Conecta con nosotros

NBA

Russell Westbrook, el canalizador de los nuevos OKC Thunder

Analizamos el inicio de los renovados Thunder y el papel de Westbrook en la armonización del nuevo estilo de juego.

Russell Westbrook

Guillermo Mayol (The Wing)

La soledad de la pasada temporada

La temporada 2016-2017 de Oklahoma City Thunder, marcada principalmente por la marcha de Kevin Durant a Golden State Warriors, se convirtió en un “one man show”. Russell Westbrook fue el líder del equipo y, prácticamente sin ayuda, llevó a un roster bastante incompleto y muy mejorable a «Playoffs». Para ello, tuvo que ganar el MVP, hacer 42 triples-dobles y promediar triple-doble durante toda la temporada, sufriendo críticas y halagos de todos los aficionados al baloncesto.

El base californiano batió el récord de “usage” en una temporada, la estadística que estima el porcentaje de jugadas en las que participa directamente un jugador mientras está en pista. El dato fue de 41’7%, única vez en la historia que alguien supera el 40%. Esto implicó su mejor marca de puntos, asistencias y rebotes, además de su peor marca en pérdidas y su récord de tiros intentados (tiros de campo totales, triples y tiros libres). Se jugó prácticamente todos los balones calientes posibles y dejó actuaciones para el recuerdo, con tiros ganadores y remontadas épicas, mezcladas con partidos en los que su egoísmo privó a su equipo de competir mejor.

El pasado verano, Sam Presti le trajo a dos nuevos compañeros que hacían presagiar una pérdida de protagonismo a cambio de una liberación de responsabilidad y un aumento de competitividad que se suponía inmediato. OKC Thunder y su “Big Three” han empezado con dudas, algo normal en un equipo con tantos cambios en su sistema de juego. El equipo debe acostumbrarse a un nuevo estilo, incluidas las tres superestrellas. Obviamente, el cambio más grande lo está sufriendo Russell Westbrook. No nos engañemos, el base sigue siendo un jugador clave y el líder del equipo dentro y fuera del campo, pero tiene nuevos asesores que le ayuden en su puesto de mando, y las estadísticas lo denotan.

 

El nuevo Russell Westbrook

Las bajadas más significativas son las del susodicho usage, ahora en 31’7% y las de tiros de campo intentados, que bajan de 24 a 17 por encuentro. Lógicamente, este año comparte más el balón, ya que su función en este inicio es la de formar un trío letal con las dos nuevas incorporaciones, hacerles sentir cómodos. La gran cantidad de puntos que conseguía el año pasado desde la línea de personal también han disminuido drásticamente. Sigue siendo el que sube el balón en la mayoría de las ocasiones y teniendo los mismos o más galones, pero se le ve concienciado con su nueva situación, incluyendo en los momentos clave. Obviamente, asiste un poco más y sigue siendo un reboteador prolífico. Como dato, OKC Thunder lleva un récord de 4-0 cuando Russell Westbrook consigue triple-doble, y de 0-5 cuando no lo consigue. Puede volver a promediar triple-doble esta temporada y acercarse a los números del año pasado, eso sí, con una baja significativa en los puntos por partido.

En el partido que se perdió en el último segundo contra Minnesota Timberwolves, el triple que puso por delante a OKC lo había anotado Carmelo Anthony. Paul George también ha tenido oportunidades de ser el héroe en partidos ajustados como los que acabaron en derrota frente a Boston Celtics o Portland Trail Blazers, aunque no las ha aprovechado. Por supuesto que Russell Westbrook sigue siendo el principal ejecutor de jugadas calientes, aunque sabe de sobra que sus dos compañeros tienen calidad para finalizar y no se siente con la obligación de salir al rescate de su equipo todas las noches. Todavía hace falta que Melo y PG completen el proceso de adaptación, ya que vienen de ser estrellas en solitario y no están tan acostumbrados a tener que compartir responsabilidades.

Carmelo Anthony Paul George

Guillermo Mayol (The Wing)

Comienzo de los nuevos: muchas de cal y alguna de arena

El ex de Indiana Pacers es importante en ambos lados de la pista. Marcas de puntos y de tiros intentados más baja de estos últimos años y récord personal en triples intentados, anotando con buen porcentaje, aunque estancándose como tirador de “catch&shoot” en ciertos momentos. En el otro lado de la cancha, supera los dos robos de media por primera vez en su carrera y realiza buenas actuaciones individuales. Casi nunca se queda como el único miembro del Big Three en pista, aunque esa rotación es probable que pueda ir variando con el tiempo para que Billy Donovan pueda probar todas las opciones disponibles. De momento, el mejor compañero para Russell Westbrook.

Carmelo Anthony es el que más tiempo puede necesitar. Su situación es muy parecida a la de George, con sus peores marcas en puntos anotados y tiros intentados desde su época en Denver Nuggets. También está tirando más triples que nunca, aunque el porcentaje de acierto en ellos es el más bajo de los últimos 10 años. Normalmente se queda él con la segunda unidad cuando Westbrook y George descansan. En estos minutos su actividad se limita a pedir un aclarado e intentar el uno contra uno, táctica que solo funciona si tiene un buen día. Es uno de los jugadores de la liga con más puntos en jugadas de aclarado, aunque a costa de intentarlo con demasiada frecuencia, en una de cada tres jugadas en las que participa. Está repartiendo menos asistencias que nunca y más de una vez le toca enfrentarse a jugadores más potentes físicamente con los que, en caso de emparejarse, tiene las de perder, sobre todo si son muy atléticos.

Parece que ambos jugadores deban intercambiarse los papeles para que todo fluya mejor. Carmelo debería dedicarse más a un papel de tirador casi todo el rato (parecido a su estilo con la selección de Estados Unidos, donde siempre ha mostrado un nivel increíble), aunque está siendo bastante inconsistente como ejecutor. Paul George debería buscar más el aro y no quedarse como tirador, ya sea de tres o de media distancia tras bloqueo. Westbrook ha demostrado muchas veces que lo que mejor se le da es penetrar y asistir, para lo que necesita jugar de manera más pausada.

 

Nuevo estilo de OKC Thunder

Los nuevos Thunder funcionan de manera bastante diferente al año pasado, aunque es cierto que hay un aspecto en el que no han cambiado tanto, la circulación de balón. El “overbooking” de jugadores que pueden hacer aclarados provoca ataques más estáticos de lo habitual, por lo que a veces les cuesta anotar frente a defensas bien ejecutadas (Utah Jazz o Boston Celtics). El ataque es parecido, aprovechando la velocidad que otorga Russell Westbrook al juego cuando coge el rebote e inicia él mismo el contraataque. Se nota la presencia de tiradores más fiables y jugadores que puedan crear su propio tiro, ya que los puntos en la pintura han caído en pro de una subida de los puntos provenientes desde más allá de la línea de tres puntos.  La defensa ha mejorado notablemente.

La defensa es otro de los apartados en los que el equipo ha cambiado a mejor. La adición de George y la presencia de Andre Roberson y un mejorado Steven Adams se hacen notar. Jerami Grant es el único que da la cara en la segunda unidad aprovechándose de su físico privilegiado. Son el segundo equipo que menos puntos encaja de la liga, ocho menos que el año pasado. El ritmo ha bajado, por lo que los rivales tienen que agotar más posesiones, lo que provoca una bajada en los números reboteadores, donde el año pasado dominaban la liga. Es el equipo que más roba de la NBA, lo cual permite anotar muchos puntos al contraataque, una de las señas de identidad del equipo, al igual que el año pasado.

 


 

En definitiva, nueve partidos son muy pocos para juzgar el estilo de un equipo con tantos cambios. Veremos cómo avanza la temporada y cómo Russell Westbrook intenta cumplir con su nueva y vital tarea, la integración de las dos nuevas estrellas del equipo, un equipo que sin duda estará en PlayOffs y puede poner en problemas a cualquiera si consiguen que todo funcione de manera armónica.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This