Conecta con nosotros

Playoffs

Los Sixers dan un golpe definitivo en Miami

Los Sixers, con Simmons a la cabeza, ponen rumbo a «semis»/Martín Santana (The Wing)

La eliminatoria que más aroma de Playoffs desprende sigue igual de entretenida. Defensa, intensidad, piques, provocaciones, protestas… Todo lo que puedas desear que tenga una eliminatoria de postemporada, esta lo tiene… Salvo un marcador igualado. Porque sí, los Sixers vencieron 106 a 102 en Florida y van tres victorias a una a pesar del mal partido de Joel Embiid (14 puntos con un 18% de acierto en TC) y a las 27 pérdidas que llegaron a hacer durante todo el encuentro; y es los hombres de Brown van en serio.

Spoelstra y los Heat impusieron un juego de trincheras, en el barro, al más puro estilo Playoffs del Este. La defensa, con un Hassan Whiteside inusualmente enchufado, ahogó a Ben Simmons y, sin su motor, toda la ofensiva visitante se colapsó hasta el último cuarto. Pero fueron esos 12 últimos minutos la sentencia de los Heat y la confirmación de los 76ers como un proyecto destinado a dar guerra y que, como experiencia, han avanzado tres años de proceso en esta eliminatoria.

 

Ben Simmons, principio y final de los Sixers

El casi  rookie australiano tiene una importancia sideral y su rendimiento en pista es el rendimiento de todo su equipo. Con sus 17 puntos (61.5% en tiros de campo), 13 rebotes y 10 asistencias; Ben Simmons es el quinto novato en hacer un triple-doble en un partido de Playoffs y el primero desde un tal Magic Johnson en el 1980.

Las pérdidas (7) y un amago de tangana con un James Johnson, con el que venía picado desde el Game 3, en la primera mitad dieron paso a un dominio del ritmo del juego casi total en los dos cuartos siguientes y metiendo a todos sus compañeros en el partido; a Embiid dejando a un lado el ataque y siendo importante en la labor taponadora con cinco «chapas» y a JJ Redick con un triple clave en los instantes finales. Hasta fue clutch con este mate espectacular en el último minuto:

Los Heat, de 9.5

El partido está para que hablemos de estos Miami Heat y solo el marcador final ha provocado que los Sixers ocupen los titulares. Supieron jugar en ataque, mostraron un nivel defensivo fantástico y solo los tiros libres y el último cuarto fueron los borrones de su ficha, ¿demasiado castigo para este equipo?

Josh Richardson está siendo el mejor jugador de los de Spoelstra en esta eliminatoria. Se complica lo menos posible en ataque y se centra en aportar en todo lo demás. Su partido de hoy es merecedor de mención especial con 10 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias, 7 robos y parando durante muchos minutos a Simmons.

Dwyane Wade volvió a ser el alma de este equipo y a recordarnos que por el talento no pasan los años. 25 puntos en 26 minutos y 11 de ellos en el último cuarto (de los 19 de su equipo). Su importancia va más allá de su juego, es el líder cuando el balón quema; y es que con ese carácter ganador se nace, no se puede entrenar.

Por último, hay que hablar de Hassan Whiteside. Defenestrado en los primeros partidos, ha tenido más minutos y aunque está muy lejos de su mejor nivel, sus 13 puntos y 13 rebotes son un buen punto de inicio aunque, quizás, llega demasiado tarde.


Los Sixers lo tienen toro de cara para llegar a las semifinales de Conferencia, con el siguiente enfrentamiento de nuevo en Philadelphia. Ben Simmons sigue a un gran nivel y todavía se espera al mejor Joel Embiid, molesto con la máscara. Los Heat volverán a dar guerra, pero parece que han perdido su gran oportunidad con esta última derrota.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This