Conecta con nosotros

Draft NBA

ReDraft NBA 2010: Kentucky impone su ley

Una camada conformada por estrellas absolutas de la NBA y grandes decepciones.

En The Wing volvemos con una nueva entrega de nuestra sección de ReDraft, esta vez del año 2010. Como hemos comentado en ediciones anteriores, y ya que nunca está de más recordar, un ReDraft real es muy complicado de hacer, porque tendrían que tenerse en cuenta las necesidades del equipo, el stock de los jugadores y las situaciones contractuales de la franquicia en el momento en el que se realiza el propio Draft.

Es por esto que, por una cuestión de temporalidad, en The Wing utilizamos los ReDraft para hacer un ranking respecto a cómo han evolucionado las carreras de los jugadores. En esta edición traemos una camada marcada por un factor clave: el talento de Kentucky. Hasta tres integrantes de nuestro artículo se formaron en una de las universidades más destacas a la hora de sustentar de talento a la NBA. Dicho esto, comencemos.

 

ReDraft 2010

 

1. John Wall (pick 1, Washington Wizards)

El base de los Wizards ha hecho honor a su elección por parte de la franquicia capitalina. Llegado desde Kentucky con la vitola de un jugador franquicia, ha cumplido con las expectativas, liderando al equipo desde su llegada. De la mano de John Wall, los Washington Wizards han llegado tres veces a Playoff en seis años, una estadística bastante buena viendo que fue la primera pieza de la reconstrucción.

Establecido ya como uno de los mejores bases de la NBA (con cinco All Stars a sus espaldas) John Wall acumula unos promedios en su carrera de 18.8 puntos, 9.2 asistencias, 4.4 rebotes y 2.2 robos, a la vez que destaca por una defensa de élite desde su posición. Tan diferencial es el jugador que su presencia en la pista puede condicionar incluso la participación en postemporada de un equipo que ocupa la quinta plaza del Este.

 

2. DeMarcus Cousins (pick 5, Sacramento Kings)

Desde sus inicios el pívot formado en Kentucky ha sido uno de los jugadores más carismáticos de la NBA. Un jugador con un carácter muy fuerte pero un talento todavía más portentoso, que se ha establecido, para muchos, como el mejor pívot de la liga en la actualidad. DeMarcus Cousins, hasta la presente temporada, no ha tenido un equipo que le permita luchar por Playoff, por lo que nunca ha jugador postemporada.

Pese a ello, su rendimiento ha sido digno de ser All Star, con tres apariciones en el partido de las estrellas, cuatro si no se hubiera lesionado de gravedad esta temporada. Lejos han quedado los problemas de conducta para DeMarcus, mostrando una madurez en su juego que le ha llevado a hacer números históricos durante esta temporada. Acumula durante su carrera unos más que respetables 21.5 puntos, 11 rebotes, 3.2 asistencias y 1.2 tapones.

 

3. Paul George (pick 10, Indiana Pacers)

Tras una carrera en Indiana marcada por su explosión en la tercera temporada como miembro de los Pacers, lo que le valió para ganar el MIP, Paul George se ha convertido en uno de los mejores aleros de la NBA. En la memoria de todos quedarán aquellas finales que nos brindaba contra los Heat de Lebron James, mostrando un liderazgo propio de los grandes en unas finales extremadamente emocionantes.

Ahora en Oklahoma, con un nuevo rol, ha sabido adaptar su juego a la nueva situación que se le plantea, pero no por ello ha bajado el nivel. Nombrado All Star por quinta vez, George ha demostrado que no necesita ser el foco principal del juego para deleitarnos con su talento. Pocos podían pensar que aquel escolta/alero que salía de la modesta Fresno State llegaría tan lejos como lo está haciendo.

 

4. Gordon Hayward (pick 9, Utah Jazz)

Durante su periplo en Utah ha pasado como un alero infravalorado a ojos de la liga. Sin embargo, desde hace tres temporadas, su rendimiento se ha elevado considerablemente, hasta convertirse en uno de los agentes libres más importantes del verano pasado. Gordon Hayward es inteligencia pura sobre la pista, un jugador que no acapara focos y, sin embargo, es un claro top 10 en su posición.

Ahora en Boston afronta objetivos más altos, entre los que se encuentra ser campeón de la NBA. Su lesión nos ha privado de la temporada en la que debía consagrarse como una de las piezas más importantes de un contender, pero su talento es tan grande que, a su llegada, el nivel de los Celtics puede elevarse enormemente.

 

5. Hassan Whiteside (pick 33, Sacramento Kings)

Aquel joven que salió de Marshall tras solo una temporada, falto de oportunidades debido a sus carencias técnicas y tácticas, hoy luce como uno de los grandes pívots de la NBA. La G-League, China, e incluso Líbano, han sido destinos para el actual pívot de Miami, uno de los mejores interiores defensivos de la liga, llegando a liderar la liga en tapones en el año 2015-16.

Ya por delante de varios de los pívots de su promoción, Whiteside ha mostrado una superación digna de lo grandes jugadores, pasando de jugar 19 partidos en dos años con los Kings a ser una de las piezas centrales de unos Heat que luchan por Playoff.

 

6. Eric Bledsoe (pick 18, Oklahoma City Thunder)

Muy movida ha sido también la carrera de Eric Bledsoe, siendo traspasado desde el momento de su elección a unos Clippers donde mostró el potencial suficiente tras la figura de Chris Paul como para que los Phoenix Suns decidieran apostar por él. Destacando siempre por unas capacidades atléticas de élite, Bledsoe se ha consagrado como un legítimo base titular de la NBA.

Tanto es así que Milwaukee Bucks consiguió su llegada esta misma temporada con el fin de otorgarle galones desde el principio y ayudar a Giannis Antetokounmpo a liderar el equipo en su lucha por la postemporada. Eric Bledsoe no es uno de los bases más reconocidos, pero desde su salida desde Los Angeles ha promediado 18.5 puntos, 4.6 rebotes y 5.7 asistencias, números que demuestran su calidad sobre la pista y un estilo all-around que le permite influir en muchísimas facetas del juego.

 

7. Avery Bradley (pick 19, Boston Celtics)

De ser un simple jugador de rol a convertirse en uno de los jugadores más queridos por la afición de los Celtics. Avery Bradley es el ejemplo perfecto de cómo el trabajo sobre la pista te permite mejorar tu status en la liga. Considerado uno de los mejores defensores de toda la NBA, el ahora escolta de Los Angeles Clippers se postula como uno de los grandes agentes libres de este verano en su posición.

Sus continuos problemas físicos (su máximo de partidos jugados es 77)  no nos han permitido ver todo lo que puede mostrar un jugador que, pese a no tener números brillantes, su impacto en el juego de su equipo ha sido siempre notable. Ahora en los Clippers afronta una nueva etapa en la que puede y debe sentirse importante, ayudando a un equipo que destaca por la incertidumbre a medio plazo.

 

8. Greg Monroe (pick 7, Detroit Pistons)

El pívot formado en Georgetown llegó a la franquicia de Detroit con la esperanza de ser un jugador importante. Tras varios experimentos fallidos, incluido el intento de big ball con Josh Smith, Andre Drummond y el propio Monroe, su carrera en los Pistons pondría fin con un sabor amargo y en la agencia libre apostó por el proyecto de los Milwaukee Bucks.

Sin embargo, la decepción fue grande, pues su inconsistencia y su condición de pívot tradicional (muy pesado, de juego en el poste y generando pocos espacios), sumado a su poco esfuerzo defensivo, le relegaron a una posición de sexto hombre donde supo reinventarse como anotador desde el banquillo. Curiosamente fue traspasado por un integrante de este mismo ReDraft, Eric Bledsoe, pero ahora los Suns han conseguido llegar a un acuerdo con el jugador para su despido.

 

9. Derrick Favors (pick 3, New Jersey Nets)

Para muchos una de las grandes decepciones de la camada. Tras un gran año en Georgia Tech, el jugador decidió presentarse al Draft, donde fue escogido por unos New Jersey Nets que solo lo mantendrían durante la mitad de la temporada, siendo traspasado a su actual equipo, Utah Jazz. Favors ha tenido que lidiar siempre con roles menores, al principio por la presencia de Paul Millsap y Al Jefferson, y desde la marcha de estos, por la explosión de Rudy Gobert.

El jugador, poco adaptado a los estándares de la NBA moderna, todavía puede reconvertirse en un pívot titular legítimo, pero parece que, para que eso suceda, deberá ser lejos de Utah, los cuales le están buscando destino. Interior rocoso, de corte tradicional, que brilló la temporada pasada (máximo en anotación con 16.7 puntos) pero cuyo futuro todavía es una incógnita.

 

10. Evan Turner (pick 2, Philadelphia 76ers)

Evan Turner llegaba a la NBA con la vitola de revolucionar el juego con su estilo tan peculiar. De los primeros prospects en enfrascarse bajo la denominación de alero-base, el jugador formado en Ohio State llegó a unos Sixers donde fue creciendo poco a poco hasta convertirse en un jugador importante. Pese a ello, nunca ha conseguido alcanzar las grandes expectativas que habían sobre él y su salida de Philadelphia llevó a la inestabilidad de su carrera.

Indiana Pacers, Boston Celtics y ahora unos Portland Trail Blazers que podrían buscarle salida por su contrato, han sido sus hogares. Acomodado ya en el rol de suplente con galones, Evan Turner afronta su novena temporada con la intención de hacer valer los 17 millones por temporada que cobra, tarea altamente complicada.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This