Conecta con nosotros

Mercado

Sean Marks hace de Brooklyn el mejor vertedero de contratos NBA

Los movimientos de Marks van por el mismo camino desde 2016 y sus ideas empiezan a dar frutos para los Nets.

Kenneth Faried

Kenneth Faried es la última incorporación de Sean Marks para os Brooklyn Nets | Howcheng (CC)

Los Brooklyn Nets se han movido en estas últimas horas con dos traspasos. Primero, enviando a Jeremy Lin a los Atlanta Hawks; y después, absorbiendo los contratos de Kenneth Faried y Darrell Arthur desde Denver. Son traspasos menores, pero muy valiosos para la idea que tienen los Nets.

O mejor dicho, la idea que tiene Sean Marks: convertir a Brooklyn en el mejor vertedero de contratos tóxicos de la NBA.

 

El aprendiz de RC Buford

Un poco de contexto. Marks firmó en febrero de 2016 para hacerse cargo de la reconstrucción de los Nets post-jurásicos (ese loco intento de Billy King por ganar la NBA en 2014 con una plantilla hecha para triunfar en 2009) y la situación que tenía delante era desalentadora.

Se encuentra con un roster de calidad limitada, plagado de jugadores de rol y con Brook Lopez como activo principal. El año anterior a su llegada alcanzan los Playoffs y caen en Primera Ronda, pero en 2016 iban a firmar uno de los peores cursos de la historia de la franquicia (21 victorias). Además tiene lo mejor del legado de Billy King: el traspaso con los Celtics por Pierce y Garnett. Apenas tendrá capacidad para montar equipos competitivos y las primeras rondas de 2016, 2017 y 2018 serán de Boston.

Sean Marks ha demostrado desde entonces ser un más que digno aprendiz de las enseñanzas “spursianas” de RC Buford y Gregg Popovich. Un ejecutivo cada día más reconocido en la NBA por su impoluto trabajo desde que asumió la complicadísima tarea de redirigir a estos Nets.

 

¿Qué ha hecho Sean Marks estos dos años?

Dentro de un mes se cumplirán dos años desde que Sean Marks está al frente de los movimientos de los Nets. Dos años de movimientos, en su mayoría menores, que dejan para 2019 a Brooklyn en una posición muy positiva. Veamos lo más destacado.

 

1 – Traspaso de Thaddeus Young a los Pacers: Caris LeVert + segunda ronda protegida

En el Draft de 2016 fue criticado este movimiento por sacar poco a cambio. Analizándolo ahora y comprendiendo el valor de las primeras rondas para los equipos, tiene sentido. Más cuando Young es un jugador de rol que cada vez encaja menos en la NBA moderna y Caris LeVert, jugador en el que gastó la primera ronda recibida, funciona muy buen como complemento exterior.

 

2 – Firma de Spencer Dinwiddie a un contrato multi-anual

Sean Marks se hartó esos meses a firmar jugadores. La falta de talento le llevó a probar a decenas de nombres diferentes hasta dar con la clave. ¿El punto fuerte? Les firmaba por contratos multi-anuales a bajo sueldo y con opciones de equipo y partes sin garantizar. Así, si el experimento fallaba, era fácil deshacerse del salario; y si la operación funcionaba, tenías un jugador atado a precio de ganga. El ejemplo perfecto es Dinwiddie y los tres años por menos de tres millones que tiene de contrato hasta el próximo verano.

 

3 – Traspaso de Bogdanovic a Washington: Nicholson + Thornton + primera ronda 2017

El croata terminaba contrato y, en el trade deadline de 2017, los Nets necesitaban primeras rondas más que nunca. Sean Marks consiguió la primera ronda, incluyó el contrato de Chris McCullough y tendría a Nicholson bajo contrato para la siguiente temporada. ¿Lo mejor? Usó la primera ronda meses después en Jarrett Allen.

 

4 – Usar a Brook Lopez para traer a D’Angelo Russell

Poco antes del Draft 2017 Sean Marks realizó su traspaso más mediático y el que, de momento, peor ha funcionado hasta la fecha. A Lopez le quedaba un año de contrato e incluso renovándole, los Nets no volverían a ser competitivos durante los mejores años de Brook. Usó la primera ronda que recibió de Boston en su día Billy King en el trade de Pierce y Garnett para comerse el contrato de Timofey Mozgov y conseguir a Russell.

D’Angelo apenas ha tenido continuidad en su úni año con los Nets debido a las lesiones y a la irrupción de Dinwiddie, pero el talento sigue ahí. Otro factor que emborrona el traspaso es el jugador que eligieron los Lakers con la primera ronda enviada: Kyle Kuzma.

 

5 – Absorber a DeMarre Carroll: Justin Hamilton x Carroll + primera ronda 2018

Sin talento diferencial, sin rondas y sin atractivo para fichar en el mercado, la mejor manera de traer talento era comerse más contratos que en otros equipos fuesen tóxicos y pedir rondas a cambio. En este caso, Carroll y sus dos años y 30 millones por una primera ronda (envió a Justin Hamilton a Toronto).

 

6 – Traspaso por Allen Crabbe a cambio de Andrew Nicholson

La pieza que quedaba del traspaso de Bogdanovic (aparte de Allen) y con atractivo como role-player. Encaja poco con lo que pedía el entrenador Kenny Atkinson y Crabbe lo hacía a la perfección. Pese a su contrato, que precisamente firmó con los Nets un año antes e igualaron los Blazers, es uno de los mejores tiradores de tres de volumen de la NBA y llegaba con 25 años. En Brooklyn no importaba pagar ese dinero y mejoraban la plantilla.

 

7 – Otro intento de conseguir talento: Okafor y Stauskas

El culebrón Jahlil Okafor marcó buena parte del inicio de la última temporada NBA. Okafor quería salir en busca de minutos y su valor estaba por los suelos. Sean Marks llamó a las oficinas de Philadelphia y se llevó a un número tres del Draft, otro talento en busca de redención como Stauskas y una segunda ronda de 2019 por Trevor Booker.

La apuesta de Okafor y Stauskas falló, pero se sacó una segunda ronda para futuros movimientos.

 

8 – Más segundas rondas: Tyler Zeller x Rashaud Vaughn + segunda ronda 2018

Los Bucks buscaban mejorar su puesto de pívot y Zeller ofrecía trabajo y un mejorado tiro exterior. A cambio, Marks consiguió a un Vaughn al que ya prepraba para un nuevo traspaso y otra segunda ronda. Vaughn se marchó tres días después a los Pelicans y los Nets mejoraban a corto plazo con Dante Cunningham.

 

9 – Crear espacio salarial: el traspaso por Dwight Howard

Por un momento pensamos que Howard jugaría en Brooklyn y competiría con Jarrett Allen por minutos. Ni mucho menos. Sean Marks ofreció al recién drafteado Hamidou Diallo (segunda ronda de los Bucks), el contrato de Mozgov y una segunda de 2021 para poder cortar a Howard y añadir muchos millones de espacio salarial en 2019.

 

¿Y qué ha hecho ahora con los Hawks y los Nuggets?

Keith Allison (CC)

Muy sencillo, seguir en la línea del traspaso de Howard. Marks ha visto como en Brooklyn cuentan con un equipo competitivo que, en un Este más sencillo, cuenta con opciones de dar la sorpresa y entrar en Playoffs. Tienen varios jóvenes y cómo funcionará el próximo Draft es una incógnita con las nuevas normas anti-tanking.

El GM de Brooklyn quiere espacio salarial para 2019 y lo ha conseguido, además de sacar varias rondas con ello. Primero, envió a Jeremy Lin a los Hawks para hacer espacio en su propio equipo y poder realizar el traspaso con Denver. Con este movimiento cambian su segunda ronda de 2025 por una segunda (vía Blazers) de 2020 y el derecho a intercambiar segundas rondas en 2023. Es decir, espacio para moverse con Denver al quitarse los 12’5 kilos de Lin.

Desde Denver llegan dos contratos expiring como Kenneth Faried y Darrell Arthur, que combinan prácticamente 20 millones para la próxima temporada, y Sean Marks obtiene la primera ronda de los Nuggets de 2019 protegida y la segunda de 2020. Además envía el contrato no garantizado de Isaiah Whitehead (1’5M).

 

Brooklyn Nets, el mejor vertedero de la NBA

La fórmula de Sean Marks está dando sus frutos. Llegó a unos Nets desolados y que prometían el peor futuro de una franquicia NBA. Desde febrero de 2016 ha conseguido tres primeras rondas del Draft, ha traído talento joven diferencial, creado una plantilla competitiva y con identidad y elegido a un entrenador muy infravalorado.

Todo ello, mientras dispone el equipo para llegar a 2019 con solo 50 millones comprometidos en salarios. Es decir, Sean Marks tendría más de 50 millones para la próxima y potente Agencia Libre en el tremendo mercado de Brooklyn.

Lo mejor de sus movimientos es cómo ha revalorizado a varios de los jugadores que ha traído de otros equipos. Los casos de Carroll y Crabbe son los más evidentes. Ha conseguido sacar sus mejores versiones y relanzar su valor. De hecho, Carroll, expiring de 15’4 millones, debería recibir interés como 3&D de varios contender.

 


 

Kenneth Faried y Darrell Arthur quedan desfasados en la NBA actual, especialmente el primero, pero contarán en estos Brooklyn Nets con la mejor oportunidad en años de relanzar sus carreras. Ambos terminan contrato y quieren demostrar su valía.

Llegan al vertedero por excelencia de la NBA, donde tendrán un buen entrenador y nadie pondrá los ojos encima suyo. Poca presión por ganar y minutos para mostrarse. Un panorama ideal para los dos, sobre todo para Faried.

Sean Marks continúa haciendo un muy buen trabajo desde las sombras. Un GM poco reconocido pero que posiblemente en unos años, puede que incluso el próximo verano, sea considerado como uno de los mejores de la NBA.

El tiempo pasará y, aunque no estén en su mejor momento, la escuela Spur solo produce resultados. Y Sean Marks es otra prueba de ello.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This