Conecta con nosotros

Draft NBA

NCAA: Los nombres de la primera jornada

Arranca la NCAA y los primeros nombres de cara al Draft brillan con luz propia en sus debuts.

Llegó el gran momento. La pasada madrugada arrancó por fin la NCAA tras meses de larga espera y lo hizo lo por todo lo alto. El Champions Classic fue solo el plato fuerte de un menú que dejó de todo, y es por ello que el equipo Draft de The Wing, y como no, arrancando nuestra cobertura de cara al próximo Draft 2019 en New York, se vuelca en acercar varios de los nombres que han comenzado a poner patas arriba a scouts y analistas.

Una primera jornada en la que muchos de los grandes llamados a ocupar los primeros puestos y lotería realizaron su debut,y en la que otros corrieron distinta suerte y dejaron más dudas que certezas en sus primeros coletazos en una competición que promete ser aún más apasionante esta temporada. The Wing trae por tanto varios nombres de los que había que hablar en este inicio en clave de NBA Draft. Sin más dilación, arrancamos.

Los nombres de la primera jornada NCAA 18-19

 

Lo positivo

Foto vía Twitter: @DukeMBB

 El trío freshmen de Duke

El plato fuerte del día era indudablemente ese Kentucky-Duke que cerraba el denominado Champions Classic. La mejor recruiting class de la historia hacía su debut ante los todopoderosos Wildcats y la cosa no decepcionó en absoluto. Y es que cuando hablamos de los Blue Devils no nos podemos quedar sólo con un nombre y es por eso que en nuestro primer apartado englobamos a los tres. El trío formado por R.J Barrett, Zion Williamson y Cam Reddish dominó de principio a fin el encuentro en una muestra de superioridad más semejante a un partido de adultos contra niños que a un partido de NCAA entre dos candidatos al título.

Barrett finalizó el partido como máximo anotador con 33 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Mostró todo su skillset y además se dilucidó el uso que hará Coach K como ball handler primario o secundario con Tre Jones en pista. Barrett mostró su mejor versión como slasher atacando el aro, siempre usando su cuerpo para crearse hueco en la penetración y sacando o bien faltas o canastas sencillas. Pero además de eso mostró su cara como generador de juego en transición y nos enseñó una mecánica más fluída que nunca en su lanzamiento exterior (3-7 en tiros de tres). Un paquete ofensivo total que sigue consigue estabilizar en términos de regularidad y ante defensas que frenen el juego rápido le convierten de manera unánime en el top pick de cara al próximo Draft.

Zion Williamson por otro lado volvió a enamorar. Y es que su primer triple en su primer contacto con el balón dejó trazas de que es el propio Williamson el que se exige unilateralmente ser mucho más que el dunker que conocemos. Su estilo de juego, más aislado en estático que el del resto de compañeros, brilló en las transiciones, tanto dirigiendo y repartiendo juego (como en dos acciones tras pase picado y largo a Barrett), como a la hora de ese juego 1vs1 en el que es imparable tras poner la pelota en el suelo. Williamson volvió a dejar trazas de su excelente manejo de balón y de su agilidad en un cuerpo de esas dimensiones. Su sinergia con Barrett en la cancha es total y mostró también una mejoría notable en la fluidez de su lanzamiento en suspensión.

El tercero en discordia, Cam Reddish, fue el que más nos sorprendió a todos. El papel de Coach K para el alero está claro. Ejecutor sin balón y en larga distancia con Barrett en pista y segundo manejador de balón con el canadiense en el banquillo. Y a todo eso se adaptó a las mil maravillas un jugador que domina todos casi todos los aspectos del juego. 22 puntos y 4 robos con una intensidad defensiva decisiva ante una Kentucky sufridora en el juego en estático marcaron la tendencia de un Cam que apunta a ir creciendo a medida que avance la temporada y encuentre su sinergia con Barrett.

 

www.slipperstillfits.com

 Rui Hachimura (Gonzaga)

Gonzaga debutó sin Tillie por lesión pero no decepcionó en absoluto en su contundente victoria frente frente a Idaho State. Y lo hizo con una exhibición ofensiva sin precedente y con un nombre propio, el de Rui Hachimura. El japonés arrancó su tercera temporada en la liga con el papel de estrella bien aprendido, y con 33 puntos y 4 rebotes supuso junto a Norvell una pesadilla interminable para la defensa de los Bengals.

Hachimura volvió a demostrar esa suficiencia física que le convierte en uno de los jugadores más determinantes de todo el país. Jugando como interior a tiempo completo, el japonés mostró todo su capacidad atlética, siendo una pesadilla tanto en las continuaciones tras bloqueo y atacando el aro como en el juego al poste, donde dejó destellos de su juego de pies atacando de frente o usando su agilidad en el juego de espaldas. No pudimos ver su mejora en el lanzamiento con respecto a su adaptación al puesto de tres, pero todo apunta a que veremos muy muy poco a Rui ocupando perímetro a tiempo completo. Físicamente se le ve todavía más fino y rápido que la temporada pasada.

 

Foto vía Twitter: @Cboogie_3

 Carsen Edwards (Purdue)

En nuestra lista de juniors le destacábamos por encima de casi todos a uno de los grandes bases de la temporada en la NCAA. Y es que Carsen Edwards no ha hecho más que consolidar en su debut esta temporada con Purdue lo que se venía hablando, que a pesar de su tamaño, por talento es un combo con hueco en la liga y en el próximo Draft.

Edwards se fue hasta 30 puntos en el triunfo de los Boilermakers frente a la débil Farfield por 90-57. Volvió a dejar destellos de su buen juego en transición, además de un acierto tremendo desde el triple con ese pull-up tan característico. Siete triples en diez intentos para una serie de tiro que encontró su clímax en el arranque de la segunda mitad. Además se le ve con un físico mejorado respecto a los dos últimos años. Su gran pero sigue siendo su skillset más como escolta en un cuerpo de un base, pero su fortaleza e intangibles lo compensan frente a rivales con mayor tamaño en un despliegue ofensivo que apunta a ser determinante este año.

 

Foto vía Twitter: @VandyMBB

 Darius Garland (Vanderbilt)

El mejor base de esta generación no decepcionó en absoluto en su debut a las órdenes de Bryce Drew frente a un hueso duro de roer dentro de las mid majors como es Winthrop. Garland se fue hasta los 24 puntos y 4 asistencias demostrando el porqué es sin ninguna duda el point guard puro con más opciones de ser el primer drafteado el próximo verano. Más definido muscularmente que este verano, Garland enseñó sus cualidades como base de up-tempo en transiciones, pero fue en el juego en media pista donde dio más margen a la ilusión.

Muy agresivo en la lectura de los bloqueos, siempre sacó ventajas tras el trabajo de Shittu en el pick, bien facilitando con visión de juego mediante inversiones o encontrando al interior en la continuación. Pero además de pasar el choque nos dejó a un Garland tremendamente decisivo en en ambos lados de la cancha. A pesar de que su mecánica sale desde muy abajo estuvo acertado de cara al aro y mostró descaro a la hora de amenazarlo, al mismo tiempo que mostró un repertorio en media distancia tanto en creación de tiro como en penetraciones tras los propios bloqueos.

En defensa mostró trazas de defensor activo e incluso colocó dos tapones en ayudas gracias a a sus esfuerzos. Su compañero Shittu también acompañó con su primer doble-doble de la temporada (18-10), pero Garland apunta a ser la pieza sobre la que se sostendrá todo el juego alegre de Vanderbilt esta temporada.

 

Foto vía Twitter: @IndianaMBB

 Romeo Langford (Indiana)

Uno de los máximos candidatos a jugador del año hizo su primera aparición estelar en la temporada para los Hoosiers. Jugó apenas 25 minutos en todo el partido, pero eso fue más que suficiente para ver todo el repertorio ofensivo de uno de los jugadores más completos en el campo de ataque de toda la NCAA.

Langford cuajó una primera mitad sensacional frente a Chicago St aprovechando el tempo que va a dar Archie Miller a los Hoosiers esta temporada. 19 puntos, 4 rebotes y 7 faltas recibidas nos dejaron a un Langford muy agresivo de cara al aro. Su explosividad y rapidez en el primer paso le facilitaron una y otra vez generar la ventaja suficiente para llegar al aro, forzando tiros libres (donde dejó muchas dudas con un 5-11) o bien terminando de forma suave la ejecución.

Pero además de eso mostró más. Su capacidad como generador mostrada en el primer tramo del encuentro encaja perfectamente en el juego de circulación que propone Miller y hace a Langford algo más que un puro anotador. Además dejó destellos de intensidad en el rebote, no así en el plano defensivo, donde se contagió de una Indiana que tiene que mejorar y mucho a medida que avance la temporada. Su fluidez en el lanzamiento y su dominio del pull-up game es otra de las características de las que nos dejó destellos en una actuación practicamente perfecta en los minutos que estuvo en cancha.

 

Las dudas

Foto vía Twitter: @KentuckyMBB

 Tyler Herro (Kentucky)

Calipari apostó por Herro como su hombre puntos y en un debut de cartel el escolta decepcionó. Los Wildcats no dieron el nivel, especialmente en defensa, a pesar de que Calipari apostó por un quinteto de arranque tremendamente defensivo con la magia en ataque de Herro a su libre albedrío.

Pero la papeleta fue bien distinta. Herro no encontró sus espacios habituales prácticamente en ningún momento durante toda la primera mitad. Saliendo tarde de los bloqueos y sin espacio suficiente para sacar su tiro en suspensión de forma eficiente. El bloqueo ofensivo de Kentucky y la incapacidad de los point guards de los Wildcats para generar más allá del excelente papel de Keldon Johnson no supo sacar rédito para un Herro al que le cuesta generar espacios frente a un equipo muy físico como el de Duke brillase.

Comenzó a mejorar a medida que avanzaba el partido, pero la realidad es que Duke ya había cogido la renta suficiente para que el resto de su partido se evaluase de la misma manera. Eclipsado por Johnson, Herro deberá dar mucho más y eso pasa también porque el papel de Hagans y Quickley mejora en el ataque a media pista.

 

Foto vía Twitter: @UNC_Basketball

 Nassir Little (North Carolina) – Por Óscar Périz

Sorprendentemente el segundo mejor recruit de esta generación para los diferentes portales inició el partido desde el banquillo, algo que nadie esperaba. En los 20 minutos que jugó, puso su talento al servicio del equipo. Algo discreto, pero como punto positivo trabajó bien atrás, mostrándose como un defensor capaz de defender de forma más que eficiente múltiples posiciones en pista.

Va a necesitar más minutos para mostrar todo su potencial, especialmente en ataque. No tuvo muchos tiros, pero mostró tener cualidades para anotar tanto en vía penetración como tras bote. Muy precipitado en algunas acciones. Tiene que dar mucho más pero la muestra anoche fue muy pequeña.

Parte de las aspiraciones de UNC pasan porque Roy Williams implique a Little como lo hizo con un Coby White que por el contrario dejó unas sensaciones más que buenas de cara a la temporada.

 

 

 

 

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This