Conecta con nosotros

Draft NBA

ReDraft The Wing: versión 1996, ascensión tardía

Nuevo ReDraft en el que analizamos la clase de 1996, una con talento que ascendió tarde, pero con contundencia.

Keith Allison (CC)

Volvemos con una nueva edición de nuestra sección de ReDrafts. En The Wing volvemos a lanzarnos a la aventura que supone reordenar las elecciones de las camadas más simbólicas que han pasado por la mejor liga del mundo.

Como dice nuestro gurú y guía, Jordi Alfonso, realizar un ReDraft es una tarea muy complicada, ya que deberían tenerse en cuenta las necesidades del equipo en el momento de la elección. Así como el stock real de jugadores cuando se celebraba la ceremonia y motivos particulares de cada franquicia que se nos escapan por una cuestión lógica de temporalidad.

De esta manera, lo que pasaremos a realizar será un power ranking teniendo en cuenta cómo fueron las selecciones del momento. Un reordenamiento desde el presente en el que se tiene en cuenta el desarrollo de la carrera de los jugadores de esa camada en particular.

El tercer Draft al que nos vamos a enfrentar será el de 1996. Se trata de una edición muy especial que incluye equipos que eligieron bien, y otros que eligieron mal, así como jugadores históricos, unos que maduraron antes, y otros tantos que lo hicieron después para terminar siendo de los mejores que han pisado la liga.

Justo antes de comenzar con el recuento, no nos olvidamos de jugadores memorables como Shareef Abdur-Rahim, el indestructible Derek Fisher o incluso Kerry Kittles, que llegaron a ostentar grandes roles en sus respectivas franquicias.

 

1.- Kobe Bryant

Qué decir de este jugador. Ninguno de esta lista parece necesitar presentación, pero cuando te encuentras al único de la misma que es top 5 de la historia de la liga, te quedas sin adjetivos. Kobe Bryant no ha recibido las comparaciones que ha recibido por nada. Se trata de uno de los mejores escoltas de la historia, y hay quien le da el puesto de mejor jugador que haya pasado por la franquicia de Los Angeles Lakers, con tanto peso pesado por delante.

Durante su carrera en los de púrpura y oro estuvo implicado en varios dúos, siendo los más emblemáticos, sin duda, los formados con Shaquille O’Neal y Pau Gasol. Fueron 25 puntos, 5.2 rebotes y 4.7 asistencias las que la Mamba promedió durante nada menos que 1346 partidos repartidos entre 20 años en una misma franquicia.

Terminó la carrera donde la empezó, aunque bien criticada fue su última campaña, en la cual prácticamente se dio un tour por todos los estadios, que se entristecían por su marcha. Pura fuente de lealtad que bien le vendría admirar a muchos jugadores de la liga hoy en día.

Galardones:

  • Cinco veces campeón de la NBA
  • 18 veces All Star
  • 11 veces All-NBA First Team (y dos veces All-NBA Second y All-NBA Third)
  • Nueve veces en el mejor quinteto
  • Una vez MVP de la liga regular
  • Dos veces MVP de las Finales
  • Tres veces MVP del All Star Game
  • Elegido en el segundo mejor quinteto de rookies

Elección original: Allen Iverson | Philadelphia 76ers

 

2.- Allen Iverson

The Answer es un jugador que no puede describirse con palabras. La electricidad, los «crossovers», la luz en la oscuridad que significó para esos Sixers de finales de los 90 que buscaban un respiro.

Uno de los mejores primeros «picks» de la historia, aunque en este ReDraft la rebatamos. El jugador, que se pasó toda su carrera (14 temporadas) repartiéndose entre las posiciones de base y escolta, no contaba con un físico privilegiado, ya que solamente alcanzaba los 181 centímetros de altura. Sin embargo, su capacidad para anotar será recordada como una de las mejores de todas las que la liga ha visto.

Una carrera de ensueño con Philly le encumbró. Consiguió llevar a la franquicia a unas Finales casi 20 años después, aunque terminase perdiendo con el idílico conjunto que lideraban Kobe Bryant y Shaquille O’Neal. Fueron 26.7 puntos y 6.2 asistencias las que promedió a lo largo de sus más de 900 partidos en la liga. Terminó su carrera con dos temporadas en Detroit, Denver y Memphis, además de regresar a los Sixers para jugar los últimos 25 partidos de su larga estancia en la NBA.

Galardones:

  • 11 veces All Star
  • Tres veces All-NBA First
  • Una vez MVP de la liga regular
  • Dos veces MVP del All Star Game
  • Elegido en el mejor quinteto de rookies
  • Rookie del año (1996/97)
  • Hall of Fame de la NBA

Elección original – Marcus Camby (Toronto Raptors)

 

3.- Steve Nash

En una buena conversación de bases de la NBA, siempre te pasan nombres por la cabeza. John Stockton, Jason Kidd, y cómo no, Steve Nash. El de Santa Clara se destapó como uno de los mejores pasadores de la liga (y de la historia) tardíamente, como la mayoría de jugadores de esta liga, que tuvieron que esperar su oportunidad para florecer.

Los mejores años de este organizador, como bien se recordará, llegaron en su etapa en Phoenix Suns. Con 30 años recién cumplidos llegó a la que fue su casa durante los dos primeros años de su estancia en la liga, para formar otro de los mejores dúos base – pívot recordados en la historia presente con Amar’e Stoudemire, pese a que tampoco hay que olvidar que Shawn Marion también estaba presente en esos Suns inolvidables.

Este jugador, que está en el club de los únicos en conseguir dos MVPs consecutivos, o incluso de los mejores asistentes de la historia, alcanzó la gloria (aunque sin anillo) en su segunda etapa en Phoenix. Ocho años, en los que el base promedió 16.3 puntos y 10.9 asistencias, dejando Arizona con los 37 cumplidos para marchar a los Lakers, donde su carrera terminaría, muy lejos de su objetivo: el anillo.

Galardones:

  • Ocho veces All-Star
  • Tres veces All-NBA First
  • Dos veces MVP de la liga regular

Elección original – Shareef Abdur-Rahim (Vancouver Grizzlies)

 

4.- Ray Allen

Ray Allen, alias Jesus Shuttlesworth o incluso Ray Sugar, ha sido un jugador capaz de alcanzar la excelencia en todas y cada una de sus etapas en la NBA. Y eso que hablamos de alguien cuya estancia duró 18 temporadas en la mejor liga del mundo.

En Milwaukee comenzó, en Seattle dominó, en Boston maduró, y en Miami se consagró. Ese puede ser el resumen de la carrera de este hombre, que ha sido uno de los mejores triplistas de la historia. Su récord de 269 triples en una temporada todavía seguiría vigente de no ser por un extraterrestre llamado Stephen Curry.

El tener el placer de jugar en uno de los «Big Threes» de los Celtics, con Paul Pierce y Kevin Garnett, para traer el anillo más reciente a Boston, así como el eclipsar a Wade, LeBron y Bosh con un triple que valió un título, le han convertido en una personalidad inolvidable en la historia de la liga. En Miami se retiró, e hizo un par de intentos de vuelta a la liga con 40 años, dado que seguía entrenando, pero al final no se pudo materializar ese deseo. Con dos anillos de campeón, puede sentirse satisfecho.

Galardones:

  • Diez veces All Star
  • Dos veces campeón de la NBA
  • Una vez All-NBA Second, una vez All-NBA Third

Elección original – Stephon Marbury (Minnesota Timberwolves)

 

5.- Ben Wallace

Definición de milagro: la oportunidad que le dieron los Washington Bullets a Ben Wallace tras pasar desapercibido en el Draft de 1996, y en efecto, terminar como «undrafted«. Qué jugador, qué físico y qué ancla defensiva nos habríamos perdido en la liga, y quién sabe si los «Bad Boys» se hubieran hecho con ese anillo en 2004 sin esa personalidad intimidadora que ostentaba el bueno de Ben.

Tras comenzar su carrera sin mucho protagonismo en Washington y Orlando, Detroit le dio una oportunidad. Respondió rápido: máximo taponador y reboteador en su segundo año en la franquicia. Y, tras esa temporada, cuatro jugadores defensivos del año seguidos y cuatro elecciones para el All-Star avalaron dicha apuesta.

Chicago, Cleveland y de nuevo, Detroit, donde se retiraría, fueron las franquicias que vieron al ‘Big Ben’ perder su característico físico e intimidación. Los años no pasan en balde para nadie. Un reboteador, tanto defensivo como ofensivo, del calibre de Wallace, así como taponador, no debería haber faltado en el top 10 del Draft del 96.

Galardones:

  • Cuatro veces All Star
  • Cinco veces elegido en el mejor quinteto defensivo (y una en el segundo)
  • Cuatro veces mejor defensor de la liga (2001/02 – 2005/06)
  • Tres All NBA Second, dos All NBA Third
  • Una vez campeón de la NBA

Elección original – Ray Allen (Milwaukee Bucks)

 

6.- Jermaine O’Neal

Esta elección es la del ‘otro O’Neal’, el que dominó en Indiana, uno de los jugadores más infravalorados de la historia. También uno de los que más mala suerte tuvo con las lesiones, las sanciones, e incluso con la elección de proyectos al final de su carrera.

Jermaine era un interior con mucho poderío en la zona, reboteador por encima de la media y anotador mucho más que decente. En su mejor temporada, con las recordadas sanciones de Ron Artest y Stephen Jackson por el de sobra conocido altercado ‘Malice in the Palace’, los registros anotadores de nuestro hombre subieron a 24.3 puntos por noche.

Seis apariciones en el partido de las estrellas definen a la perfección su estancia en Indiana, de lejos la más exitosa de todas las franquicias en las cuales militó en la NBA. Al final de su carrera, no acertó con Toronto, donde ya estaban Andre Bargnani y Chris Bosh, y eligió ‘mal’ proyectos al abandonar los Heat por Boston justo en las campañas que encararían sus asaltos consecutivos al anillo. Tras dos años más como suplente de garantías en Phoenix y Golden State, se retiró en 2014 con 35 años y 18 temporadas a sus espaldas. Un jugador, como decimos, muy infravalorado, tanto en el apartado defensivo como en el ofensivo.

Galardones:

  • Seis veces All-Star
  • Una vez jugador más mejorado de la liga (2001/02)
  • Dos veces elegido como All NBA Third, una como All NBA Second

Elección original: Antoine Walker (Boston Celtics)

 

7.- Predrag Stojakovic

Este Draft contiene un par de los mejores tiradores que unos ojos han visto en una pista de la NBA en toda la historia. Primero hablamos de Ray Allen, y ahora de un talento tardío y europeo como es Peja Stojakovic.

El francotirador enamoró en sus primeros años en la liga con esos Sacramento Kings tan brillantes, al lado de jugadores veteranos como Mike Bibby, Chris Webber, Vlade Divac o Doug Christie. Tras enlazar tres apariciones en el partido de las estrellas, llegaron dos temporadas sin éxito en los Playoffs. Peja se movió a Indiana, donde jugaría solo 40 partidos en media temporada acompañado de un Jermaine O’Neal en el punto álgido de su carrera.

Sus últimos años buenos vinieron en New Orleans. Rodeado de mucho talento joven como Chris Paul y compañía, el bueno de Peja vivía sus últimos momentos de «prime«, donde tuvo que dejar protagonismo a las estrellas ascendentes. Se retiró en 2011, pasando por tres equipos en esa última temporada, como fueron los propios Hornets, Toronto y los Mavericks. En estos últimos colgó las botas, no sin antes ganar un anillo contra todo pronóstico con dicho plantel.

Galardones:

  • Tres veces All-Star
  • Una vez campeón de la NBA

Elección original: Lorenzen Wright (Los Angeles Clippers)

 

8.- Stephon Marbury

Starbury siempre será recordado como uno de los bases más mediáticos de las últimas décadas en la liga. A medida que fue adquiriendo experiencia, la cual le sirvió para ir adquiriendo un rol mayor en cada uno de los equipos a los que llegaba, era más polémico.

Su etapa principal en Minnesota, donde coincidió por primera vez en su carrera con Kevin Garnett, le sirvió para proyectarse como jugador al conseguir llevar a «Playoffs» a este equipo junto con «Big Ticket«. Más tarde, fue traspasado a los Nets, al querer jugar cerca de casa, aunque estuvo poco tiempo allí, ya que fue enviado a Phoenix por Jason Kidd.

Entre viaje y viaje, Marbury acumulaba logros y apariciones en el All Star que sumaban su crédito, como gran anotador y organizador que era en aquellos años. Finalmente, llegó su etapa más longeva de la liga en los Knicks, en la cual no supo destaparse como jugador franquicia y fue duramente criticado por sus entrenadores. Pese a seguir exprimiéndose cada día en pista y seguir promediando unos grandes números, sus últimos años de carrera en la NBA eran los de una estrella que se apagaba.

Con solo 30 años, firmó con los Celtics un contrato bajo, para ser base suplente y terminar de tocar fondo. Tras esto, se retiró para centrarse en sus negocios personales, y desde entonces se encuentra en China, donde sí que puede seguir demostrando nivel de estrella a una avanzada edad.

Galardones:

  • Dos veces All Star
  • Elegido en el mejor quinteto de rookies (1996)
  • Dos veces All-NBA Third

Elección original – Kerry Kittles (New Jersey Nets)

 

9.- Zydrunas Ilgauskas

Varios puestos sube Zydrunas en este ReDraft. Mucha suerte tuvo Cleveland al encontrar este talento europeo disponible en la vigésima posición. Uno de los primeros escuderos en servir a LeBron James en su longeva carrera NBA.

Dos apariciones en el All Star demuestran que a este europeo no le hacía falta la presencia de ‘The King‘ para destacar. La primera, justo el año anterior al Draft de 2003, llegó justo al comenzar el prime del jugador, y la segunda, dos temporadas después, se debió a su mejora en el rebote. Ilgauskas era un interior con amplia movilidad para su exagerada altura (221 centímetros), dado que no poseía una complexión muy pesada. La clase del jugador era evidente en sus movimientos al poste. Tras 13 temporadas en la NBA, 12 de las cuales pasó en Cleveland y una última en Miami, se retiró.

Galardones:

  • Dos veces All Star
  • Mejor quinteto de rookies (1997/98)

Elección original: Samaki Walker (Dallas Mavericks)

 

10.- Antoine Walker

El producto de Kentucky, el cual llegó a disputar casi 900 partidos en la liga a pesar de tener una carrera que duró solamente 11 años, no tuvo nunca una mentalidad muy adecuada, por la cual terminó arruinado. Sin embargo, su juego era exquisito.

Los Boston Celtics le eligieron en la posición número 6 de este Draft, aunque viendo la realidad, quedaría algo más abajo, aunque dentro del top 10. Un cuatro abierto, tirador de triples a bajos porcentajes (llegó a promediar 8 triples tirados por encuentro en una temporada, anotando solo 2.7 de dichos intentos), con una capacidad reboteadora excelsa que no supo terminar de explotar por su tendencia a rondar el perímetro.

Disputó tres veces el partido de las estrellas, todas mientras militaba en las filas de Boston, pero no llego a aprovechar nunca su prime físico al ser una estrella en los primeros años de su carrera. Fueron 17.5 puntos, 7.7 rebotes y 3.5 asistencias los números registrados en toda su estancia en la NBA. Cabe destacar que Minnesota, Dallas, Atlanta y Miami fueron sus otras franquicias en la liga, llevándose un anillo de esta última en 2006

Galardones:

  • Tres veces All-Star
  • Mejor quinteto de rookies (1996/97)
  • Una vez campeón de la NBA

Elección original: Erick Dampier (Indiana Pacers)

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This