Conecta con nosotros

Draft NBA

Sacramento Kings hizo un Draft maravilloso

Tras muchos Drafts en los que el equipo ha tomado decisiones cuestionables, salen ganadores del evento de 2017.

Rookies

No es sencillo nombrar en la misma frase a los Sacramento Kings y «un buen draft». La franquicia californiana se ha destacado durante los últimos años por ser un equipo que no aprovechaba bien sus picks, que tendía a realizar grandes «reach» (elegir un jugador por encima de su valor) y que además estos no cubrían verdaderas posiciones de necesidad.

El Draft 2017 poseía una esencia diferente a las últimas temporadas. El traspaso de DeMarcus Cousins a los New Orleans Pelicans marcaba un antes y un después en la historia de la franquicia. El que fuera jugador franquicia salía traspasado por un pick de 1ª ronda, Buddy Hield, Tyreke Evans y Langston Galloway. Sin embargo el precio a pagar sabía a poco para los aficionados y las críticas cayeron sobre Vlade Divac.

Lo cierto es que nadie se dio cuenta de que este traspaso solo fue un precedente de lo que estaba por venir. Vivek Ranadive, propietario de la franquicia con tendencia a influir en exceso en los movimientos del equipo, se ponía en manos del ex jugador de los Kings y le otorgaba plenos poderes para reconstruir un equipo que lleva una década sin jugar postemporada.  Así pues, con Skal Labissiere, Willie Cauley-Stein y Buddy Hield como pilares, los Sacramento Kings empezaban una reconstrucción que ha rozado el límite en cuanto a sensaciones tras el último Draft.

 

Estabilidad en el puesto de base

Sacramento Kings y la posición de base, una guerra constante desde que salió Mike Bibby hace ya una década. En la franquicia californiana han visto jugar a grandes organizadores como Oscar Robertson, Jason Williams o el anteriormente nombrado Mike Bibby. Desde la salida de este último, el equipo entró en una espiral de inestabilidad que ha penalizado a la franquicia en exceso y jugadores como Isaiah Thomas (por consideración del equipo respecto a su rol) o Rajon Rondo (contrato de un año para revitalizar su carrera y buscar un futuro mejor) no han conseguido asentarse como bases a largo plazo.

Vlade Divac tenía claro que ya era hora de atacar el problema desde la raíz y pese a los rumores entorno a una posible subida del equipo para seleccionar a De’Aaron Fox, fue inteligente y decidió esperar, al fin y al cabo, no era un gran fit en los equipos que elegían por encima de Sacramento. Llegado el momento del pick de los Kings, acertó. Fox seguía disponible y el equipo tendría por fin el base que tanto ansiaban, un jugador con potencial defensivo de élite, con una velocidad endiablada y una ética de trabajo envidiable.

Pese a ello y tras un movimiento que comentaremos posteriormente, los Sacramento Kings eran conscientes de que el trabajo en la posición no estaba del todo hecho. ,Darren Collison y Ty Lawson bases titular y suplente respectivamente la campaña anterior, son agentes libres y pese a tener a Garrett Temple, que ha demostrado un gran rendimiento, la posición necesitaba profundidad. Así pues, los Kings seleccionaron a Frank Mason III, desde Kansas, un jugador con experiencia, liderazgo y una madurez que hará falta entre los más jóvenes.

Moverse en el Draft, la seña de Vlade Divac

El pick 10 de Sacramento era uno de los más comprometidos de todo el Draft. Si los King seleccionaban un base en la primera elección tenían dos opciones: seleccionar al jugador que querían con el nº10 o realizar un trade down para acumular elecciones y elegir en un rango donde cubrir una necesidad tuviera más valor que ir a por el mejor jugador disponible.

Portland acabaría traspasando la elección nº 15 y la nº20 para subir a por Zach Collins de la universidad de Gonzaga. Vlade Divac fue inteligente, ningún equipo iba a apostar por su objetivo y además había ganado un pick extra con el que coger a un gran talento. Así pues sería Justin Jackson el elegido en el primer pick fuera de la lotería. 

El jugador de North Carolina tiene un talento anotador muy interesante, con un tamaño perfecto para la posición a falta de ganar peso para aguantar mejor el contacto. Tras la marcha de Rudy Gay y sin saber lo que pude ofrecer Bogdanovic, Sacramento necesitaba un alero que pudiera desatascar partidos y Jackson ha sido un líder en su universidad, la cual se ha proclamado campeona nacional.

 

Divac, un GM al que le gusta realizar picks de riesgo en momentos adecuados. Kevin Cortopassi (CC)

Picks de riesgo, los preferidos en las oficinas

A Vlade Divac le encanta elegir talento desarrollable que por el contexto en el que se encontraba no ha podido explotar. En el Draft de 2016 decidió escoger a Skal Labissiere con el pick nº28 en un movimiento arriesgado pero que podía dar grandes frutos. Escoger a jugadores tan poco desarrollados es una arma de doble filo que a Divac le apasiona y la elección de Harry Giles con el pick nº20 fue una buena muestra de ello. 

Giles un interior que por las lesiones no ha podido destacar todavía pero los informes médicos son esperanzadores y su potencial está por encima de muchos de los jugadores que han sido escogidos antes que él. En principio se les espera como ala-pívot suplente, pero si el jugador evoluciona correctamente bajo los mandos de David Joerger, podríamos estar hablando de uno de los robos del Draft 2017. 

 

Sacramento pretende volver a reinar en el Oeste

Hace ya mucho tiempo que los Kings no atraen la expectación de la liga. Desde aquel equipo que maravilló a propios y extraños durante principios del siglo XXI, Sacramento ha sido objeto de burla por las malas gestiones. Pero algo está cambiando, los rookies que llegan a la NBA lo están notando, los propios jugadores se están dando cuenta. Estos Kings, no son los que hemos visto sumidos en la mediocridad, y es que parece que tras años de decisiones dudosas, Sacramento ha ganado el draft y pretende volver a reinar en el Oeste. 

 

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This