Conecta con nosotros

NBA

Los cinco problemas de Minnesota para el curso que viene

Los Timberwolves tienen varias asignaturas pendientes que recuperar para la próxima temporada.

Los Minnesota Timberwolves se encuentran actualmente en la estacada, cual alumno revoltoso de secundaria en verano. La clasificación a última hora en los «Playoffs» como octavos del salvaje Oeste no ha cumplimentado las expectativas generadas a principios de temporada. Así como tampoco lo hizo la nefasta actuación contra Houston en la primera ronda, a la cual no accedían desde los tiempos de Kevin Garnett en 2004.

Para un conjunto proyectado por la mayoría de expertos como top 3 y 4 del Oeste el año pasado, muchas cosas tienen que cambiar. En lenguaje estudiantil, diríamos que Minnesota tiene que estudiar para recuperar unas cuantas asignaturas pendientes. De momento, la gerencia del equipo está trabajando para mantener piezas claves y los jugadores de rol idóneos, pero los problemas principales no son las dichas piezas, sino su forma de encajar. Thibodeau y el vestuario son la clave del posible resurgir de los Wolves este año.

 

Número uno: Jimmy Butler

jimmy butler, Minnesota Timberwolves

Jimmy Butler es la estrella principal de los Timberwolves – David Bueno y Marc González

El problema número uno en las agendas de los dirigentes de Minny no es otro que la reconciliación con Jimmy Butler. La estrella consagrada no ha estado a gusto en el conjunto. Se lesionó mes y medio y volvió justo antes de comenzar los Playoffs, tiempo en el cual Minnesota no dio un paso adelante con Towns y Wiggins a los mandos. Es muy necesario para el esquema de Thibodeau al ser determinante en ataque y defensa. ¿Lo único malo? Le resta un año de contrato.

El proyecto de Minnesota puede pasar por la renovación del escolta, pero existen problemas. El conjunto no hizo tan buena temporada como se esperaba con tres grandes jugadores rodeados de suplentes de rol de calidad, y entró en Playoffs a última hora. Surgieron rumores de Jimmy contando con posibles malas relaciones con los jóvenes jugadores de la franquicia, y que el vestuario esté revuelto no es bueno para el equipo.

Para más inri, Butler vuelve de una operación en la mano dominante, y está claro que Tom Thibodeau le necesita a pleno rendimiento para llevar a Minnesota a donde se esperaba que llegase el año pasado, un top 4 del Oeste.

 

Número dos: Karl Anthony-Towns y Andrew Wiggins

Minnesota Timberwolves, NBA, Karl-Anthony Towns

Karl-Anthony Towns debe dar un paso adelante en su tercer año en la liga – Martín Santana (The Wing)

Si Jimmy Butler es la estrella consagrada del conjunto, todo el mundo debe tener claro que Karl-Anthony Towns es la segunda espada y Andrew Wiggins es la tercera en discordia. El rendimiento de ambos, sin embargo, fue algo dudoso la temporada pasada. Durante la racha de partidos en la cual Butler no estuvo disponible, ni Wiggins ni Towns dieron el paso adelante que se esperaba de ellos, y Minnesota se alejaba cada vez más de un puesto notable en el Oeste. Al final, tuvo que llegar Butler para salvar el barco.

La defensa, como comentaremos después en general, es uno de los principales problemas de estos dos jóvenes jugadores. Mientras que son grandes piezas en ataque, no se esfuerzan lo suficiente en la otra parte de la cancha. Towns promedia simplemente 1.4 tapones y 0.8 robos. De Wiggins ya hablamos durante la temporada. Una renovación de 150 millones de dólares para un jugador que no había sido All-Star y que tenía mucho que mejorar por delante. El promediar este año 17.7 tantos (de 23.6 la temporada 16-17) y no mejorar mucho en defensa  (1.1 robos por noche) le han crucificado, y está más en la estacada que nunca.

El estancamiento de Andrew Wiggins, a destiempo para Minny

Por ello aclaramos que ambos jóvenes necesitan un verano para reflexionar. Pueden ser estrellas si incrementan su nivel, al mismo tiempo que ayudarían a que Butler se pensase el renovar con Minnesota para continuar construyendo un proyecto competitivo en la ciudad. Ellos tienen las llaves.

 

Número tres: dudas sobre Thibs

tom thibodeau, Minnesota Timberwolves

¿Será capaz Thibs de darle la vuelta a los esquemas de Minny? – Joseph Glorioso Photography (CC)

Tom Thibodeau no está dejando buenas sensaciones en los Wolves. La contratación del estadounidense venía de perlas a una plantilla con pocos efectivos defensivos, precisamente por su buena fama en dicha faceta desde su etapa en los Chicago Bulls allá por principios del decenio. Sin embargo, este año no han destacado en este apartado del juego.

Al entrenador también se le achaca la falta de uso de su banquillo. Los Minnesota Timberwolves poseían una segunda unidad con piezas del calibre de Jamal Crawford, Gorgui Dieng o Nemanja Bjelica, pero el entrenador no realizaba un uso correcto de dichos componentes de la plantilla. Tres jugadores rondaban los 36 minutos de juego (Butler, Wiggins, Towns), y los dos restantes del quinteto alcanzaban los 33. Tras estos, el que más jugaba era Jamal Crawford, con 20 minutos por encuentro. El reparto debe ser más equitativo, dado que a final de temporada los jugadores se observaron con un nivel de cansancio que excedía lo normal.

Por este tipo de razones, se cree que Thibodeau no sabe adaptar a los Timberwolves al baloncesto de hoy en día y que no es el entrenador correcto para un conjunto que necesita modernizarse.

 

Número cuatro: la defensa de Minnesota

Jeff Teague, Gorgui Dieng, Minnesota Timberwolves

La principal asignatura pendiente de los de Minnesota es la defensa – Martín Santana (The Wing)

Minnesota cuenta con uno de los mejores ataques de la liga. Para ser concretos, el cuarto mejor ratio ofensivo, solo por detrás de Golden State, Houston y Toronto. Hasta seis jugadores anotan, de media, en dobles figuras. No hay ningún problema en la anotación ni en los sistemas ofensivos de un equipo que tiene un gran arsenal en este lado de la pista. Pero, ¿y la defensa?

Tom Thibodeau y los Timberwolves tienen un gran problema en esta faceta. Para un entrenador que ha sido una eminencia en esquemas defensivos, clasificar como el vigésimo segundo conjunto en términos de ratio defensivo debe ser un golpe bajo. Los Wolves se encuentran en el top 10 de equipos que menos rebotes defensivos recogen (31.6) y que menos tapones realizan (4.2 de media).

Además, se encuentran también entre los diez peores conjuntos defendiendo contraataques (puntos del oponente en contraataques) y en puntos permitidos en la pintura. Esto no puede permitirse en la NBA de hoy en día, donde gobiernan el triple y las contras, los ritmos rápidos y el «small ball«. Tom Thibodeau debe plantear un sistema mejor con las piezas que posee para seguir avanzando como proyecto en el Oeste y esperar su oportunidad.

 

Número cinco: pelear por el Oeste

Minnesota Timberwolves

Los Timberwolves deben dar un gran paso adelante para tener reputación en el Oeste – Martín Santana (The Wing)

La capacidad de Minnesota para enfrentarse a las mejores franquicias de su conferencia no está para nada clara. De momento, nadie pondría la mano en el fuego por una victoria del conjunto frente a Houston, Golden State o Utah. Los Wolves solamente tienen cubiertos, de momento, 13 puestos de su plantilla, siendo uno de ellos un contrato «two way» a un jugador no drafteado, Jared Terrell. Por lo tanto, hasta que no terminen de confeccionar dicho «roster«, no se podrá opinar de forma sólida sobre ellos.

No obstante, visto lo visto, pocas posibilidades hay de que terminen siendo el equipo revelación del año. Thibodeau tendría que adaptarse de forma muy rápida al baloncesto moderno y añadir un par más de piezas defensivas que arreglen el desastre que es Minnesota como conjunto en esa faceta. Todo es una incógnita hasta que los conjuntos vuelvan a las pistas en octubre, pero de momento, los Wolves no son candidatos a nada.

 


 

Ni Minnesota ni la liga tienen claro qué va a pasar con este proyecto. Actualmente, el Oeste tiene a sus equipos gobernantes, por así decirlo, por lo que muy grande tiene que ser el cambio durante este verano para que los Timberwolves pueden hacer algo de ruido en dicha conferencia. Deben ser los Indiana Pacers o Utah Jazz del año pasado, un conjunto con garra que pueda ser catalogado de revelación.

Su entrenador, no obstante, debe ayudar. Thibs debe dejar de pensar en el pasado, abrazar la nueva liga y equilibrar mucho más su reparto de minutos. Los banquillos ganan encuentros y la defensa también, y esos dos pilares básicos no pueden resultar invisibles para un conjunto que quiera ganar en la NBA de hoy. Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins deben dar un paso adelante, y el equipo debe terminar de reforzarse con un par de piezas con tiro exterior y capaces de defender a su par.

Si los Wolves estudian este verano, podrán comenzar a recuperar en octubre esas asignaturas que tienen pendientes. Su periodo estival no está siendo el más espectacular, por lo que deben ponerse manos a la obra ya mismo, o quedarán mezclados de nuevo con los conjuntos mediocres de su conferencia. Todo pasa por las piezas claves que hemos comentado: Butler, los jóvenes, la defensa y Thibs.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This