Conecta con nosotros

NBA

¿Por qué los Suns despiden ahora a Ryan McDonough?

Después de plantear el verano con un GM, Phoenix decide despedirle a una semana de la temporada. Explicamos el caso.

Tras cinco años en Arizona, Ryan McDonough sale de los Phoenix Suns | Fuente: James Gordon Patterson

Estos últimos años en la franquicia de Arizona han sido convulsos, incluso eso sería quedarse corto. A falta de menos de 10 días para el comienzo de la nueva temporada llega otro golpe: el “inesperado” despido del GM Ryan McDonough.

 

¿Por qué despiden ahora los Suns a Ryan McDonough?

La primera pregunta que nos viene a la mente es, ¿por qué ahora? En julio de 2017 Phoenix renovó a McDonough y plantearon este verano con él al frente. Después del Draft y la Agencia Libre parece tener poco sentido echar al ejecutivo que estaba al frente de todos estos movimientos.

Elegir a DeAndre Ayton y Elie Okobo, el traspaso por Mikal Bridges, fichar a Trevor Ariza, el traspaso por Ryan Anderson y la llegada de Igor Kokoskov como entrenador. Todo esto se hizo con Ryan McDonough al mando, o eso parece.

Robert Sarver, propietario de los Phoenix Suns y máximo mandatario, ha pasado por el programa de radio de Burns&Gambo para hablar en primicia del despido de Ryan McDonough.

De la entrevista, la primera parte interesante es que Sarver confiesa que la decisión es totalmente suya. En la entrevista también desvela que esperaba un mayor desarrollo en los últimos meses y que el no haber conseguido un base titular de garantías ha sido decisivo para despedir a McDonough.

Kemba, Lillard, Rozier… ¿Quién será el base de los Phoenix Suns?

Sobre el momento del despido dice que el timing nunca es perfecto para un caso así en la NBA. Prepararon el proceso del Draft y la Agencia Libre de forma colectiva y, al parecer, la mayor parte de los movimientos del verano se tomaron en equipo.

En especial la elección de Ayton con el número uno del Draft y la contratación de Kokoskov corrieron a cargo de Sarver, que tuvo como apoyo a James Jones, ex-jugador y ejecutivo de los Suns. Tanto Sarver como Jones se han involucrado más en las decisiones deportivas y la duda reside en hasta qué punto tenía Ryan McDonough poder para hacer movimientos por su cuenta.

 

Trabajar para Robert Sarver es muy complicado

El propietario de los Phoenix Suns es posiblemente el más odiadio por los seguidores de su propio equipo. Las quejas hacia Sarver vienen desde hace tiempo, con movimientos y decisiones muy polémicas por parte del millonario. En cuanto las cosas no marchan bien por Arizona, Sarver levanta la mano y trastoca el trabajo de los ejecutivos contratados.

Tiene una lista de favoritos en la que están nombres como el propio James Jones o Steve Nash para el puesto de GM. Incluso se especula con una posible entrevista a David Griffin, ex GM de los Cavaliers, que ya conoce Phoenix, pero en el caso de Griffin su vuelta parece complicada, ya al parecer Sarver terminó poco convencido.

Si Griffin se queda a un lado y Nash permanece en los Warriors (no está interesado en un puesto de GM por el momento), algunos nombres que debe valorar Sarver con los de Mike Zarren (Celtics), Justin Zanik (Jazz) o Gersson Rosas (Rockets).

¿El problema? Trabajar con Robert Sarver es complicado. Woj mismo lo contaba esta tarde: reclutar a un ejecutivo con Sarver al lado será una tarea complicada. Más allá de valoraciones, Ryan McDonough ha aguantado cinco años al lado de Sarver. Not bad.

 

¿Ha mejorado Phoenix tras estos cinco años de McDonough?

Devin Booker Phoenix Suns

Devin Booker ha sido el mayor acierto de Ryan McDonough | Keith Allison (CC)

El primer año de McDonough fue brillante. Fue el responsable de contratar al entrenador revelación de la 2013/2014, Jeff Hornacek, además de hacerse con Eric Bledsoe y otros jugadores a bajo precio que después se revalorizaron. En el verano de 2014 se unió Isaiah Thomas a Bledsoe y Dragic. Desde ahí, todo cuesta abajo.

Llegó el regalo de Isaiah a los Celtics, la petición de traspaso de Dragic (más su marcha a Miami) y comenzó el tanking descarado de los Suns. Más peticiones de traspaso como las de Markieff Morris o Eric Bledsoe y el traspaso por Brandon Knight destrozan su historial.

El caso de Knight es el más dramático. Para hacerse con él dio una primera ronda, después le puso 70 millones de contrato en cinco años y le terminó buscando salida el pasado verano. En el último Draft usó la primera ronda de los Bucks y la de 2021 de Miami para recuperar el pick enviado a Philadelphia en 2015 por Knight para hacerse con Mikal Bridges. Dinero bien gastado.

Dentro de sus elecciones del Draft, Alex Len fue un pick cinco que se marchó este verano gratis, Dragan Bender todavía está muy verde y Marquese Chriss, por el que pagó en su día, juega ahora en Houston. A favor están sus mayores aciertos: Devin Booker, TJ Warren, Josh Jackson y DeAndre Ayton.

 


 

El balance actual de Ryan McDounough es negativo. La sensación de mejora tras cinco años de mandato del GM es inexistente. Si bien su etapa será recordada por un comienzo potentísimo y una depresión continuada desde 2015, la situación actual de los Phoenix Suns es muy prometedora.

Que Robert Sarver gane fuerza en los despachos significa que buscará movimientos para competir ya, algo que sería beneficioso a corto plazo pero que puede poner en riesgo la situación a medio y largo plazo de los Phoenix Suns.

La imagen de Ryan McDonough está dañada y es posible que nunca vuelva a tener una oportunidad como GM en la NBA. Su caso me recuerda al de Sam Hinkie: ambos cometieron grandes errores, recibieron críticas y sentaron las bases de proyectos jóvenes muy prometedores.

Phoenix mira en otra dirección con Sarver y Jones al frente. El objetivo está puesto en un nuevo base titular y no debería sorprendernos que los Suns sobrepagen en las próximas semanas.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This