Conecta con nosotros

Mercado

Dwyane Wade: rumbo a Miami o Cleveland

Todo indica que Wade abandonará Chicago. Nos preguntamos cómo encajaría ahora en Miami y si LeBron tiene algo que decir.

Dwyane Wade

Keith Allison CC)

Hace poco hablábamos acerca de la posibilidad de que, tras haber sido Jimmy Butler traspasado a Minnesota Timberwolves, Dwyane Wade declinara su opción de jugador por casi 24 millones de dólares con Chicago Bulls, algo que no ha ocurrido. Múltiples medios informaban que todo apuntaba a que el veterano escolta había firmado ya de manera oficial para continuar durante un año más, aunque es más que obvio que su actual presencia en el vestuario no encaja lo más mínimo. Es por ello que a pesar de haber ejercido la opción de su contrato, no se debería descartar la posibilidad de abandonara a la franquicia de Illinois.

 

Un más que posible Buyout

Brian Windhorst, de ESPN, informó recientemente que con casi total seguridad, Dwyane Wade buscaría un «buyout» de su contrato con la intención de acudir a un ambiente algo más competitivo que el de una franquicia cuyo mayor objetivo será conseguir el «pick» más alto posible del Draft. Esta posibilidad es sin duda la más favorable para ambas partes puesto que, recordemos, un buyout se produce al sentarse jugador y franquicia para discutir unos términos económicos mediante los cuales el contrato que une a los dos partícipes es rescindido. Así pues, teniendo en cuenta los casi 24 millones de dólares del contrato de Wade, será posible esperar que este apriete para sacar la mayor cantidad posible de dinero en las negociaciones y compensarlo más tarde con el nuevo acuerdo que firme con su próximo destino.

Si debiéramos proponer una aproximación monetaria, es muy posible que Wade se acabe marchando de la franquicia con un pago de aproximadamente unos 15 millones de dólares, algo que le permitiría buscar un nuevo contrato de un valor considerablemente inferior, supongamos entre unos 8 y 10 millones de dólares hasta final de año (cobrando así en su cómputo global una cifra incluso ligeramente superior a la de su actual contrato), lo que a su vez haría que fuera más fácil el encontrar un nuevo hogar. Esto también ayudaría a Chicago a contar con todavía más espacio salarial del que ya contará al haberse desprendido del contrato de Jimmy Butler, y además les facilitará el buscar absorber algún mal contrato con la intención de hacerse con un pick de Draft, una estrategia similar a la recientemente empleada por los Brooklyn Nets para sumar al joven D’Angelo Russell a sus filas.

 

La vuelta a «casa»

Sí, es cierto que teóricamente Chicago Bulls es la franquicia que representa el hogar de Dwyane Wade, pero a la práctica es bastante obvio que el equipo en el que ha disputado casi toda su carrera es su verdadera casa. Si echamos un vistazo a las condiciones económicas que presentarán los Miami Heat para la temporada que viene, no debería haber problema alguno a la hora de firmar un contrato de cantidades similares al expuesto anteriormente. Como ya es conocido, los de Florida rescindirán el contrato de Chris Bosh dada la crítica condición de este, la cual ha puesto su carrera a un cada vez más posible final. Con ello ganarán más de 25 millones de dólares de espacio salarial para la temporada que viene, desprendiéndose en total de unas cifras que se marchan hasta más allá de los 50 millones de dólares.

Así pues, los Miami Heat contarían actualmente con 10 jugadores bajo contrato para la siguiente temporada y unos 35 millones de dólares disponibles en la agencia libre. Sin embargo, hay que contar que James Johnson y Dion Waiters, los cuales han sido claves con un muy elevado rendimiento en ciertos tramos de la temporada, finalizan ambos contrato, y a buen seguro a los de Pat Riley les interesaría el volver a contar con sus servicios. El ir a por uno de estos jugadores imposibilitaría de forma automática el intentar conseguir a un gran agente libre este verano, o por lo menos así sería si es que buscara respetar el límite salarial.

Dwyane Wade no es para siempre, ningún jugador lo es, y su condición actual desde luego no es para quitarle la posición a un jugador de un equipo que busca poder volver a Playoffs cuanto antes mejor. Es por ello que, en caso de que se hiciera su retorno a Miami, lo más lógico sería que se le utilizara como sexto hombre, aportando toda esa experiencia que ha logrado ganando múltiples títulos a un grupo de jugadores con gran ambición y corazón. Además, tal y como se ha reflejado, y en gran medida por los 40 millones de dólares comprometidos entre Goran Dragic y Hassan Whiteside, Miami lo va a tener realmente complicado para acceder a la persecución de un jugador estrella este verano sin resentir en demasía el bloque han construido a día de hoy, por lo que una actitud más conservadora en la que sí hubiera hueco para Dwyane Wade sería posiblemente el movimiento más acertado para el equipo.

 

¿Tiene LeBron algo que decir?

Llegados a este punto ya es sabido que el límite salarial y el impuesto de lujo es algo que realmente no importa en Cleveland Cavaliers siempre y cuando les permita seguir siendo uno de los máximos aspirantes al título. Además, recientemente ha salido el rumor de que tanto Channing Frye como Richard Jefferson podrían retirarse la temporada siguiente, y aunque el caso del primero parece no ser demasiado claro, de darse ambas despedidas los Cavaliers liberarían prácticamente 10 millones de dólares en espacio salarial, no demasiado si tenemos en cuenta que únicamente contarían con 9 jugadores en su plantilla y ya excederían sobradamente el máximo salarial.

Dwyane Wade y LeBron James en su época en Miami Heat. Keith Allison (CC)

Esos 10 millones de dólares extra podrían ser empleados fácilmente para firmar a Dwyane Wade, aunque realmente no es que encaje demasiado en lo que son estos Cleveland Cavaliers de LeBron James. La franquicia de Ohio se ha convertido en uno de los máximos exponentes del uso del triple en esta era moderna, y como ya se sabe, Wade representa todo lo contrario a ello. Más que obvios resultaron los problemas de espaciado que sufrió Chicago Bulls esta temporada, además de que el físico de Wade tampoco parece ser suficiente a día de hoy como para rendir a la altura de lo que necesita un conjunto aspirante al anillo. En líneas generales es bastante fácil concluir que, a pesar de lo especial que fuera una reunión LeBron-Wade, muy probablemente no sería lo mejor en cuanto a los intereses deportivos del primero, y no parece que el jugador franquicia de Cleveland esté dispuesto a bajar un solo peldaño competitivo.

 

Lejos de Chicago

Aunque todavía se desconoce cuál será el futuro destino de Dwyane Wade, a pesar de contar con Miami Heat y Cleveland Cavaliers, los cuales apuntan a ser los potenciales destinos del jugador, lo que sí parece muy claro es que no terminará el año con Chicago Bulls, e incluso tan probable es pensar que ni siquiera llegará a comenzarlo. Aunque en su momento declaró estar abierto a la posibilidad de ser un mentor para jugadores jóvenes, los problemas a mediados de la pasada temporada derivados de la falta de competitividad del conjunto no parecen auspiciar un futuro en el que esto se lleve a cabo, por lo que no habría que descartar la posibilidad de que ya hubiéramos presenciado el último partido de Wade con la camiseta de Chicago Bulls.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This