Conecta con nosotros

NBA

Steve Kerr; lo bueno, si breve, dos veces bueno

¿Podrá Steve Kerr tener una larga carrera como entrenador pese a sus problemas de salud?

James Gordon Patterson

Los Golden State Warriors están haciendo historia: dos anillos de la NBA —y un tercero que se les escapó de forma casi incomprensible—, la mejor Temporada Regular de siempre con 73 victorias y solo 9 derrotas y varios premios individuales que retroalimentan a equipo y plantilla. Este róster, muy complicado de ver en otra franquicia en el futuro —parece increíble juntar a dos MVP, un DPOY y a un All-Star TOP5 en su posición—, no sería posible de imaginar exactamente así si no fuera por tener a Steve Kerr en el banquillo.

En este complejo puzzle que han montado en Oakland… ¿Cuál es la pieza débil? En un primer momento, la respuesta sencilla es pensar en Klay Thompson o en Draymond Green si, en algún momento, se cansan de estar tan a la sombra de Kevin Durant y Steph Curry; pero… ¿podría serlo Steve Kerr?

El ex-jugador está teniendo una carrera tan increíble como inmediata como entrenador principal de la NBA, ya ha ganado un premio a mejor entrenador del año y ha conseguido transformar un equipo atractivo de ver en un equipo campeón. Pero no todo han sido un camino de rosas en su carrera profesional, sus problemas de salud le han mantenido lejos de los banquillos tanto en la temporada 2015/16 —medio año lo sustituyó el actual entrenador de los Lakers Bill Walton— como en la 2016/17 —se perdió 11 encuentros de PlayOffs—.

Pese a no estar totalmente recuperado, su objetivo de cara a esta campaña es aguantar todo el año sin mayores incidencias que las que se provoquen en el parqué. Pero Steve Kerr no se contenta solo con eso, sino que va más allá y espera tener una larga carrera como entrenador.

 

¿Cómo afecta esto al equipo?

Evidentemente que la baja del entrenador no es lo mismo que cuando no puede vestirse de corto alguno de tus jugadores importantes; pero por no meter directamente los puntos no quiere decir que su no presencia no se note. La baja de Steve Kerr no ha parecido ser un problema en los últimos ejemplos mirando los resultados, pero la plantilla necesita contar con su head coach para estar totalmente concentrados en el juego y no en la salud de una persona importante para ellos —más en un equipo donde todo está siendo tan perfecto que parece haber una relación especial entre todas las partes— y también para tener a un guía que les dirija en los encuentros, sobre todo en los que las cosas no salen bien.

 

Steve Kerr, una retirada a tiempo puede ser otra victoria

Keith Allison (CC)

Con la trayectoria que ha tenido hasta ahora, es indudable que al exjugador de Bulls y Spurs no le faltará trabajo en muchos años, ya sea en los mismos Golden State Warriors o en otro equipo. Además, sería una locura para todo el mundo que Kerr se fuera en un corto plazo de la Bahía viendo la supuesta superioridad con la que contarán en los próximos años, siendo favoritos para ganar varios anillos más.

Pero… ¿y después qué? Habrá algún momento en que KD, Curry & compañía no sean tan dominantes, un momento en que otros equipos mejoren y les puedan jugar de tú a tú y, en definitiva, un momento en que los Warriors habrán cerrado una etapa para comenzar otra nueva.

Si Steve Kerr de verdad tiene unos problemas de salud que le impiden estar al 100% en la posición que ocupa no tiene sentido alargarla de manera innecesaria después de haber llegado a lo más alto varias veces. Dejar los banquillos en la cresta de la ola podría ser la despedida ideal para un entrenador que marcará un antes y un después en la historia de la franquicia. Además, antes de ser entrenador ya fue directivo (de los Phoenix Suns) y comentarista de televisión; dos puestos relacionados con la NBA que no cuentan con la misma presión que el de entrenador principal y en el que su caché también se ha visto revalorizado en los últimos años.

 

Siendo la última opción

Sí, Steve Kerr debería valorar seriamente no contar con una carrera como entrenador larga si sus problemas de salud persisten; y más viendo el éxito que ya ha tenido. Pero no, el deseo no es que deje de ser entrenador. Si comienza a completar una temporada tras otra sin ser baja en algún momento y se siente al 100%, el universo de la NBA estará muy contento de poder verle en sus banquillos. Aunque, según como vaya el futuro de los Warriors, siempre puede considerar que dejar una imagen idílica de su etapa en los banquillos, no vaya a ser que tengan un ciclo dominador increíble y, después de ello, su carrera solo pueda ir «hacia abajo».

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This