Conecta con nosotros

Mercado

Las preguntas clave para entender la oferta de Houston por Jimmy Butler

El escolta es objetivo de la franquicia tejana. ¿Vale la pena enviar cuatro primeras rondas por él?

Ya llevamos casi dos semanas de competición regular en la NBA y la problemática del traspaso de Jimmy Butler sigue sin solucionarse. Jugador y franquicia continúan en un limbo en temas de relaciones, dado que él quiere salir pero en su equipo hay opiniones contrapuestas sobre este movimiento. Los últimos en mover ficha han sido los aspirantes al título, Houston Rockets.

Jimmy Butler quiere marcharse de Minnesota a un conjunto donde pueda firmar un salario acorde a su estatus en un contrato de larga duración, y lo hará durante la próxima agencia libre con la franquicia que más le convenga. Houston puede ser un destino muy clave con el cual sería contender hasta tres años de ser capaz Daryl Morey de cuadrar salarios. De momento, todavía estamos en negociaciones y las ofertas de traspaso han sido rechazadas por los Timberwolves, que no quieren dejarle salir. Sin embargo, podrían sacar tajada a cambio de un jugador que no volverá en la agencia libre del próximo verano.

Han sido cuatro las primeras rondas que han llegado a ofrecer los Rockets por Butler, también son cuatro las preguntas que nos hacemos en The Wing para justificar esa oferta tan desmesurada que ha realizado la «front office» de los tejanos.

¿Es Butler el jugador que necesita Houston para luchar con GSW?

Jimmy Butler, Houston Rockets, Minnesota Timberwolves

¿Puede conseguir Jimmy Butler que Houston dé un gran salto de calidad? – Catherine Salaün (CC) – (modificada por Alex Güell)

Es muy obvio que los Houston Rockets necesitan algo, y ese algo puede ser Butler. La llegada de Carmelo Anthony no ha sido suficiente para suplir las carencias defensivas que han salido a la luz con la marcha de dos de sus especialistas defensivos, Trevor Ariza y Luc Mbah a Moute. Es decir, Carmelo ha sido una adición positiva que aporta altura, anotación donde hacía falta y un poco más de rebote atrás, pero no es suficiente. Su pasividad en defensa es algo que no se puede permitir Houston.

James Ennis, por otro lado, está sorprendiendo. Pero como Anthony, tiene unas limitaciones físicas que no le permiten pasar del nivel de un buen jugador de rotación, un 3&D bastante decente, sin entrar en la calidad de Ariza o Mbah a Moute. Lo único que queda claro en Houston es que la solución a nivel defensivo no está cubierta con los nuevos relevos. Jimmy Butler, por un lado, sería una gran alternativa en defensa. La rotación exterior de los Rockets daría un salto bastante importante en defensa, tanto interior como exterior, permitiendo a D’Antoni crear muchos quintetos fantásticos en ese lado de la cancha. Golden State sufriría mucho ante un equipo con más especialistas defensivos. La verdad sea dicha, ahora mismo Houston no es lo que era el año pasado. La plantilla no está del todo rodada y lo hemos visto en partidos como el de NOLA: necesitan mayor consistencia en ambos lados de la cancha, algo que Butler aportaría. No por nada es un 4 veces All-Defensive

Houston Rockets: ‘contenders’ con muchos cambios

En ataque, Jimmy Butler es capaz de rendir perfectamente. Son cuatro las temporadas que lleva anotando por encima de veintena de puntos de media por noche. Esta sería la quinta consecutiva. Está claro que el actual jugador de Minnesota tiene un amplio repertorio, pero… ¿Podría seguir haciendo buenos números sin balón? Sus primeros pasos como jugador en los Chicago Bulls lo reiteran, Jimmy es capaz de rendir «off ball«. Tiene el coeficiente necesario y no es mal tirador de tres. Si consigue poseer una función más centrada en un juego sin pelota con la defensa, finalización y triple como sus tres pilares, Houston podría encontrar una joya que funcionase como catalizador de su sistema. Sin embargo, siempre nos quedará la duda. ¿Aceptaría Jimmy ese rol? No habrá balones suficientes para tres estrellas amasadoras, y Butler comenzó a crecer como jugador solo cuando se le permitió ser dueño y señor del balón en Wind City.

 

¿Qué es más rentable, Jimmy Butler o piezas defensivas?

Entre expertos y aficionados del baloncesto se ha discutido esta pregunta un millón de veces en varias horas. Como sabemos, las redes sociales son un ecosistema difícil, pero a veces tienen la respuesta acertada. Una de las visiones mayoritarias pone a Houston como gran perdedor del traspaso por crucificar su futuro, error clamoroso si observamos la situación por la que pasaron los Brooklyn Nets, que no se han recuperado del batacazo con Boston todavía. La incógnita es la siguiente: ¿debería fijarse Houston en Butler o en piezas defensivas complementarias?

La opción Jimmy Butler es por la que, de momento, apuesta la franquicia. Los tejanos son conscientes de que se encuentran lejos de su nivel del año pasado, y lejos de vencer a los Warriors. Si la pasada campaña consiguieron 65 victorias en temporada regular y llevaron a los campeones de la Bahía a siete partidos en las Finales de Conferencia, la adición de Butler debería verse como «lo necesario» para llevar la plantilla al siguiente nivel y competir de verdad por el anillo. Las únicas dudas que preocupan son los salarios y la pérdida de las rondas. De salir bien, Houston cuenta con un equipo aspirante durante tres años, mínimo. De salir mal, no serían malos por tener atados a jugadores durante sus mejores años, pero su plan de reconstrucción se retrasaría media década.

La segunda alternativa son las piezas complementarias. Si bien es cierto que Houston necesita salarios más o menos asequibles por su situación en términos de «payroll«, esta opción comprometería menos el largo plazo de los tejanos. Existen jugadores de rotación con plenas capacidades defensivas y exteriores como Danny Green (10 millones, «expiring«) o Kent Bazemore (18 millones, opción de jugador) que podrían ser interesantes, pero cuadrar los salarios sería una tarea mucho más difícil para Morey. Esto es una de las razones principales por las cuales prefieren a Jimmy: los «bird rights» que adquirirían en su traspaso hacen que pueda renovar y ser mantenido en el conjunto, ahorrándose un rompecabezas salarial.

 

¿Tiene sentido para Houston perder cuatro primeras rondas?

James Harden

De no salir bien, Houston tiene atados a tres jugadores durante varios años que les mantendrían en media tabla – Keith Allison (CC)

Es un dilema moral el perder cuatro primeras rondas del Draft. Para los Houston Rockets y para cualquiera de las treinta franquicias de la NBA. Daryl Morey está siendo muy agresivo, y el traspaso se las trae. Como tradicionalmente se diría, pueden pasar dos cosas: que se gane o que se pierda.

El caso de victoria para Houston es ser aspirante durante tres años. Perder supondría ser un equipo de media tabla durante cuatro o más años, dado que Paul, Harden y Capela están atados a largo plazo y adquirir algo vía agencia libre es casi inviable. No obstante, tenemos la situación de Houston cogida con pinzas. Tienen muy difícil adquirir salarios y una de sus pocas alternativas es firmar a Butler con los derechos Bird en verano. Analizado esto, ¿está tan loco Morey como plantean algunos o solo está ante una oportunidad de oro para relanzar las aspiraciones de los Rockets?

Ofrecer cuatro rondas parece excesivo, y dos son demasiado poca cosa. Minnesota seguramente usará una para deshacerse de los 18 kilos de Gorgui Dieng, por lo que restar una a lo recibido no sería descabellado. Lo más adecuado, desde nuestro punto de vista, sería ofrecer tres rondas a Minnesota. Por supuesto, el miércoles que viene será el día más interesante de esta nueva ofensiva por Butler, dado que dos jugadores que pueden ser ofrecidos, como Marquese Chriss y Brandon Knight, cumplen dos meses desde su último traspaso, convirtiéndose en traspasables de nuevo. Uno de los dos podría entrar en juego en un movimiento. Sin embargo, hay dudas de so alguno de los dos tendría sitio en Minny o interesaría a la franquicia, dado que están lesionados. Es dudoso que Chriss acabe teniendo sitio o que Knight sea algo valioso, dado que cobra 16 millones de dólares.

¿Le sale rentable a Minnesota? El traspaso no es un Nets-Celtics 2.0, sino que la situación de Houston podría provocar que esas cuatro elecciones se estancasen entre los puestos 20 y 30.

 

El vestuario: ¿estable o una bomba de relojería?

chris paul, jimmy butler, houston rockets,

El choque de personalidades entre Chris Paul y Jimmy Butler es otra de las incógnitas principales – Foto: Scott Daniel Cooper

Uno de los temas más discutidos en torno al posible traspaso ha sido el corral en el que se convertiría el vestuario de Houston, lleno de ‘gallos’. No ha pasado todavía al olvido la pelea de Chris Paul con Rajon Rondo. A raíz de la misma han surgido informaciones ratificando lo mal compañero de vestuario que es Paul, aunque de momento haya sido capaz de entenderse bien con Harden, Capela y compañía.

En el otro extremo del corral tendríamos a Jimmy Butler, jugador que no ha estado a gusto en las dos franquicias que le han poseído en la liga. Tiene 29 años y varias riñas pasadas con Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins. Su personalidad es muy fuerte y tiene muy clara la cultura que quiere encontrar en un equipo y a lo que quiere aspirar.

¿Sería el choque de trenes tan intenso que destrozase las ambiciones de la franquicia de los Rockets en el impacto?

 


 

Jimmy Butler puede llegar a los Houston Rockets. No descartemos nada hasta el miércoles que viene, cuando Knight y Chriss se convierten en elegibles para traspaso de nuevo. Los Rockets, no hay duda, darían un salto interestelar por la lucha del título Larry O’Brien. La utopía es muy sencilla vista así. Sin embargo, hay ciertos problemas con los que lidiar: que Minnesota acepte la oferta y no se sienta timado, que el proyecto salga bien y se mantenga el estatus de aspirante, que Butler renueve… etcétera.

De darse esto, dos superequipos ahogarían al Oeste teniendo cuatro (e incluso cinco) teóricas estrellas entre sus filas. Houston tiene posibilidades y ya es hora de que el culebrón Butler termine. ¿Dejará Minnesota salir a su estrella o le mantendrá para perderle por NADA en verano? El tiempo apremia y, por más que se empeñen, algún día tendrán que desprenderse de él.

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This