Conecta con nosotros

NBA

Los Suns y la terrible defensa que muestra sus problemas

Todos hemos visto la inexistente defensa contra Boston, ¿verdad? Solo una jugada exhibe varios de los problemas de los Suns.

Y si no la habéis visto, aquí está

Dos rebotes ofensivos y tres triples totalmente liberados. Esa es la secuencia defensiva de los Suns que se ha hecho viral. Y no sin motivo. Pero detrás se estos 16 segundos, si escarbamos un poquito, se esconden los graves problemas de los Phoenix Suns.

 

Los problemas de comunicación

El primer palo llega entre TJ Warren y Devin Booker. Los primeros segundos muestran como Warren estaba con Marcus Smart en el alero del lado débil. Aparece Booker con Kyrie Irving y tanto Devin como TJ se marchan en el corte de Irving.

Fallo de comunicación terrible. Uno de los principales problemas del equipo. Tyson Chandler ya no es el ancla defensiva que era y se echa de menos la presencia defensiva de PJ Tucker, un gran comunicador vocal. Error grave, pero si se quedase aquí sería un fallo de jóvenes «comprensible».

 

El triple y defensa

En la NBA actual el triple es básico, tanto en ataque como en defensa, y aquí los Suns tienen una laguna bestial. Son el segundo peor conjunto de la NBA en porcentaje de triples (33.1%) y el cuarto en porcentaje permitido a los rivales (38.4%).

Cuando Smart se queda solo en la secuencia se entiende no salir al triple: Smart es el peor tirador de toda la NBA. Perfecto, déjale tirar el primero. Pero cierra el rebote y no dejes que haya un segundo triple. Y si hay un segundo lanzamiento, entonces sí, sal a molestar.

 

El rebote defensivo y Tyson Chandler

Uno de los pocos aspectos en los que los Suns no eran negativos el año pasado era el rebote defensivo. El rendimiento de Tyson Chandler y Alex Len o jugadores como Warren y Tucker permitían a Phoenix ser un equipo de mitad de tabla (15º, 76.4% rebote defensivo).

Este año la salida de Bledose, un buen base reboteador, y sobre todo el no realizar el box out matan al equipo de Jay Triano. Bajan cuatro puestos y van a peor. Lo más probable es que terminen siendo uno de los diez peores rebotes defensivos y, como se vio en el partido, conceden demasiadas segundas oportunidades.

Nadie cierra el rebote. Ni si quiera un mínimo intento de molestar o buscar un cuerpo al que cerrar.

 


 

Lo más preocupante es la falta de intensidad y la desidia. Después de hacerle la cama a Earl Watson, los Suns funcionaron a buen nivel durante los siguientes partidos. Puro espejismo. Cerrar el rebote, la comunicación defensiva y los triples -todo relacionado- daña muchísimo y son tres de los peores problemas de este joven equipo.

Estos 16 segundos esconden mucho. Cierto es que el partido entre Celtics y Suns no tuvo intensidad, pero es imposible justificar una secuencia así.

Los Suns tienen todavía muchos problemas estructurales en defensa y ataque. Una plantilla muy verde, que necesita identidad, consistencia y buenas decisiones de una gerencia poco acertada. Hay mucho potencial -Booker, Warren, Jackson, etc- y buenos assets. De momento, poco más.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This