Conecta con nosotros

NBA

La polémica de Rajon Rondo y Chris Paul: ¿quién es peor compañero?

Con todo más frío tras varias semanas, toca diseccionar los conflictos de ambos bases durante sus periplos en la liga.

Chris Paul y Rajon Rondo. Rajon Rondo y Chris Paul. Este dúo de bases no ha desaparecido de la palestra desde el inicio de temporada y es bien sabido por qué. Desde su polémica pelea en el Lakers-Rockets de principios de curso han surgido en las redes ciertas bases que, directa o indirectamente, defienden a cada una de las partes en este conflicto interminable.

Las sanciones fueron impuestas, también cumplidas. El asunto tiene ya unas semanas de antigüedad y la contienda parece haberse enfriado. Qué mejor momento para analizar a los dos protagonistas de dicho acontecimiento que ahora. En su día nos aventuramos a analizar la poca mano dura de la NBA en torno a las sanciones de este conflicto. Hoy, indagaremos en el pasado de Paul y Rondo, más allá de pensar en quién tuvo la culpa.

La discutida sanción de la NBA a Chris Paul, Rondo e Ingram

Ambos cometieron infracciones, y a raíz de este enésimo episodio conflictivo en la vida de los dos “point guards“, ha surgido una pregunta generalizada: ¿quién es peor compañero, Chris Paul o Rajon Rondo?

 

Rajon Rondo, el presunto “malo de la película”

Rajon Rondo Boston Celtics NBA

Rajon Rondo comenzó a adquirir mala fama en Boston – KOWARSKI (CC)

Ninguno de los dos es un santo. Han roto más platos de los que pueden contarse. Se trata de jugadores competitivos que harían cualquier cosa por una victoria. Para bien o para mal.

Comenzamos con el que más veces ha ostentado el papel de malo de la película. El profesional que, según clama, ha peleado “con todos los entrenadores” con los que ha jugado. Sin embargo, es recomendado por la mayoría de estos “head coaches” que le han entrenado y por otras tantas personas con las que ha compartido vestuario. El único e inimitable Rajon Rondo.

El base adquirió la reputación de jugador “difícil de entrenar” al principio de su carrera, en los Celtics. Uno de sus primeros roces fue con el veterano Ray Allen, al que tuvieron que mover al banquillo, según fuentes, porque un obstinado Rajon no quería pasarle el balón. Paul Pierce, en su etapa en Washington, dijo que su problema era de consistencia: “algunos días hacía cosas, otros no”. No veía continuidad en Rondo. Doc Rivers llegó a decir, a modo de broma, que tanto él como el cuatro veces “All-Star” se estrangularían si pudiesen. No obstante, terminó de buenas maneras con todos los componentes de la plantilla del anillo. Excepto con Allen, el cual no habla con ninguno.

En Dallas, Rondo terminó por no recibir ni un puesto para jugar en postemporada con el equipo. Dallas quería deshacerse de él para mantener una buena química de equipo. El jugador continuamente entraba en discusiones con compañeros. La confrontación más repetida fue con Monta Ellis. Incluso tuvo sus más y sus menos con Rick Carlisle, uno de los mejores entrenadores de la NBA. Sin embargo, este terminó por recomendarlo a muchos conjuntos de la liga cuando hubo terminado su periplo en Texas.

En SacTown, más allá de dirigir ciertos comentarios homofóbicos hacia el colegiado Billy Kennedy, no tuvo ningún incidente o sobresalto. Fue más tarde, en Chicago, donde todo volvió a venirse abajo. Continuas luchas entre los tres gallos del corral (Butler, Wade, Rondo) y degradaciones a los jóvenes de turno. Desde entonces no hemos visto ningún borrón más en la cuenta de Rajon. Hasta ese Lakers-Rockets.

 

¿Es Chris Paul el bueno?

“Todo el mundo quiere creer que Chris Paul es un buen chico. No saben que es un terrible compañero. No saben cómo trata a la gente. Mirad lo que hizo el año pasado en LA tratando de llegar al vestuario de los Clippers. No quieren creer que es capaz de provocar y comenzar un incidente… Él sale y dice que he escupido y los medios se ponen de su parte”. Esto son palabras de Rondo sobre Paul. No hay nada mejor para responder que el tuit de Daryl Morey… “Le dijo la sartén al cazo: apártate que me tiznas”.

Realmente, Rajon Rondo no es ni peor ni mejor que el ahora Houston Rocket, pero tiene gran parte de razón. Chris Paul es, sorprendentemente, el que mejor fama tiene de los dos, habiendo actuado peor durante toda su carrera profesional. ¿Ha sabido llevar bien los conflictos o se le ha sobreprotegido? Confío en que llegaremos a una conclusión.

Su idilio con los conflictos comenzó con su salida de New Orleans. Salió rodeado de ciertos rumores y malas prácticas que se obviaron por su juventud. Sus reincidencias en Los Ángeles, sin embargo, no fueron pasadas por alto. Antes de forzar su salida a Houston, tuvo problemas con cómo Doc Rivers trataba a su hijo; así como con Blake Griffin. No olvidemos tampoco que DeAndre Jordan casi se marchó a Dallas, en parte, por su culpa.

Doc Rivers ya manifestó que Paul increpaba más a sus compañeros cuando él la fastidiaba. Sin embargo, cuando la fastidias, tienes que hacerte cargo de tu fallo, pero Rivers no piensa “que él realmente lo hiciese”. Chris Broussard habló en su momento con directivos de los Clippers. “Cuando comete un error, no toma responsabilidad por ello”.

Chris Paul NBA Los Angeles Clippers

Chris Paul dejó tan malos como buenos recuerdos allá en Los Ángeles – Keith Allison (CC)

Al llegar a Houston, ni D’Antoni ni sus compañeros vieron dificultades para relacionarse con la estrella durante sus primeros días. De hecho tampoco ha habido ningún informe reseñable de disputas entre Chris Paul ni ningún miembro de los Rockets, aparte de este pequeño roce con James Harden durante los pasados “Playoffs“.

Sin embargo, dos acontecimientos han marcado su paso por Houston hasta el momento. El primero, la razón de ser de este artículo, su encontronazo con los Lakers. El segundo no está fuera del conocimiento de ningún aficionado que se precie. Chris Paul lideró a sus compañeros cual turba violenta hacia el vestuario del conjunto menos laureado de Los Ángeles por una especie de túnel secreto. Hubo rumores de todo tipo. La conclusión fue que Paul no actuó solo por su propio interés, sino para enfrentarse a Blake Griffin y Austin Rivers por previos comportamientos ofensivos hacia su equipo. El presidente de la Asociación de Jugadores no debería meterse en todos estos líos.

 

Tres (o más) personas han visto ambas caras de la moneda

Tres principales casos de jugadores y un entrenador que han compartido vestuario con ambos, Rajon Rondo y Chris Paul, han salido a la palestra. No dejan en buena posición a Paul, sí a Rondo. De todas maneras, estos son posts a interpretar de manera subjetiva, puesto que tanto Big Baby” Davis, como Ryan Hollins o Doc Rivers pueden tener historias con Paul y Rondo que ninguno conocemos, y estar “barriendo para casa” con sus publicaciones.

Glen Davis fue el primero en aparecer por Instagram. No alaba de ninguna manera a Rondo, pero sí degrada a Chris Paul y le llama “mal compañero”. No es la primera noticia, como hemos demostrado en los apartados anteriores, que tenemos de esto. Pero los dos bases tienen muchas cosas en común: inteligencia, liderazgo, competitividad. Puede ser que ese parecido les haga ser odiados en cierta manera y vistos como malos compañeros cuando lo único que quieren hacer es triunfar. Quién sabe.

Ryan Hollins fue el siguiente. Este hombre no reparó en qué lado apoyaba y apostó todo a Rondo. Calificó al ex Celtic como “uno de sus compañeros preferidos de siempre”. Mientras que de Paul dejó unas declaraciones controvertidas a Alex Kennedy. Manifestó que CP3 tiene que realizar algunas mejoras en su faceta de compañero de equipo.

Por último, nos basamos en las declaraciones de Doc Rivers, un head coach que ha contado con ambos bases en sus primes. Se ha ido comentando durante el artículo, pero cabe destacar que el entrenador de los Clippers no tiene buenas palabras para ninguno de los dos. Puede que haya alabado sus habilidades, pero es lo único destacable. De Rondo, bromeó con que ambos querrían estrangularse. De Paul, sacó a la luz su poca autocrítica.

 


 

Las historias de ambos bases dan para hablar de mucho más. Las declaraciones de sus allegados dejan claro que no son ningunos ángeles y que pueden gustar a una persona más que a otra. En definitiva, lo que la pelea entre Lakers y Rockets significó fue otra etapa más de las rencillas personales que ostentan estos dos bases de élite.

Paul Pierce declaró que no estaba extrañado tras la pelea, sino que le parecía que se había producido demasiado tarde. Esto es porque Rondo y Paul llevan odiándose desde 2008. Mike Krzyzewski eligió a Deron Williams, Jason Kidd y Chris Paul como bases para la odisea olímpica, algo que molestó a Rajon. Él y Paul se pelearon en 2009 tras el primer Celtics-Hornets, y el base dictó sentencia: “Tengo un anillo y tú nunca vas a ganar uno”, dijo a Paul, según Woj (y de momento, no se equivoca).

Está claro que hay mucha historia entre estos dos y que no acabará aquí. Probablemente los tengamos en la sopa durante muchos años. ¿Próxima parada de este viaje? El round two del combate, que tendrá lugar el 14 de diciembre en Houston, Texas.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This