Conecta con nosotros

NBA

Terry Rozier o Marcus Smart, el siguiente dilema de los Celtics

Con la vuelta de Irving no hay sitio para Smart y Rozier juntos, así que uno de los dos saldrá.

Para Marcus Smart este será un verano clave en su futuro, quizás lejos de Boston Celtics | Guillermo Mayol (The Wing)

Para Marcus Smart este será un verano clave en su futuro, quizás lejos de Boston Celtics | Guillermo Mayol (The Wing)

Terminada una temporada con un final amargo, duro, pero con un regusto casi inmejorable viendo las lesiones; es momento para Boston Celtics de empezar a mirar hacia el futuro. En ese proceso deben tomar decisiones y les esperan un par de veranos duros, en los que tendrán que tomar decisiones con consecuencias y que posteriormente se tratarán de grandes aciertos o terribles fallos (siendo Danny Ainge, yo apostaría a lo primero).

Una de esas decisiones que tiene que empezar a fraguarse desde mañana mismo es la renovación o no de Marcus Smart. Como piezas de dominó, el futuro de Terry Rozier puede ir muy ligado a ello. Pero antes de nada, los números:

Marcus Smart termina contrato y será agente libre restringido. Se presupone que su salario anual estaría en el rango de $11-14M, aunque él mismo ya ha asegurado que cree merecer más que eso. Terry Rozier tiene un año más a razón de $3M y entonces también será agente libre restringido.

 

Parte 1: Marcus Smart

Con él los Celtics van a jugar al gato y el ratón. Esperarán a ver cuáles son las ofertas, valorarán si pueden (y sobre todo deben) igualarlas y entonces moverán ficha.

Lo más probable es que salga de Massachusetts porque hay varias franquicias con mucho dinero para gastar y poco que perder en el intento de como mínimo llenar sus pabellones y sacar algún aplauso a sus seguidores. De eso Marcus Smart sabe bastante.

 

Parte 2: Terry Rozier

Terry Rozier ha hecho unos grandes PlayOffs y eso subirá su caché | Guillermo Mayol (The Wing)

Terry Rozier ha hecho unos grandes PlayOffs y eso subirá su caché | Guillermo Mayol (The Wing)

Cuando decía que su futuro estaba ligado al de Smart hay que entender que Kyrie Irving se presupone que va a volver, estará sano y jugará mucho y muy bien para Brad Stevens. Eso significa que en el rol de secundario no hay minutos para los dos. Además, viendo los «PlayOffs» que se ha marcado el amigo Rozier quizás empieza a pensar que merece tener más peso y eso le obligue a buscar destino.

En el primero de los casos, renovación de Smart, Rozier debería hacer las maletas durante el verano o al inicio de la próxima temporada. Siendo tan bajo su salario seguramente entraran rondas en ese traspaso (cuidado con los movimientos pre-Draft).

En el segundo caso, si Smart no sigue en Boston, lo más posible es que Rozier siga como relevo de Irving y se quede muchos años en los Celtics. Ahora bien, todos sabemos que esto no deja de ser un negocio, así que hay una tercera parte implicada.

 

Parte 3: Boston Celtics

Al final lo único que importa es lo que sale más rentable a la franquicia. Ahí hay que hablar de dos aspectos: egos y dinero.

Dentro de dos temporadas (sin contar aún lo que se haga con Baynes y Smart este verano) los Celtics son el sexto equipo con más dinero comprometido. Por tanto, renovar entonces a Rozier puede ser una tarea complicada. El equipo que ha construido Ainge ya está terminado, ya pueden aspirar a ganar con lo que tienen; de ahí ese compromiso salarial. En cambio, renovando a Smart ahora por seguramente menos dinero de lo que pedirá Rozier en dos años les puede salir más rentable a la larga; sin entrar en si uno es mejor o peor que el otro.

En la batalla de los egos también sale ganando Smart por un sencillo motivo; todo el mundo le quiere pero nadie le quiere como estrella. Todo el mundo, él incluido, conocen cuál es su rol en una franquicia y eso implica casi con total seguridad la suplencia. Para los Celtics eso es perfecto, con Irving comandando y Jaylen Brown ejecutando también, el perro de presa no tiene que ser un «go to guy» sino más bien una herramienta. Con Rozier, que ha promediado más de 35 minutos y 16 puntos en esta postemporada, eso no está tan claro.

 


 

Solo Danny Ainge y quizá Brad Stevens saben con certeza lo que pasará (seguramente ni ellos a día de hoy) y realmente el mercado NBA está tan loco que muy probablemente Smart termine fuera de Boston este verano y con los bolsillos llenos. Pero si la NBA funcionara con cierta lógica muy probablemente Ainge firmaría el nuevo contrato de Smart con gusto y traspasaría a Rozier para seguir metiendo jóvenes baratos y con potencial en un «roster» que ya está listo para ganar. Lo dicho, de poco sirve la lógica y por ello los aficionados Celtics ya llevan meses preparándose para el adiós de Smart. Por lo menos les quedará Rozier entonces, ¿no?

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This