Conecta con nosotros

Mercado

Los Phoenix Suns preparan un trade para el Draft

Phoenix está inmerso en múltiples rumores de traspaso. Preparan lo que podría ser una maravilla o un fracaso monumental.

Digital Plume Hunter

La situación de traspasos y rumores lleva una semana al rojo vivo. Ya van tres «trades», todos de gran relevancia, y los rumores indican que pueden llegar más de estos. Para que se produzca algún movimiento de grandes dimensiones, como la llegada de una nueva estrella a los Cavs, se necesitaría un tercer equipo.

 

Las dos opciones de los Suns

Ryan McDonough, «General Manager» de la franquicia de Arizona, es uno de los ejecutivos más intervencionistas de la liga. Todas las temporadas protagoniza algún traspaso y en el último «Draft» fue uno de los ganadores al hacerse con Dragan Bender y Marquese Chriss. Un GM muy criticado por el pésimo traspaso de Isaiah Thomas, aunque el resto de sus movimientos hayan sido positivos. Se trata del GM más joven de la NBA.

Con el pick cuatro, dos elecciones en segunda ronda y «assets» como Eric Bledsoe o Tyson Chandler y un grupo de jóvenes, muy raro sería que Phoenix no hiciese movimientos antes o durante el Draft. De hecho todo apunta a que así será, que los Suns se moverán sí o sí.

Ahora mismo se presentan dos opciones principales de trapsaso y en ambas situaciones los de Arizona serían el tercer equipo del movimiento. En la primera, la que menos gusta a los aficionados, los Suns recibirían un jugador consolidado, como Kevin Love, a cambio del pick cuatro o de jóvenes. La segunda sería recibir algún contrato tóxico, como Luol Deng, y una compensación en forma de primera ronda.

 

Rumores y más rumores

La rumorología no frena y no es menos con los del desierto. Se les ha relacionado con los Cavaliers como el tercer equipo de un traspaso a tres bandas que llevaría a Jimmy Butler o Paul George a Ohio. Respecto a esto, McDonough dijo que no tiene ningún problema en ayudar en estos traspasos, pero siempre que sea positivo para el equipo.

También se habla de la posibilidad de «trade-up». Los picks de Lakers y Celtics se aparecen muy atractivos a los ojos de los Suns. Aunque ahora con el traspaso de D’Angelo Russell, que garantiza que los Lakers irán a por Lonzo Ball, y unos Celtics que irán a por uno de los tres «forwards» que le interesan a Phoenix, parece menos probable esta opción.

Por último, Chris Baynes apuntó que los Suns estaban en negociaciones con los Clippers por DeAndre Jordan, aunque rechazaron enviar a Tyson Chandler y el pick cuatro. También negociaron con los Knicks por Kristaps Porzingis, pero Phil Jackson pidió demasiado (Devin Booker y el pick cuatro) y rechazaron la oferta.

Fuente: James Gordon Patterson

La presión, sobre Ryan McDonough

El traspaso que más cerca estuvo de realizarse fue el de Jimmy Butler a Cleveland, que llevaría a Kevin Love a Phoenix y el pick cuatro a Chicago. Love es un jugador que encaja a la perfección en los Suns y donde veríamos de nuevo una versión letal como la de los Wolves. Sin embargo, ¿le interesa esto a Phoenix? No.

El ala-pívot es un jugador para ganar ya, mientras que el proyecto de Arizona mira al medio y largo plazo. No tienen ningún sentido adquirir a Love a cambio de una elección que significaría añadir otro joven de gran potencial. Entonces, ¿por qué hace esto McDonough? Por la presión de Robert Sarver.

Sarver, el polémico propietario de la franquicia, quiere que el equipo se meta ya en «Playoffs». A final de temporada prorrogó el contrato de Ryan por un año más, pero bien podrían ser sus últimos meses en Phoenix. La realidad es que, a pesar de las críticas generalizadas, ha formado uno de los proyectos jóvenes más interesantes de la NBA tras la destrucción del proyecto de las 48 victorias en 2014.

McDonough siente la presión de tener meses de contrato restante. Sarver no está satisfecho y solo quiere llegar a la postemporada. No le importa en que punto esté el proyecto actual, un grave error. Pero por supuesto, un duro condicionante que no permite al GM hacer bien su trabajo.

 


 

¿Qué debe hacer McDonough? La presión de Sarver no se puede ignorar, por lo que algo debe hacer. Destrozar el proyecto joven no tiene sentido, pero tampoco no moverse. Lo más inteligente que puede hacer McD es montar un «young core» como el de Minnesota. Es decir, buscar algún traspaso en el Draft utilizando a Eric Bledsoe, Tyson Chandler y futuras rondas para crear un grupo de jóvenes atractivo y que convenzan a Sarver.

La travesía por el desierto de Arizona no termina. Ya son siete temporadas sin Playoffs y todo apunta a que sumarán la octava. Tirar el proyecto actual por la borda sería eliminar el trabajo de años. Las derrotas y el sufrimiento de años. Phoenix tiene la oportunidad de volver a ser grande y es una oportunidad que no pueden desaprovechar.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This