Conecta con nosotros

NBA

Toronto deja de lado a Jonas Valanciunas

El pívot lituano tiene cada vez menos presencia con los Raptors, y su futuro podría pasar lejos de Canadá.

Valanciunas cada vez juega menos con los Raptors.

Keith Allison (CC)

El baloncesto está cambiando. Hablando más concretamente, ya lo ha hecho. En estos tiempos que corren en los que muchos tienen alergia a la zona y la anotación interior es casi esporádica, aquellos jugadores que podrían haber dominado el juego se están quedando obsoletos. Muy pocas franquicias apuestan por un sistema en el que sus hombres altos sean las máximas referencias en el esquema, o al menos, los prototipos de pívot clásico. Ya no se entiende que el elegido en la posición de cinco no domine todas y cada unas de las facetas de este deporte. Muchos se han quedado anclados con esta evolución del baloncesto, y uno de ellos está siendo Jonas Valanciunas.

En su sexta temporada en la NBA, el jugador lituano no está siendo capaz de adaptar sus virtudes a esta nueva realidad sobre las canchas. Él lo sabe, y por supuesto también lo hacen los Toronto Raptors. Desde su año como sophomore en Canadá, la presencia de Valanciunas ha ido decayendo irremediablemente ante la búsqueda de soluciones de su técnico Dwane Casey. Por ello, los minutos del pívot europeo en este curso han descendido hasta los 20 pese a mantener la titularidad. La competencia nunca fue más fuerte.

El sonado fichaje de Serge Ibaka, la mejoría de Lucas Nogueira y Pascal Siakam, y la irrupción en el panorama «norteño» del rookie OG Anunoby, empujan partido a partido al lituano al borde del abismo, o más concretamente, de la frontera. La disminución en presencia e importancia de Valanciunas en los Raptors podría provocar que su General Manager, Masai Ujiri, intente sacar tajada con un hipotético traspaso, y más con su situación contractual.

El internacional por el combinado de Lituania firmó en 2016 una extensión por cuatro temporadas con Toronto con opción de jugador en la quinta. ¿Qué significa esto? Valanciunas está atado por lo que queda de la presente campaña y la siguiente, pudiendo elegir un destino nuevo en el curso 19-20. Eso, sumado a su asequible salario de 16 millones por año, puede convertir al pívot en un nombre a tener en cuenta en el mercado de traspasos. Ujiri tendrá la última palabra, pero es Casey el que debe demostrar con sus actos si quiere seguir contando con su, por el momento, center titular.

Eso sí, dos no acuerdan un cambio de cromos si uno no quiere. Valanciunas sería un activo más que atractivo en una posible lista de transferibles, no obstante, no muchas franquicias se rascarían los bolsillos por un pívot. Pero haberlas, las hay. Un destino que ha sonado en las últimas fechas son los Phoenix Suns. Según Zach Lowe, un intercambio entre Tyson Chandler y el lituano podría tener mucho sentido. Los de Arizona se hacen con un jugador de 25 años de sobradas y demostradas condiciones, mientras que los Raptors suban veteranía para un asalto a la Conferencia Este en Playoffs.

El periodista de ESPN también mencionó el nombre de los Orlando Magic como equipo interesado, aunque el puesto parezca cubierto con Vucevic y Biyombo. El quid de la cuestión siempre se encuentra en cómo encuadrar los salarios en un futuro próximo. Otro cuadro que podría sonar próximamente es el de Cleveland. Rumores han apuntado a que los Cavaliers podrían estar buscando un pívot ante, entre otras cosas, la lesión de Tristan Thompson. La opción de incorporar a un jugador como Valanciunas es, sin duda, tentativa, pero el precio sería elevado y más al estar hablando de rivales de Conferencia.

En la NBA no sobran jugadores de la talla del center lituano a esa edad. Con sus más de cinco años de experiencia, da la sensación de que Valanciunas no ha sido aprovechado debidamente. Esto se debe lógicamente a la evolución del baloncesto antes expuesta, aunque también Casey pudo darle más galones en la parcela ofensiva. Estamos ante uno de los hombres con más armas de espaldas al aro, pero no ha podido lucirlas en demasía ante el gran peso que suponen las figuras de Kyle Lowry y DeMar DeRozan. El ataque de los Raptors lleva tiempo pecando de monotonía con el excesivo uso de sus dos figuras, y esto agrava aún más el escaso rendimiento de Valanciunas (11 puntos por partido en su trayectoria).

Todavía es pronto para sacar conclusiones precipitadas, pero negar la caída del lituano en Toronto sería faltar a la verdad. El ascenso de sus compañeros de posición está devorando a un Jonas Valanciunas cada vez más apático ante su nueva realidad en el equipo que lo trajo a la mejor competición del planeta. El traspaso puede ser la mejor solución para jugador y franquicia, y seguro que en esta misma temporada conoceremos algún serio escarceo. Ujiri siempre se convierte en uno de los protagonistas del mercado, y su pívot puede ser su caballo de batalla.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This