George

Erik Drost (CC)

A falta de tan solo dos días para que tenga lugar uno de los eventos más destacados del año NBA, el Draft, la liga se ha visto sumergida en una espiral de rumores y noticias impactantes que parece no tener fin. En el epicentro de dicha espiral, encontramos a una franquicia acostumbrada a estar rodeada de focos, Los Angeles Lakers, y su acompañante en este baile de emociones es un invitado un tanto inesperado, la (por ahora) estrella de los Indiana Pacers, Paul George.

Como bien fue anunciado hace unas horas, Paul George dejó bien claro a su franquicia que no renovaría en 2018, año en el que finaliza su contrato, y que Los Angeles Lakers iban a ser su prioridad como próximo equipo. Esto ha llevado, lógicamente, a que Pacers busque sin descanso un traspaso que les permita conseguir algo de valor por un hombre que saben perfectamente que en 12 meses dejará sus filas, una tarea verdaderamente nada fácil. Así pues, aunque han sonado otros equipos, incluyendo Cleveland Cavaliers, para intentar pujar por George, parece que en esta ocasión serían los angelinos los que contarían con la delantera a la hora de buscar una operación por el jugador estrella, aunque actualmente carezcan de la competitividad necesaria para tener un papel de relevancia en el desarrollo de la liga.

Keith Allison (CC)

Para comenzar a tratar qué podrían ofrecer Los Angeles Lakers para acceder lo más rápido posible a Paul George y evitarse que cambie de opinión con respecto a su decisión del año que viene, hay que tener en cuenta que, tal y como informado por Adrian Wojnarowski, de The Vertical, los angelinos no buscan desprenderse ni de su elección de la pasada temporada, Brandon Ingram, ni del pick 2 que ostentan este año, una decisión bien acertada. ¿Por qué hacen bien al no querer ofrecer ninguna de esas dos piezas para traer a una considerada superestrella de la liga como Paul George? Principalmente porque no hemos de olvidar que toda operación que se lleve a cabo por Paul George, tendrá una clara fecha de caducidad, por lo que ofrecer assets a tan largo plazo como los mencionados no haría ningún bien a los planes de futuros de la franquicia.

Así pues, habiendo ya descartado aquello que sabemos que Los Angeles Lakers no pondrán sobre la mesa, toca hablar acerca de lo que sí están dispuestos a invertir, algo sobre lo que de nuevo Wojnarowski (qué raro) ha informado al mundo. Según indica, los Lakers sí estarían dispuestos a ofrecer a Jordan Clarkson, Julius Randle y el pick 28 con el que cuentan para este Draft. A priori ya parece claro que el valor ofrecido es muy alto, pero vamos a estudiar un poco más a fondo la condición de las piezas mencionadas, puesto que ello puede llevarnos a cambiar un tanto la percepción que tengamos sobre la oferta.

Keith Allison (CC)

Para comenzar, Jordan Clarkson no ha tenido ni mucho menos su mejor temporada en la NBA, con un rendimiento considerablemente irregular que le llevó a acumular bastantes malas rachas. A pesar de eso, hay que recordar que en su mismo equipo, y además en esta pasada temporada, hemos podido ver cómo un hombre parecía resurgir de sus cenizas para aportar un nivel que apuntaba a haber perdido hace años: Nick Young. Si a sus 32 años Nick Young ha podido volver a poner muchas sonrisas en las caras de los aficionados, ¿es realmente el momento de pensar que un hombre como Clarkson, con 25 años cumplidos hace un par de semanas, ha llegado ya a su techo? Desde luego no sería demasiado lógico pensar en ello.

Por otra parte nos encontramos con Julius Randle, el cual hasta hace bien poco, y en teoría así sigue siendo, era considerado como una pieza central del núcleo joven de Los Angeles Lakers. El ala-pívot ha demostrado ciertas limitaciones tanto en el aspecto defensivo como en el aspecto ofensivo del juego, viendo su impacto reducido por su poco acierto al alejarse del aro, pero apesar de ello sigue poseyendo un gran potencial. Un jugador de su carácter, cualidades físicas y habilidad con el balón en las manos cuenta con una proyección tremendamente versátil en lo que a su juego respecto, por lo que ponerle sobre la mesa dado que dentro de poco requerirá una renovación de su contrato, en lugar de priorizar el precisamente renovarle, podría acabar siendo un gran error.

Erik Drost CC)

Para finalizar, el pick 28 podría de la misma forma aportar un jugador de rol muy interesante de cara al futuro, aunque lógicamente esta elección es la que más interrogantes supone de las tres piezas puestas sobre la mesa. La conclusión final nos lleva a pensar que, si realmente están dispuestos a ofrecer las piezas mencionadas, en Los Angeles Lakers parecen no estar tomando demasiado en consideración el valor de futuro que «echarían a perder» a cambio de un jugador que en 12 meses, a pesar de haber comprometido sus intenciones con ellos, podrían marcharse en busca de un proyecto más competitivo del que sin lugar a dudas encontrará en LA para ese entonces. No hay que olvidar que Lakers tiene comprometidos hasta 32 millones de dólares con los contratos de Luol Deng y Timofey Mozgov hasta prácticamente 2020, dos jugadores que dado su rendimiento y condiciones contractuales, son actualmente imposibles de mover. Así pues, hemos de pensar que de llevarse a cabo la operación discutida, Los Angeles Lakers perderían un buen conjunto de piezas jóvenes a cambio de una estrella que, aunque devolvería la ilusión a muchos, nada podría hacer para sacar del fondo de la competición a una franquicia que hay que tener claro todavía se encuentra en pleno proceso de reconstrucción. Como se suele decir, las prisas son malas consejeras, y en este caso no resulta ser una excepción.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This