Conecta con nosotros

Draft NBA

Los recurrentes fallos de Memphis en el Draft, a revisión

La ineptitud de la gerencia de Tennessee provoca incertidumbre en el proyecto a largo plazo, que no posee núcleo duro joven.

La NBA está cambiando, ya no solo en estilo de juego y reformas de infraestructuras, sino en el apartado de las oficinas. Las franquicias cada vez se centran más en escoger buenos gerentes con objeto de llevar a su organización por el buen camino, siguiendo un poco el ejemplo de San Antonio, casi siempre impecable en sus actos. Los Brooklyn Nets, también como ejemplo, han sido de los últimos equipos en abonarse a esta campaña, y otro conjunto que debería hacerlo son los Memphis Grizzlies.

En efecto, la franquicia de Tennessee se está destapando como una de las que peor suerte tiene (o que peor elige) en los Draft. Año tras año desde que su actual «General Manager«, Chris Wallace, llegara a su puesto, han escogido penosamente los jugadores, en algunas ocasiones incluso contando con rondas de calidad.

 

La mala gestión, empañada por los éxitos

Esta organización, que solo cuenta con 22 años de antigüedad, no ha visto salir una gran cantidad de jugadores sobresalientes en más de veinte ocasiones para hacerlo.

El último mal gesto que ha tenido Memphis en el Draft ha sido el de elegir a Wade Baldwin en 2016. A priori, en un conjunto que tenía su rotación de base cerrada, el fit no era para nada correcto y bastantes scouts dudaban de dicho «pick«. Los Grizzlies dejaron atrás nombres como Caris LeVert, Skal Labissiere o Dejounte Murray, entre muchos otros, que están comenzando con buen pie sus carreras en la NBA y que hubieran encajado de mejor manera en Tennessee.

Marc Gasol será siendo el baluarte de Memphis una temporada más

Verse Photography (CC)

Como dicta el título de este epígrafe, quizá los éxitos empañaron esta mala gestión. Chris Wallace comenzó su andadura en Memphis con el único «pick» bien utilizado de los últimos cursos: Mike Conley, con el cual precisamente desbancaba del puesto de base la apuesta del anterior gerente, Kyle Lowry, que había llegado a Memphis en la posición 24 del Draft 2006, un año antes.

Conley crecería en las siguientes temporadas, siendo acompañado por piezas como Marc Gasol, que llegó en el traspaso de su hermano a Los Ángeles, o Zach Randolph. Los tres lideraron una etapa de gran éxito de Memphis, en la cual se clasificaron a «Playoffs» siete años seguidos, que sigue vigente. En esta racha, dos semifinales y una final de conferencia han sido sus topes. Quizás podrían haberlo hecho mejor con los jóvenes elegidos, puesto que ninguno de los que escogieron en estos años milita actualmente en el equipo, aparte de Conley. También es cierto que la mayoría de las elecciones eran bajas, dado que poseían buenos récords por ese momento y el Draft les situaba entre el 20 y el 25 en ambas rondas.

Lo que no es normal es que ningún novato desde Mike Conley haya firmado un segundo contrato con Memphis. Vamos a hacer un repaso por las elecciones más criticadas desde la era Wallace en la franquicia.

 

Tres fallos consecutivos

En los tres años posteriores de la llegada de Conley, los Grizzlies contaron con la elección número 5 en 2008, número 2 en 2009 y número 12 en 2010. En ninguna de ellas se realizó un buen trabajo.

Kevin Love habría dado mejores resultados a Memphis que O.J. Mayo

Erik Drost (CC)

Kevin Love fue el elegido en 2008. Sin embargo, nadie esperaba lo que iba a ocurrir a continuación: Minnesota, que escogió a O.J. Mayo con su ronda, tuvo una propuesta de traspaso por la cual Kevin Love recalaría en su conjunto, con Brian Cardinal, Jason Collins y Mike Miller como acompañantes, si ellos daban a cambio a Greg Buckner, Marko Jaric, O.J. Mayo y Antoine Walker.

Memphis había comenzado su «three peat» de pifias particular en los Drafts. Ya se vería cómo evolucionaban las carreras de ambos jugadores, con Kevin Love habiendo sido uno de los mejores jugadores que ha pasado por Minnesota y jugando actualmente como titular en un contender, y O.J. Mayo suspendido por violar la política antidroga de la NBA.

En 2009, la franquicia de Tennessee realizaría todavía peor temporada, y se encontraría con el pick número dos en la lotería de un Draft que traía el cartel de los mejores de la década. Jugadores como Blake Griffin, James Harden, Stephen Curry, DeMar DeRozan, Jrue Holiday… Era imposible no terminar con un gran «prospect» con esa segunda elección. Sin embargo, los Grizzlies arriesgaron al elegir a Hasheem Thabeet, pívot tanzano de 2,20 metros de altura. El jugador generaba en los ojeadores dudas en cuanto a su apartado ofensivo, y así terminó: sin equipo a sus 26 años de edad, y actualmente jugando en Asia.

James Harden es solo uno de los grandes jugadores que podría haber recalado en Memphis

Keith Allison (CC)

El fit resultó muy dudoso, con la franquicia poseyendo jugadores como Marc Gasol y Zach Randolph en el interior. Terminó muy mal para ellos, que le traspasaron en la segunda temporada a Houston. Tampoco DeMarre Carroll y Sam Young, elegidos en el Draft ese año por la nuestra franquicia protagonista, se harían un hueco en la plantilla.

Ya en 2010, última ocasión en la que Memphis eligió en la lotería, Xavier Henry terminó en las filas de la franquicia. Eric Bledsoe, Hassan Whiteside, Avery Bradley, Patrick Patterson, entre otros, estaban disponibles cuando los Grizzlies estaban ‘on the clock’. Además de esto, las otras dos primeras rondas que ostentaban en ese año, Dominique Jones y Greivis Vásquez, tampoco duraron mucho en el conjunto.

En resumen: tres años consecutivos con rondas valiosas, tres años consecutivos en los cuales no se comieron un rosco. Quién sabe de qué hubieran sido capaces estos Grizzlies si alguien competente hubiera jugado junto a Gasol, Conley y Randolph. Pero la gerencia no acompañó.

 

De 2010 en adelante, ni un joven a la vista

Como antes apuntábamos, desde que contrataron a Lionel Hollins y este encaró su segunda temporada con un prometedor 46-36, enlazando esta racha de siete años entrando a «Playoffs», ningún joven que haya sido elegido por Memphis ha durado mucho en sus filas.

Los enumeramos:

2011

Josh Selby, elección 49. Treinta y ocho partidos repartidos en dos temporadas con una media de 7.8 minutos por noche tras ser traspasado a Cleveland junto con Wayne Ellington, Marreese Speights y una 1ª ronda de 2017 por Jon Leuer.

 

2012

En la elección 25 resultó Tony Wroten. A Tony tampoco se le dio ninguna oportunidad en Memphis. Solo jugó 30 partidos, a una media de 7.8 minutos. Le traspasaron a Philadelphia, donde sí que demostró su potencial, aunque más tarde sus lesiones y actitud le condicionaron y actualmente se encuentra jugando en Venezuela con los Bucaneros.

 

2013

Jamaal Franklin cayó en la posición 41. Otro jugador irrelevante para el proyecto que fue cortado al año siguiente de ser elegido. Joffrey Lauvergne fue escogido con la elección 55. Lauvergne sí que ha resultado tener un éxito parcial en la liga, aunque todavía esté luchando por hacerse un hueco en ella, ahora en San Antonio. Memphis le traspasó junto a Darrell Arthur a Denver por Kosta Koufos. Janis Timma resultó en la elección 60. Este jugador, que ha realizado un gran Eurobasket, todavía no ha debutado en la NBA.

 

2014

Con la ronda 22, Jordan Adams fue escogido. El jugador es un simple francotirador, que podría haber venido bien a Memphis. Sin embargo, sus frecuentes lesiones y poco tiempo de juego obligaron a la franquicia a relegarle a la liga de desarrollo con objeto de observarle y consensuar sobre su posible futuro en la plantilla principal. Actualmente se encuentra sin equipo.

 

2015

Jarell Martin fue el elegido en el número 25. Este es el jugador que más cerca de encuentra de romper la racha de novatos de Memphis. Jugando con regularidad desde su elección, como pieza de rotación que ronda los 15 minutos, Martin tiene sitio en la plantilla y encara su tercer año como jugador. Veremos si termina traspasado o cortado, o al contrario se queda.

 

2016

Wade Baldwin fue el elegido en la 17. Wade ‘The Fourth’ fue cortado hace pocos días para terminar de confeccionar la plantilla, y que esta se quedase en quince hombres. Portland no ha tardado en firmarle un contrato «two way», por el cual Baldwin tendrá oportunidades de mostrar a los ojeadores en la liga de desarrollo de lo que es capaz. Wang Zhelin, elección 57. La elección de segunda ronda de Memphis en 2016 todavía no ha debutado en la liga.

 


 

La cuestión es la siguiente: ¿Estarán los Memphis Grizzlies centrándose demasiado en su núcleo, y no valorando correctamente a los jóvenes? Es una gran posibilidad, dado que entre los que hemos comentado encontramos jugadores válidos. Pero el problema no es de integración, por lo que parece. La tara la encontramos en la importancia que se le da al Draft en Tennessee.

Ningún fit claro en los jugadores escogidos en los últimos años lleva a que no hayan conseguido mantenerse en el equipo. Las pifias de los últimos tres años de la década pasada tampoco aguardaban buen futuro, y el margen parece acabársele a Memphis, que por primera vez en varios años se encuentra en una situación delicada. ¿Qué hará el GM si Marc Gasol, sin vista de un buen proyecto, decide irse? El núcleo jóven es nulo en este equipo por el problema principal comentado en el artículo, y actualmente se depende demasiado de los veteranos. Memphis se encuentra ante una gran encrucijada provocada por su propia gerencia.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This