Conecta con nosotros

NBA

Prematuros robos del NBA Draft 2018

Seis meses han transcurrido desde que llegaron. Han destacado por encima de los demás. Son robos del Draft.

El que mire su calendario en la fecha en la que se ha publicado este artículo verá que es 26 de marzo. Un día que puede significar mucho o poco, dependiendo de la persona que seas. Pero si estás en esta web y estás leyendo esto, no te vamos a tomar por lo que no eres: sin duda, eres aficionado al baloncesto. Y… ¿qué acontecimiento relacionado con las ligas de basket americanas tiene lugar en marzo? Correcto, el March Madness.

¿Qué es el March Madness? Explicando la locura de la NCAA

La locura del tercer mes del año en la liga universitaria (NCAA) da comienzo a un ciclo interminable para el aficionado medio. Marzo finiquita los mock drafts de los expertos, los Playoffs suben la temperatura del final de temporada y, dos semanas después de las Finales de la NBA, aguarda el Draft. Estas son las instrucciones básicas para cualquier fan que, como un servidor, obvie las numerosas jornadas de NCAA que no sean Madness.

Y en el Draft, como de costumbre, el hype altera la sangre, a efecto de primavera. Uno de los fenómenos más apreciados que cada año se producen dentro de esta celebración es el acierto, merecido o no, con algunos de los prospects que parecen más verdes, pero que terminan dando un salto de categoría al año siguiente. En la liga hay un catálogo extenso de ejemplos jugando cada jornada: Draymond Green, Donovan Mitchell, Isaiah Thomas, Jimmy Butler… Pero lo que hoy venimos a traer no son los mejores robos de la historia, sino los mejores robos del último Draft: el de 2018.

 

No será por menciones especiales…

Solo seis meses llevan jugando en la liga los novatos de los que vamos a hablar, por lo que la aventura será de amplias magnitudes y cualquier cosa puede pasar en los años venideros. Pero, de momento, los jugadores que mencionaremos son los que más han destacado, por tesitura o visibilidad, en sus respectivas plantillas. Y para resguardarnos del chaparrón un poco también, elegimos algunas menciones especiales que pueden romper la crisálida más pronto que tarde.

Landry Shamet es uno de los rookies que, silenciosamente, ha ido recogiendo el testigo de próximo francotirador de la liga en ciernes. Primero con Philadelphia y ahora con los Clippers. JJ Redick fue un buen maestro para el novato, que desde que se encuentra en California, abrasa los aros con un 45,5% desde el perímetro en los 18 encuentros que ha disputado con esa camiseta. Solo le queda aportar más en otros ámbitos para crecer en consideración. Potencial, tiene.

La eterna discusión de si los jugadores top 5 pueden ser robos será alimentada una vez más en esta pieza. Porque la eterna lucha de Trae Young y Luka Doncic por el protagonismo de la camada y el morbo que desprende el traspaso son de otro mundo. Número tres y número cinco. Ninguno de los demás rookies ha tenido el mismo desempeño para liderar a una franquicia como ellos. Quizás es que a ningún otro le han dado las llaves, porque talento, hay. Michael Porter Jr. avala esta afirmación.

Queda destacar a Hamidou Diallo y De’Anthony Melton como los líderes de un gran número de jugadores que han tenido minutos pero no han eclosionado. Un verano de cocción será importante para que puedan florecer la próxima campaña.

 

Beneficios de perder partidos y otras acepciones

La segunda mayor alegría de los Atlanta Hawks esta temporada es un jugador que podría equipararse a un principiante en cualquier disciplina. Cada mes lo intenta con más fuerza, cada mes consigue mejores resultados: Kevin Huerter. El segundo miembro del intento de Atlanta de recrear a los Splash Brothers es un proyecto en ciernes que va viento en popa. En octubre, sus registros fueron de 5 tantos, 4 rebotes y 1 asistencia, aproximadamente, mientras tiró con un 44% desde el perímetro. En noviembre fue un poco más allá, 6 tantos, 3 rebotes, 2 asistencias, 38% desde el triple. Aunque no todo lo que hace es esperar en la esquina…

Diciembre supuso un cambio de esquema. Lloyd Pierce vio potencial en él y le dio más libertad en pista, permitiéndole jugar 32 minutos por encuentro dicho mes, comenzando los 13 partidos que disputó como titular. La confianza se tradujo en resultados: sus promedios ascendieron a 11.3 puntos, 2.8 asistencias y 2.5 rebotes, mientras tiraba con una efectividad del 40% desde el triple. Atlanta tenía un francotirador que acompañase a Trae Young, que además sabía hacer más cosas. Kevin muestra una actitud organizadora muy adelantada para sus 20 años de edad. Pese a su poco uso, el sistema de los Hawks le permite ser generoso y repartir unas cuantas asistencias por partido. Veremos si pule esa capacidad en el futuro.

Desde diciembre, no ha bajado el pistón. El young core de Atlanta queda bastante recatado con la adición de Kevin al saco.

luka doncic, jalen brunson, NBA Draft

Luka Doncic tiene un nuevo compañero de faenas – Alejandro Gaitán (The Wing)

El título del epígrafe bien invoca a otro jugador a nuestra pieza. El nuevo base titular de una franquicia del sur: Jalen Brunson. El guard de los Mavericks ha sido, por el momento, el mayor beneficiado del traspaso que llevó a Kristaps a Texas y a Smith Jr. a Nueva York. Hasta la fecha límite de traspasos, el base organizador vio su tiempo limitado. Empañadas quedaban sus actuaciones tras el éxito de Luka Doncic y los «quiero y no puedo» de Dennis Smith, que no se acoplaba al ensamblaje del conjunto. Pero no por ello Jalen recibió más oportunidades.

Rick Carlisle vio que no quedaban más opciones cuando se traspasó a su equipo entero a Nueva York. «Embrace the tanking» como lema y Jalen a pista, con vistas a su pick, casi atado por los Hawks. Sin embargo, una buena noticia surgió de forzar esta situación, y fue el propio Jalen. El que había disputado solo 18.1 minutos por partido hasta febrero, rozando los 7 tantos, los 2 rebotes y las 3 asistencias, no se ha visto en una mejor.

Dennis Smith Jr.: ¿una bomba de humo en los Knicks?

Ha sido titular en 15 de los 16 partidos sin Dennis Smith. El que fuera segunda ronda del NBA Draft promedia, desde entonces, 15.4 tantos, 4.7 asistencias y 3.3 rebotes. ¿Tira mal? Para nada. Sus porcentajes están al alza: 52.7% desde el campo y 36% desde el perímetro. Luka Doncic se ve muy cómodo con él y todo el mundo es feliz.

 

Nueva York los cría y ellos se juntan

Número 36 en el pasado NBA Draft. Desde Oklahoma viajó el pick a Chicago, y los Knicks terminaron quedándoselo. Mitchell Robinson es su nombre, y ha venido a la liga a poner tapones. No hay más definición para este siete pies que la siguiente: protector del aro de élite a los veinte años de edad con ligera tendencia a capturar rebotes.

 

Los fans de los Knicks tienen en alta estima el potencial del pívot. Pero el propio pívot se tiene a sí mismo en mucha más alta estima. «¿Cuántos tapones crees que puedes promediar?» llegaron a preguntarle unos incautos periodistas. «Probablemente seis. Creo que puedo rondar los seis«.

Mitchell Robinson no se corta un pelo al hablar de su potencial. Y razones no le faltan. Desde que los Knicks decidieron que necesitaban un Zion Williamson en su vida, los jóvenes comenzaron a recibir minutos por encargo. Concretamente, el 17 de enero, Robinson comenzó a ver pista con más asiduidad. 8.6 tantos y 7.4 rebotes desde entonces parecen promedios aceptables para un pívot reboteador, pero… ¿3 tapones? En 20.7 minutos por encuentro, Mitch Rob tapona tres intentos de tiro y anota con porcentajes del 70.7%. Vamos a tener que creernos que puede llegar a los seis. Quién sabe.

rodions kurucs, Draft, Brooklyn Nets, NBA Draft

Rodions Kurucs es uno de los robos de este Draft – Alejandro Gaitán (The Wing)

No abandonaremos Nueva York sin antes mencionar al mejor (y único) jugador letón del Estado. No, no hablamos de Kristaps Porzingis. Hablamos de Rodions Kurucs. Ian Eagle le llama Air Latvia, pero eso es otra historia. Sabe volar, sabe defender y tiene uno de los mejores motores del pasado NBA Draft 2018.

Los Nets decidieron jugar a los internacionales con sus picks al dedicar el 29 a Dzanan Musa y el 40 a nuestro protagonista. Llevaban siguiendo al ex del Barça desde el Draft 2017, pero su poco tiempo de juego y demás controversias le llevaron a no presentarse. Kenny Atkinson, que tiene bien estudiado su juego, le dio la titularidad en un momento clave de la temporada: Brooklyn marchaba 8-18, en una clamorosa racha de ocho derrotas consecutivas. ‘Rodi’ como titular resultó en nueve de los siguientes diez encuentros como victoria y un puesto de titular consagrado.

 

Ha sido irregular, como cualquier chaval de 21 años. Pero nunca quedará en duda cómo cambia un encuentro con su tiro exterior, envergadura y energía para un forward de 2,06 metros de estatura.

 

Los undrafteds son los reyes del Draft

En todo ámbito de la vida siempre existen historias de superación. En el Draft, las últimas segundas rondas tienen difícil destacar en la liga, por su poca confianza. Muchos marchan a la liga de desarrollo como último recurso para pulir su juego, fuera de todo foco. Pero si ellos lo tienen difícil, imaginad cómo se siente un jugador que no ha sido escogido.

Allonzo Trier, también de los New York Knicks, debe agradecer al equipo de scouting del conjunto que le haya encontrado. En Arizona, destacó hasta su tercer año de universidad, donde decidió presentarse el Draft. Sin embargo, no se veía potencial en un jugador que ya tiene 23 años y que amasaba demasiado balón sin mostrar una capacidad organizadora desarrollada a esa edad.

Los Knicks le han dado la oportunidad, y él no la ha desaprovechado. Líder (a rachas) de la segunda unidad de los neoyorquinos, parece haber encontrado la regularidad en sus últimos encuentros, pese a llevar tres inactivo por lesión. El sus últimos 13, sus promedios ascienden a 14.5 tantos por encuentro, tirando con una efectividad del 45% desde el campo y 40% desde la línea de tres. Un jugador que puede terminar siendo pieza de lujo de un banquillo de Playoffs, fuera de la liga. A alguien debería darle vergüenza.

 


 

Presente y futuro se conjugan en esta lista. De momento, estos son los jugadores que más han destacado y que menos cartel tenían al entrar en la liga. Robos, para ser exactos. Dentro de unos cursos, quizás no sea así, pero el mérito es efímero y ellos deben mantenerlo por ahora.

Podéis dejar en los comentarios quiénes creéis que tienen potencial para batirlos en los años venideros.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This