Conecta con nosotros

NBA

¿Hasta dónde pueden llegar los Spurs con Kawhi Leonard?

Los de San Antonio han sabido sobrevivir sin su estrella, ahora queda saber cuál es su techo con ella.

Kawhi Leonard San Antonio Spurs

¿Será suficiente la vuelta de Kawhi Leonard para luchar por el reinado del Oeste?

Los San Antonio Spurs siguen en la cima. Este verano se ha vuelto a decir que el equipo era flojo, que ya no eran los de antes y que no podrían aspirar a quedar entre los cuatro primeros en un competitivo Oeste. Los chicos de Gregg Popovich una vez más han callado la boca de todos sus detractores y tras 27 partidos van terceros de su conferencia con un récord de 19-8. Sí, y todo esto sin Kawhi Leonard.

La gran estrella de los Spurs está a punto de recuperarse de la lesión del cuádriceps derecho que le ha tenido apartado de las canchas desde los pasados «playoffs» y se espera que su vuelta se produzca ante los Mavericks esta misma semana. A pesar de su ausencia, los Spurs han sabido mantener el tipo perfectamente y ahora con su vuelta el equipo puede dar un paso adelante y luchar por el liderato del Oeste.

Pero no todo es tan fácil. Kawhi Leonard tanto para bien como para mal cambia el sistema de juego de los de San Antonio que tan bien está funcionando ahora mismo. Desde The Wing vemos necesario analizar cómo va afectar su vuelta a los actuales líderes del equipo y si realmente los Spurs con él son candidatos a luchar con Warriors y Rockets.

 

¿Qué jugadores han sido importantes durante su ausencia?

Todos. Aquí es donde radica el éxito de los San Antonio Spurs, hasta un total de 13 jugadores han jugado un mínimo de nueve minutos por partido (contando solo aquellos que hayan disputado al menos 5 partidos). La falta de su superestrella ha sido respondida con un incremento del rendimiento de la plantilla en general que ha permitido al equipo conseguir grandes resultados.

A pesar de esto, está claro que hay jugadores que han sido más importantes que otros. Nadie puede poner en duda el paso adelante que ha dado LaMarcus Aldridge. Está disputando su mejor temporada desde que llegó al equipo texano y con sus 22.7 puntos, 8.1 rebotes y 2.2 asistencias es el auténtico líder ofensivo del equipo. Casi todos los balones pasan por el y está teniendo su tercer mejor año en cuanto a efectividad en lo que a tiros de dos se refiere.

Su compañero de pintura, Pau Gasol también ha tenido un rendimiento destacable. Parece que los años no pasan en el cuerpo del español y se encuentra en un mejor estado físico que en las últimas temporadas. Sigue siendo una opción más que fiable ofensivamente hablando y defensivamente está dando un nivel superior de lo esperado. Junto a Aldridge forman una pintura muy resolutiva en ataque pero también consistente en defensa.

Guillermo Mayol (The Wing)

Rudy Gay es otro de los que ha dado un paso al frente. Se le fichó este verano para ser uno de los mejores sextos hombre de la liga, y por el momento lo está consiguiendo. Con 12.4 puntos por partido se ha convertido en el máximo exponente de un gran banquillo y Pops ha conseguido que participe más en el juego colectivo del equipo. Pocas pegas se puede sacar al rendimiento de un gran anotador que está en la etapa más madura y centrada de su carrera.

 

La importancia de los secundarios

Pero si hablamos de los Spurs no podemos dejar a todos esos secundarios que sin tener tanto nombre o repercusión son los pequeños culpables de la buena situación del equipo. El «backcourt» formado por Patty Millls y Danny Green está funcionando a la perfección. Ninguno de ellos tiene tendencia a amasar el balón lo que provoca que los ataques de los de San Antonio siempre estén caracterizados por una rápida circulación de balón.

En este tipo de esquemas donde el juego colectivo es lo que prima, Kyle Anderson se adapta a la perfección. El de Nueva York es un alero con las capacidades de un base y está rindiendo como nunca antes lo había hecho. Con 8.9 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias es un jugador determinante a todos lados de la cancha y que se adapta a la perfección al sistema del equipo. Poca necesidad de protagonismo y lectura del juego muy inteligente. Alguien nacido para jugar con Gregg Popovich.

Guillermo Mayol (The Wing)

Pero estos San Antonio Spurs no se resumen en solo eso. Jugadores como Dejounte Murray están disfrutando de más minutos que el año pasado y están rindiendo a un gran nivel a ambos lados de la pista. Y tampoco podemos olvidar a Joffrey Lauvergne, Davis Bertrans, Bryn Forbes o Brandon Paul, jugadores que para algunos pueden ser completos desconocidos pero que han encontrado su sitio en la rotación y que cuentan una importancia considerable en los planes de Pops.

 

La vieja guardia sigue dando guerra

Por si todo esta cantidad de nombres no fuese suficiente, Tony Parker y Manu Ginobili siguen al pie del cañón. El primero solo ha disputado seis partidos debido a las lesiones pero cuando ha jugado ha rendido a un nivel más que aceptable. 8.7 puntos y 4.8 asistencias en 17.8 minutos demuestran que la calidad no se pierde con la edad.

El caso de Manudona parece ya hasta de ficción. No solo es que a sus 40 años, sí 40, siga siendo de utilidad en el equipo, sino que ha sido clave para conseguir ciertas victorias como es el caso del triple que metió para ganar el partido ante los Celtics hace tan solo unos días.

Guillermo Mayol (The Wing)

Los dos últimos resquicios de unos Spurs de leyenda siguen siendo pesos pesados en el vestuario y su nivel no deja dudas a nadie de que son dos de los jugadores más especiales que ha tenido la liga en estos últimos 15 años.

 

Entonces, ¿cuál es el techo con Kawhi Leonard?

Lo primero que hay que tener claro es que no sería raro que el alero tardase un tiempo en adaptarse al ritmo de competición. Su lesión ha sido cuanto menos extraña y necesitará un tiempo de rodaje. Lo segundo es que esto no es un videojuego donde las piezas encajan a la perfección. Ahora mismo los Spurs están funcionando gracias a un sistema donde el balón pasa de jugador a jugador de forma rápida y donde el juego no se centra en una sola persona.

Kawhi Leonard no es una estrella egoísta pero si que es alguien habituado a tener el balón en sus manos y jugarse algunas jugadas en un 1vs1. Jugadores como Aldridge que habían tomado más importancia con su ausencia, se tendrán que volver a adaptar a su juego y eso puede provocar el fin de su buen rendimiento.

170514 SAS at GSW-21

Dejando de lado estas posibles complicaciones, Leonard va a elevar el juego del equipo a otro nivel. En primer lugar vuelve a la NBA el mejor defensor la liga y la lógica ancla de esta faceta de los Spurs. El alero es uno de los pocos capaces de mejorar la defensa de uno de los mejores equipos atrás de la liga (terceros en «deffensive rating», 104.18).

Respecto al ataque está claro que el sistema va a cambiar pero no podemos olvidar que Kawhi Leonard es uno de los anotadores más efectivos de la NBA. Los Spurs recuperan a su arma más letal y eso nunca puede ser negativo. Donde más se va a notar es en los partidos atascados contra equipos defensivos ya que por fin el equipo va a tener su gran referencia ofensiva.

 


 

¿Podrán plantarle cara a los Warriors y los Rockets? Pues habrá que ver como vuelve Leonard, pero parece que este año si las lesiones les respetan los San Antonio Spurs vuelven a estar en las quinielas por llevarse el trono del Oeste. Con un Kawhi Leonard al nivel del año pasado, Aldridge rindiendo como hasta ahora, un banquillo reforzado y un entrenador que ya no necesita demostrar que es uno de los mejores de la historia, nadie puede dar por muerto a este equipo.

Un año más la NBA daba a los Spurs como muertos y un año más los chicos de Popovich se han resistido a entrar en el cementerio.

 

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This