Conecta con nosotros

NBA

Tom Thibodeau, despedido cuando mejor estaban los Wolves

¿Son Fred Hoiberg o Monty Williams un seguro de que los Wolves irán mejor que con el actual Thibodeau al mando?

Tom Thibodeau/Joseph Glorioso Photography (CC)

Los Reyes Magos han dejado un regalo sorprendente en la NBA. Los Minnesota Timberwolves, poco después de ganar a los Lakers por 22 puntos en el primer NBA Sundays del año 2019, despidieron a Tom Thibodeau tanto como entrenador del equipo como Presidente de Operaciones de la franquicia. Un movimiento totalmente sorprendente con el que el propietario Glenn Taylor busca un cambio de rumbo que salve la presente temporada.

Los rumores de despido del ex entrenador de los Bulls han sido frecuentes desde que comenzase todo el drama con Jimmy Butler y pareció estar muy cerca en varios momentos en los que Tom Thibodeau torpedeó algunos traspasos por el All-Star. Sin embargo, la office le siguió dando confianza para ver como integraba a los recién llegados desde Philadelphia, Robert Covington y Dario Saric, llegando a este siete de enero con unos Minnesota Timberwolves undécimos en la Conferencia Oeste con 19 victorias y 21 derrotas, a dos partidos de los Playoffs.

 

Sorpresa en minúsculas

Cuando algo lleva sonando tanto tiempo es imposible que sorprenda. Sin embargo, que los Wolves despidan a su entrenador ahora tras haberle dejado dos meses para adaptarse a la nueva plantilla y justo cuando comenzaban a llegar los resultados —dos victorias holgadas consecutivas— no es precisamente el mejor timing para acometer una decisión tan drástica y, además, de la manera como, según informan en The Athletic, lo han hecho.

Minnesota Timberwolves y los protagonistas de su mejora defensiva

Y es que, según, Jon Krawczynski, Tom Thibodeau salió a la conferencia de prensa de buen humor y sin imaginar lo que estaba por suceder. Ya en su despacho, fueron el GM Scott Layden y el CEO de la franquicia Ethan Casson los que le confirmaron esta decisión… 30 minutos después del final del partido. Poniendo a Ryan Saunders, hijo de Flip Saunders, como entrenador interino y con Layden asumiendo más carga de la front office ante el estupor de los jugadores que, de manera anónima, confirmaron a The Athletic que ha sido algo totalmente inesperado.

 

Y ahora, ¿qué?

No hay tiempo que perder en los Minnesota Timberwolves, quedarse anclados en esta crisis significaría el adiós definitivo a los Playoffs y ya están buscando al sustituto de Tom Thibodeau de manera definitiva.

El nombre que ha salido en todas las apuestas como en candidato número uno es el de Fred Hoiberg. El entrenador, despedido hace poco más de un mes por los Chicago Bulls, está sin equipo y vería con buenos ojos seguir en la NBA a pesar de que habían salido rumores de su interés de volver a entrenar en la NCAA, habiendo sonado para tomar las riendas de la prestigiosa universidad de UCLA.

Sería irónico que los T-Wolves hicieran el cambio de Tom Thibodeau por Fred Hoiberg, que fue el mismo que hicieron los Bulls en el 2015 con resultados cuestionables. Con Hoiberg, los Wolves tendrían a un entrenador con un juego más adaptado al siglo XXI donde los jugadores deberían sentirse más cómodos y menos exigidos en cuento a minutos se refiere. No obstante, falta por ver que sus ideas tengan éxito en la mejor liga del mundo, cosa que no ha ocurrido todavía.

Los Bulls despiden a Fred Hoiberg y rematan su nefasta gestión

Como GM, Woj ha sacado el nombre de Chauncey Billups, que ya estuvo en la franquicia dos temporadas como jugador entre el año 2000 y el 2002 y ya tiene experiencia en algunos despachos de la NBA aunque ahora mismo sea comentarista de televisión.

Otro nombre que unieron a los Wolves es el de Monty Williams, actual entrenador asistente de los Philadelphia 76ers. Williams tiene experiencia como primer entrenador en los banquillos NBA; de hecho, ya fue un serio candidato para firmar por la franquicia de Minnesota cuando llegó Tom Thibodeau; pero el fallecimiento de su esposa lo alejó del cargo.

No deberíamos tardar mucho en conocer la decisión de Glenn Taylor en un momento en el que cualquier derrota de más o mala racha condena a cualquier equipo.


Los Timberwolves han tomado una decisión de mucho riesgo con el despido de Tom Thibodeau. Los resultados estaban siendo más positivos poco a poco y solo una mejora increíble de los mismos ocultaría los problemas que tienen; mientras que un rendimiento similar o incluso una serie de derrotas seguidas por el lógico proceso de adaptación entre un nuevo entrenador y una plantilla serían el toque de gracia para un proyecto que aspiraba a asentarse ya en la zona alta del Oeste.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This