Conecta con nosotros

Draft NBA

Los 10 nombres a seguir del Adidas Next Generations Tournament

El futuro del baloncesto internacional se reúne por primera vez en Valencia.

Las navidades no dan pie al descanso para scouts, entrenadores y el mundo del baloncesto. Los torneos de invierno arrancan y entre ellos, uno de los más destacados es el Adidas Next Generations Tournament, que se celebra en distintas partes de Europa a lo largo del año. En esta ocasión, Valencia ejerce como sede, recogiendo el testigo de L’Hospitalet de Llobregat.

Así pues, entre el 28 y 30 de diciembre, los aficionados podrán disfrutar del torneo en las pistas de L’Alquería del Basket y La Fonteta de Sant Lluís. Y qué mejor que acudir al torneo sabiendo a quién debemos tener en cuenta en cada partido. Para ello, Gerard Solé, Juan Domínguez y Pedro San Miguel nos traen los nombres a seguir del torneo. Diez promesas cuyo futuro genera gran expectación a nivel nacional e internacional.

 

Los mejores prospects del Adidas Next Generations Tournament

 

Ariel Hukporti, uno de los principales atractivos en el ANGT.

Ariel Hukporti, uno de los principales atractivos en el ANGT. Foto vía FIBA

Ariel Hukporti (C, 2002, Porsche BBA Ludwigsburgh)

Este joven alemán con raíces togolesas es quizás el mayor prospect NBA que tiene en sus fogones la siempre talentosa cantera germana. Debutará en un torneo de esta dimensión y lo hará aún como júnior de primer año, algo que no cambiará su papel y responsabilidad dentro de un equipo joven pero muy interesante.

Cinco puro de gran envergadura y capacidad atlética, ya fue una pieza clave en el último U16 con la selección de Alemania, con la que sumó 9,6 puntos y 5,9 rebotes en apenas 17,4 minutos de media. En el exigente Adidas Next Generation Tournament de Valencia, Hukporti querrá demostrar que cada día es más realidad y menos proyecto y que su futuro a largo plazo está en la mejor liga del mundo. Unas condiciones que ya le han permitido incluso debutar con el primer equipo del MHP Riesen. Dejar atrás sus tediosos problemas de faltas y su inconsistencia ofensiva, su siguiente paso.

 

Matthew Marsh (C, 2002, FC Barcelona Lassa)

¿Un británico jugando a baloncesto? Pues sí. Y con un futuro realmente brillante por delante. Matthew Marsh fue la última gran adquisición de la cantera blaugrana y una apuesta muy seria de futuro para la entidad catalana. Con apenas 16 años, Marsh ha estado ya muy vinculado al equipo filial de LEB Oro, con el que realizó la pretemporada en sus primeras semanas en tierras barcelonesas.

Brillar en esta siempre completa y talentosa cantera es un gran reto para este joven interior de grandes fundamentos interiores y gran líder en su selección nacional, con la que firmó 12,5 puntos y 9,3 rebotes en el pasado U16 Division B. No será fácil para él destacar en este Adidas Next Generation Tournament de Valencia, ya que compartirá minutos y posición con otro enorme talento de gran futuro, el cinco belga y un año mayor Haris Bratanovic (2’09).

 

Vinicius Da Silva (C, 2001, Divina Seguros Joventut)

Descubrimiento extraordinario, Vinicius Da Silva es una auténtica rara avis en una de las canteras más prolíficas y fiables del baloncesto europeo, más conocida por su maravilloso cuidado del trabajo técnico y táctico que por sus apuestas extranjeras de este perfil. Este espigado interior brasileño de eternos brazos ya destacó con claridad en el pasado Adidas Next Generation Tournament de L’Hospitalet, con apenas 16 años y tras llevar únicamente poco más de un mes en tierras catalanas.

Con un año de trabajo y adaptación a sus espaldas, ahora llega el gran momento de su confirmación. Y es que Vinicius Da Silva es uno de estos jóvenes privilegiados con unas condiciones físicas, técnicas y mentales únicas para este deporte. Un 2’12 capaz de abrirse para tirar, entender cuándo y cómo pasar al compañero y no dudar a la hora de finalizar con potencia. Únicamente su condición de extracomunitario ha impedido verle ya en categorías superiores, así que asumirá con gran motivación este exigente reto ante alguno de los mejores equipos junior del continente.

 

David Bohm, la gran esperanza checa para la NBA.

David Bohm, la gran esperanza checa para la NBA. Foto vía FIBA

David Bohm (SG/SF, 2001, USK Future Stars Prague)

Tremendo jugador el que tiene el USK Praha en sus manos. Bohm es un prototipo perfecto para el viejo continente e, incluso, aunque no lo parezca por momentos, con capacidad atlética suficiente como para encandilar a los ojeadores NBA.

Ante sus habilidades se le presenta una gran oportunidad en la que puede demostrar que se encuentra en la élite de su generación. Desde nuestro punto de vista esperamos que se convierta en un firme candidato al quinteto ideal y que ronde o sobrepase los 20 puntos por partido.

Cuando le ves jugar te parece estar presenciando la llegada de un alero total que lleve tiempo y tiempo paseando por las canchas de medio mundo, pero lo cierto es que se trata de un chaval con mucha clase y detalles que pulir para acabar siendo ese gran jugador que se vislumbra tras cada uno de sus movimientos.

 

Matthew Strazel  (PG, 2002, LDLC ASVEL Villeurbanne)

La vida de este descarado jugón galo no ha sido nada fácil, especialmente en los últimos años. Matthew Strazel ha tenido que convivir con dos de los grandes talentos franceses del momento, Malcolm Cazalon (01, ahora en la ProA en las filas del JL Bourg) y Theo Maledon (01), que incluso ha dado ya el salto a un puesto fijo en el primer equipo del conjunto lionés. Un hecho que ha llegado a poder ser hasta injusto hacia los méritos y capacidades de un director de juego sólido, con muchos puntos y gran capacidad de liderazgo… que ha sido gran ausente de las dos últimas convocatorias nacionales para el Mundial U17 (en el que Francia fue subcampeona) y el Europeo U16 del pasado año 2017. En Valencia, Strazel dejará de vivir en la sombra para copar todos las luces y focos. Llega la hora de su confirmación.

 

Tom Digbeu (SG/SF, 2001, FC Barcelona Lassa)

Como el algodón en el famoso anuncio, el apellido no engaña. Hijo de un mito del baloncesto continental como Alain Digbeu, Tom ha vivido (y posiblemente vivirá) siempre bajo la presión que conlleva tener unos genes como los suyos. Únicamente hay que verle un segundo para confirmar que, por lo menos, el físico lo ha heredado a la perfección. Y es que Digbeu es uno de esos aleros privilegiados de largas piernas y brazos de gran capacidad atlética que tanto enamoran a aficionados y scouts.

Sin embargo, la sombra de la inconsistencia técnica y táctica ha marcado los últimos años del joven talento galo, capaz tanto de protagonizar acciones espectaculares en forma de mates o tapones como de ser sentenciado al banquillo después de cometer errores graves en defensa o concentración. Únicamente en sus manos y su cabeza está el evitar que, en un futuro ya no muy lejano, pueda ser otro ejemplo de la conocida afirmación. “Lo que podría haber sido…”.

HHéctor Alderete, la gran priomesa española de Movistar Estudiantes

Héctor Alderete, la gran priomesa española de Movistar Estudiantes. Foto vía FIBA

 

Héctor Alderete (PF, 2001, Movistar Estudiantes)

Ejemplar único de jugador de baloncesto, Alderete bien podría ser un base verdadero metido en el cuerpo de un interior. Y es que su altura y cuerpo son un auténtico antítesis de su juego. Lejos de ser un cuatro bregador y de gran capacidad reboteadora, la última gran perla de la cantera colegial desprende clase, talento y mucha sapiencia baloncestística en todas sus acciones.

Desde sus más de dos metros, Alderete es capaz de repartir juego con sabiduría, defender con agresividad e inteligencia, castigar como jugador abierto o atacando el aro con rudeza y, especialmente, ejercer de auténtico líder tanto en la pista como espiritual de su equipo.

 

Tommaso Tintori (SF, 2002, Virtus Bologna)

El primero de los italianos que vamos a analizar. Nació en 2002, en Pescia y a sus 13 años ya estaba destacando en la Toscana. Aunque en ese momento era el más alto de sus compañeros, ha sabido adaptarse muy bien conforme su físico y sus rivales cambiaban.

Con todo y eso, fue convocado con la U16 italiana de Sasha Grant o Abramo Pene y consiguió, a pesar de las dificultades hacer un gran Europeo en Novi Sad siendo uno de los jugadores más productivos de su equipo. Tras pasar por Milán, la ya mítica Virtus Bolonia se hizo con sus servicios y esta es su segunda temporada con los del norte de Italia.

 

Gilad Levy (C, 2002, Movistar Estudiantes)

¿Un 2.15 de altura y casi 2.30 de envergadura con 16 años? Así es.

El ex-jugador del Hapoel Gilboa Galil será sin duda uno de los atractivos por varias cosas, la primera porque es el más alto del torneo y la segunda es porque a pesar de su altura es un pívot con una planta y productividad que casi no se ve en jugadores de sus características.

El israelí fue clave para el décimo puesto de su selección en el Europeo del pasado año. Con más de 10 puntos y 7 rebotes por partido, su intimidación y perseverancia en ataque fueron de lo mejor que tuvo su selección.

 

Lorenzo Guerrieri (C, 2002, FC Barcelona Lassa)

Este pívot de 206 es, sin duda uno de los jugadores con más futuro de Italia. Su andadura en cantera ha pasado por varios conjuntos, incluido uno de los máximos exponentes del baloncesto de la cantera italiana como es Juve Pontedera.

Sin embargo, en el último Europeo no consiguió el papel que se le pedía y acabó con unos pobres números (1 punto y 3 rebotes por partido). A pesar de ello, ha mejorado varios aspectos desde que llegó a la ciudad condal. En la última Szent Istvan U16 Basketball Cup, tuvo algunos partidos con muy alto nivel además de conseguir liderar en rebotes a su equipo.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This