Conecta con nosotros

NBA

Los cinco objetivos de Rodney Hood en los Cavs pos-LeBron

La primera etapa de Hood en Cleveland fue complicada. Le toca revalorizarse de cara a un contrato en 2019.

La primera etapa de Rodney Hood en Cleveland fue más complicada de lo esperado | Guillermo Mayol (The Wing)

Rodney Hood continuará un año más en Cleveland. Sin LeBron James y con el prometedor rookie Collin Sexton, la franquicia de Ohio abre una nueva etapa en su historia. La búsqueda de un nuevo equipo candidato al anillo arranca con que el bloque para la próxima temporada sea competitivo.

Una de las piezas clave debe ser Rodney Hood. El alero llegó traspasado desde Utah el pasado febrero y tras unos meses decepcionantes en Cleveland tenía que resolver su futuro este verano. Finalmente tomó la decisión más inteligente, tanto para él como para los Cavs, y firmó la qualifying offer.

 

¿Por qué Rodney Hood acierta al firmar por un año?

25 años y cerca de los 26 (20 de octubre), Hood tiene margen de mejora para conseguir un mejor contrato que la cifra que hubiese firmado este verano a largo plazo. Buscaba un salario anual en el rango de los 10-12 millones de dólares, que ni los Cavaliers ni otro equipo de la NBA le pusieron sobre la mesa.

De hecho la continuidad de Rodney Hood en Cleveland tampoco estaba garantizada. El GM Koby Altman debatió varios escenarios de sign-and-trade, que finalmente quedaron en nada.

Conversaciones entre Cavs y Rodney Hood, estancadas

Hood firma por un año, ganará 3’4 millones y tiene la oportunidad de demostrar que merece un puesto destacado en la NBA. Y sobretodo, un jugoso contrato en la Agencia Libre de 2019, cuando muchos equipos tendrán de nuevo espacio salarial disponible.

 

Objetivo 1: Restaurar la confianza

Rodney Hood sufrió en Cleveland. Después de tres temporadas y media en uno de los equipos menos mediáticos de la NBA (Utah Jazz) pasar a jugar con LeBron James no es fácil para todo el mundo. Hood lo pasó mal y él mismo lo contó.

¿Tiene culpa LeBron del fracaso de los role players de los Cavs?

Nunca ha sido un jugar carismático, más bien de perfil bajo. La próxima temporada, Hood encontrará en los Cavaliers un entorno más adecuado a su estilo. Sin presión por ganar, sin LeBron James y en reconstrucción: el escenario perfecto para brillar desde un rol secundario.

Hasta ahora ni Ty Lue le ha dado muchas oportunidades ni él se las ha ganado. Recordemos que en Segunda Ronda de Playoffs ante los Raptors se negó a entrenar al final del Game 4, cuando los Cavs tenían sellado el pase a Finales de Conferencia.

 

Objetivo 2: Ser el anotador sin balón referencia

La marcha de LeBron deja un vacío enorme imposible de rellenar con uno o varios jugadores. Los Cavs deben cambiar y basar su juego en otro estilo. Kevin Love es el hombre con más calidad y deberíamos volver a verle en el poste, no solo como un esquinero. Junto a Love, Collin Sexton será el organizador principal.

Por detrás de los dos emblemas de los Cavaliers para la 2018/2019, Rodney Hood está proyectado como titular en uno de los puestos de alero, posiblemente al lado de JR Smith. Hood debe mostrar sus dotes como anotador off-ball, papel que cumplía a la perfección en Utah.

De hecho, antes de ser traspasado, firmó su mejor etapa como jugador de los Jazz. Tenía un rol alejado de la generación, con Ricky Rubio, Donovan Mitchell o incluso Joe Ingles con más papel en la distribución. El rol de Rodney Hood era el de anotar, ser un complemento ejecutor nada más recibir en el exterior, con pocos botes o mediante cortes al aro. Baloncesto sencillo, inteligente y eficiente: 16’8 puntos en 27’8 minutos con un 39% en triples.

 

Objetivo 3: Mostrar una defensa decente en un global terrible

Si por algo son conocidos los actuales Cavs es por su pésima defensa. Con o sin LeBron. La pasada temporada llegaron de nuevo a Las Finales y el cómputo global de temporada regular y Playoffs les muestra como la segunda peor defensa de toda la NBA. Se puede enseñar en categorías inferiores lo que jamás hacer en defensa con partidos de los Cavaliers del año pasado.

Dentro de un esquema sin construir y al contar con jugadores muy pasivos en defensa -Love, JR, Clarkson, Korver- destacar atrás es complicado. Rodney Hood dejó buenos momentos defensivos con ayudas simples y en unos contra unos. Los malos momentos llegaban al implicar más jugadores y rotaciones defensivas de equipo, algo que en Cleveland desconocen.

Este año la incorporación de David Nwaba, las ganas (o no) que quiera poner George Hill, la presencia de Larry Nance y el motor de Tristan Thompson en su versión de los últimos Playoffs pueden sacar de los últimos puestos de peores defensas a los Cavs. Tampoco subirán demasiado, pero para salir del podio de la vergüenza debería servirles.

No hay que engañarse: la defensa de los Cleveland Cavaliers seguirá siendo mala, por debajo de la media como mínimo. El global será terrible y Rodney Hood debe mostrar una defensa decente: trabajar en individual y ayudas sencillas. El colectivo es otra historia.

 

Objetivo 4: Mostrar consistencia

El principal problema en la carrera de Rodney Hood es su regularidad. Hablamos de un jugador complementario, bien titular o para salir desde el banco, que suma una cantidad importante de minutos y se plantea como importante en el equipo donde esté.

Sin embargo la inconsistencia siempre le acompaña. Más que por hacer malos partidos, en Utah a veces daba la sensación de desaparecer en ciertos partidos o en tramos importantes. Pese a sus buenos últimos meses en Salt Lake City, las expectativas con Rodney Hood eran más altas y su traspaso se debe, entre otros motivos, a la aparición de Donovan Mitchell.

En Cleveland encontró una situación adversa y en vez de sobreponerse a ella se hundió rápidamente al fondo del banquillo y parecía no existir solución. Estas sensaciones que acostumbra a dejar Hood son las que debe dejar atrás en un año en el que el hábitad de Cleveland será ideal.

 

Objetivo 5: Ser la referencia en las alas

LeBron James es en la práctica un base, por lo que el hueco que deja es mucho más grande que decir “Cleveland necesita un tres titular”. La faceta de generación será para Sexton y la mayor parte del peso ofensivo caerá sobre Love.

Los Cavs apuestan por competir con Kevin Love

Thompson, Nance y Frye complen la rotación interior alrededor de Kevin y George Hill y Jordan Clarkson se muestran como alternativas y complementos al rookie de Alabama. Pero, ¿quién manda en las alas?

Lue dispondrá de una colección de aleros de perfiles diferentes. David Nwaba como especialista defensivo y Korver como el especialista desde el triple. Cedi Osman como el joven 3&D y, porqué no, una oportunidad para el recién llegado Sam Dekker.

Ninguno de los mencionados tiene nivel actual como titular. Nwaba puede dar intensidad desde el inicio; Korver, recursos en ataque; Osman, equilibrio… Ninguno destaca. JR Smith y Rodney Hood son los únicos que pueden marcar diferencias y el primero de ellos vivió un incidente difícil de olvidar.

 


 

Rodney Hood tiene todas las papeletas para destaparse finalmente este año en Cleveland. Y si no lo consigue en una situación favorable como esta, con un equipo que puede sorprender y pelear por los últimos puestos de Playoffs en el Este, su carrera en la NBA puede cambiar drásticamente.

Porque está en juego mucho más que un contrato de 10 millones. Está en juego su futuro rol en la mejor liga de baloncesto del mundo. Toca despertar, Rodney.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This