Conecta con nosotros

Playoffs

Ricky Rubio completa su metamorfosis en su debut como local en los Playoffs

Primer triple-doble con más de 20 puntos en la historia de Utah en Playoffs, palabras mayores para «el mago del Masnou».

Es oficial, el mejor Ricky Rubio está aquí y parece que para quedarse. El base catalán no está notando en exceso su tardío estreno en los Playoffs y se ha erigido como el líder, junto con Donovan Mitchell, de unos Utah Jazz que aspiran a eliminar a un equipo como los Oklahoma City Thunder, con dos all-star y uno de los mejores anotadoras de esta década. En su versión más anotadora, con una clarísima mejora en el lanzamiento exterior, Rubio ha hecho probablemente su mejor partido como profesional ante todo un MVP como Russell Westbrook en un encuentro clave, el que suponía poner la eliminatoria a su favor (2-1), aunque todavía queda mucho que contar en este enfrentamiento.

 

Ricky Rubio entra en la historia de los Jazz

En la victoria de los Utah Jazz de esta pasada noche por 115 a 102. Rubio no solo ha sido el máximo anotador del partido con 26 tantos; sino que lo ha redondeado con un triple-doble haciendo 11 rebotes y 10 asistencias. Es el primer jugador de los Jazz que consigue hacer un triple-doble con más de 20 puntos en toda la historia de una franquicia donde solo otros dos jugadores habían conseguido una actuación similar, el último una leyenda como John Stockton hace 17 años.

Además, en lo que respecta al baloncesto nacional, Ricky Rubio es el segundo en hacer un triple-doble en los Playoffs tras que lo hiciera Pau Gasol, como laker, en el año 2013.

Más allá de los números, se nota que Rubio ha ganado en confianza en los últimos meses. Se le puede ver muy agresivo y asumiendo lanzamientos que pocas veces le hemos visto realizar. Todo esto sin despistar ni faceta organizadora ni la defensiva, marcando el ritmo del partido y encontrando fácilmente a sus compañeros, sobre todo a Joe Ingles y a Rudy Gobert.

 

Orden contra caos

Los Oklahoma City Thunder están en un mal momento. Westbrook no está al 100% físicamente y, aunque Donovan pruebe quintetos diferentes y Paul George siga a un buen nivel, sus partidos son una montaña rusa constante combinando arreones de buen juego con despistes. El gran ejemplo es el segundo cuarto, pasando de ganar de 12 puntos a perder de 5.

La sensación es clara, los Thunder necesitan que sus estrellas jueguen en «modo imparable» para luchar por la victoria con todos los factores incontrolables que ello conlleva. El próximo partido, de nuevo en Utah, se antoja importantísimo no solo por el marcador de la ronda (con victoria local sería 3-1) sino también para ver la moral de un equipo que, ahora mismo, parece estar tocado anímicamente.

El juego coral y bien plantado en defensa de los Jazz está siendo como el agua que erosiona una roca, rompiendo poco a poco los partidos a su favor mientras que los Thunder serían más bien un martillo pilón, con gran efecto cuando se usa pero que nulo cuando está apagado.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This