Conecta con nosotros

Especiales

Predicciones y preguntas sobre la nueva temporada de la NBA

Más allá de campeones y MVPs, que también, predecimos cómo será la campaña 2017/2018 en la NBA.

Vuelve la emoción. Vuelven las estrellas, las canastas imposibles y los «game winners». Vuelven los traspasos, las lesiones escalofriantes y el loco «deadline». Vuelven los piques, el «trash-talking» y las tanganas. Vuelve el dominio de LeBron, la superioridad de Durant, los gritos desde el alma de Westbrook y los tiros sin mirar de Curry.

Vuelve el «Where Amazing Happens«. Vuelve la NBA.

Antes de emocionarnos y pensar que faltan horas para el tip off -con un morboso Celtics vs Cavaliers- es el momento de hacer nuestras predicciones y una serie de preguntas. Es imposible saber qué ocurrirá esta temporada, una de las más desequilibradas que se recuerda. Al menos vamos a intentarlo.

 

1.- El dominio de los Warriors seguirá y aumentará

No es que sea una predicción difícil. Todo el mundo lo sabe pero es obligatoria su mención. Los Golden State Warriors tienen margen de mejora por tres motivos: han mejorado la plantilla en verano con secundarios de lujo; es solo su segunda temporada con Kevin Durant en plantilla, imaginaros cuando lleven más años juntos; y último, Steve Kerr no abusó de las estrellas ni en Las Finales, todos los jugadores rotaban y descansaban.

Los Warriors el año pasado consiguieron 67 victorias. Parecen «pocas» para los de la bahía. La realidad es que se quedaron a seis del récord hisórico de victorias en un curso. El mismo que establecieron en 2016 con 73 victorias. El año pasado Durant estuvo de baja casi 20 partidos. Las matemáticas salen solas: batirán (o igualarán) su propio récord y en Playoffs levantarán de nuevo el Larry O’Brien.

 

2.- El MVP será para Kevin Durant y LeBron James tratará de impiderlo

Si en 2017 Durant ya se quedó muy cerca del MVP que se lo lleve en 2018 no sería ninguna sorpresa. Hará otra temporada histórica en términos de eficiencia y seguirá creciendo en el apartado defensivo, donde ya dio un clínic en Las Finales.

El récord de los Warriors le colocará como favorito a poco que no se lesione, su gran pega. LeBron James hará una de sus mejores temporadas de siempre en un equipo construido totalmente a su alrededor (sin Kyrie y con la baja de Thomas). Solo una lesión de KD permitirá a James conseguir otro MVP.

Como extra, Giannis Antetokounmpo será cuarto en la carrera por el galardón. Atentos al griego.

 

3.- ¿Tumbarán los Celtics a los Cavaliers? No

Al menos en Playoffs, la temporada regular es otra historia para el equipo de Ohio. Los orgullosos verdes vienen de un verano histórico, pero igualmente los Cavs. La plantilla de Ty Lue tiene más recursos y profundidad que el año pasado, lo cual asusta.

Los Celtics se acercan y mucho a Cleveland. Sin embargo el factor diferencial sigue siendo el mismo: LeBron James.

James Harden

Keith Allison (CC)

4.- ¿Quién será el principal peligro para los Warriors en el Oeste?

Ni el nuevo big-three de Oklahoma, ni los renovados Timberwolves, ni los eternos Spurs. El máximo rival para Golden State es Houston. Sin que nadie esperase nada de ellos reventaron todas las expectativas para ser un hueso en el Salvaje Oeste en 2017.

Este año es el segundo del proyecto, añaden a Chris Paul y suman jugadores de rotación (PJ Tucker y Luc Mbah a Moute) que encajan a la perfección. Siguen lejos de los Warriors, pero son su principal amenaza. Clint Capela y el porcentaje de tiros que lancen desde el triple este curso, dos puntos más a seguir.

 

5.- Minnesota y Oklahoma pelearán por ser terceros

Dos de los equipos protagonistas en verano. Los Thunder acumulan más talento en menos jugadores -rotación demasiado corta- y parece un proyecto a una sola temporada. Los Wolves, aunque añadan veteranos, son más jóvenes, un proyecto a medio plazo y con ciertas dudas en cuanto al tiro exterior.

¿Quién estará por delante? Los Thunder entraron en los últimos Playoffs por un Westbrook de leyenda. El equipo a su alrededor no podía estar peor construido -sin defensa ni tiro exterior- y aún así estuvieron arriba. Los de Thibodeau son nuevos en esto, aunque la profundidad y potencial de sus piezas les sitúa un pequeño escalón por encima.

 

6.- El canto del cisne de los Spurs

Antiguamente se creía que los cisnes, tras pasar casi toda su vida sin hacer ruido alguno, realizaban un último y bello canto antes de morir. Muchas veces se ha dicho esto y otras muchas se juró que sería la última. Y ahí siguien los Spurs, arriba del todo. Esta vez sí que parece ser la última.

De hecho su canto terminal bien pudo darse en las Finales de Conferencia. Con Kawhi Leonard pusieron a los Warriors contra las cuerdas, aunque solo el tiempo que tardó en caer lesionado. En verano no han reforzado el equipo y el Oeste sube. Ellos parecen bajar.

LaMarcus Aldridge y Pau Gasol se vieron a niveles muy bajos en postemporada. Tanto por contexto del baloncesto actual como por estados de forma. Aldridge no recuerda en nada al interior dominante que era en Portland y no han conseguido traspasarle. El español, a sus 37 años, renueva por un contrato que puede hipotecar el futuro a corto plazo de San Antonio.

Además no consiguieron firmar a ningún nombre importante en la Agencia Libre. Chris Paul y Kyle Lowry parecían los grandes objetivos. Se marcharon Jonathon Simmons y Dewayne Dedmon después de temporadas sorprendentes y Tony Parker estará de baja hasta finales de noviembre. Rudy Gay es el gran fichaje y viene de romperse el aquiles.

 

7.- Por detrás de Celtics y Cavs: Wizards, Raptors y Bucks

Ese es el orden detrás de los dos grandes equipos de la Conferencia Este. Los Wizards vivirán otro año de crecimiento con la dupla Wall-Beal consolidándose como una de las parejas élite de la NBA. Jugadores como Otto Porter Jr o Kelly Oubre aportarán más. Y otros como Marcin Gortat, menos. Harán traspasos si Ian Mahinmi no funciona (alto salario y el año pasado tapado por las lesiones) y el polaco también entra en las quinielas.

Los Raptors se cuelan aquí, sí. A pesar de decepcionar en Playoffs cada año Masai Ujiri ha renovado el proyecto Lowry-DeRozan-Ibaka por tres años. La llegada del español funcionó y eso coloca a Jonas Valanciunas -más todavía- en la rampa de salida. CJ Miles y OG Anunoby refrescan la rotación. No cambian pero si mejoran, levemente. Harán un gran curso y en postemporada se verán más inferiores que nunca.

Y por último los Bucks. Decir que Giannis Antetokounmpo va a cuajar una temporada de MVP es tan cierto como obvio. El griego estará acompañado por Khris Middleton -todo el curso-, Malcolm Brogdon, Thon Maker, Greg Monroe… Y veremos en febrero a Jabari Parker. Harán traspasos para librarse de Mirza Teletovic y John Henson, con más opciones para el primero de salir. Al contrario que los Raptors, harán mejor postemporada que temporada.

Keith Allison (CC)

8.- ¿Son mejores los Raptors de este año?

Muchos los verán igual, no lo son. Sí muy parecidos y algo mejores. La salida de Corey Joseph no es dolorosa, pero la llegada de CJ Miles sí ayuda. Un perfil de tirador exterior que le viene muy bien al equipo, que con este traspaso y la renovación de Ibaka, se postulan totalmente por el small-ball.

El rookie Anunoby viene de una lesión pero es todo un robo del Draft. Es el Draymond Green de su generación por versatilidad defensiva. Jugadores como Norman Powell, Lucas Nogueira, Jakob Poetl, Pascal Siakam o Delon Wright solo pueden ir a más.

Son mejores que el año pasado. Los traspasos que hagan -la salida de Valanciunas- será un punto clave de la temporada. Y ya conseguir que Lowry juegue bien en los Playoffs sería… totalmente del NBA 2K.

 

9.- ¿Quiénes completarán los Playoffs del Oeste?

La postemporada en el Salvaje Oeste está cerrada desde el día uno (salvo lesiones o desgracias mayores que no contemplamos). Por detrás de los ya mencionados Warriors, Rockets, Wolves, Thunder y Spurs, aparecen los Clippers, los Blazers y los Nuggets. En ese orden.

Los angelinos tocan después. Entre Portland y Denver la diferencia es solo una: la terrible defensa de los Nuggets. Sacar a Danilo Gallinari del esquema para introducir a Paul Millsap es un cambio totalmente diferencial. Pero su defensa seguirá siendo mala.

Los Blazers tienen a su dúo estrella en ataque (Lillard&McCollum) y su ancla defensiva estrella (Nurkic); una rotación sólida en todos los puestos -muchas ganas de ver a Zach Collins y Caleb Swanigan)-; y un líder desde el banco (Evan Turner).

 

10.- Los Clippers son mucho mejor de lo esperado, ¿pero y su futuro?

Muchos dejan a los Clippers en el último puesto del Oeste o incluso sin Playoffs. ¿De verdad serán tan malos? No. Ningún equipo se ha recuperado tan rápido en el mismo verano tras perder a una estrella como Chris Paul. De hecho también salen JJ Redick y Mbah a Moute. Inlcuso pudo marcharse Blake Griffin. Su hipotético final sirve para renacer.

El equipo echará de menos a Paul pero cambiarán rápido. En el backcourt tienen perfiles diferentes e intercambiables, ninguna estrella pero mucha calidad. Teodosic como mago ofensivo; Beverley como «estrella»; Williams como anotador insaciable; y Rivers de comodín. A esto se une uno de los frontcourts más poderosos de la liga: Gallinari, Griffin y Jordan. Y desde el banco una rotación sólida, jugadores de recambio en cada puesto.

Han perdido a Paul pero ganan una profundidad que nunca han tenido. Su futuro pinta más ocuro con el caso Jordan, la salud de Blake Griffin y la complicada situación salarial y de picks que tienen.

Verse Photography (CC)

11.- Marc Gasol y DeMarcus Cousins salen traspasados

El Salvaje Oeste se cobará sus primeras víctimas. Seguro caerán entrenadores y seguro jugadores. Precisamente dos de los tres mejores centers de la liga jugarán con otra camiseta la temporada 2018/2019: Marc Gasol y DeMarcus Cousins.

Aunque el primero es intocable para los Grizzlies ya ha dejado claro que quiere que cambie la situación. Y seamos sinceros, no va a cambiar. En Memphis darán guerra pero no harán Playoffs. Salvo milagro, Marc pedirá traspaso a un equipo ganador.

Cousins no tendrá ni que pedirlo. Verá otro traspaso en el deadline, aunque este no le pillará en el All-Star. Los Pelicans en febrero estarán lejos de Playoffs –la lesión de Rondo no es un buen indicio– y se verán obligados a malvender a Cousins antes que a perderle gratis en verano. Porque Cousins no renovaría.

 

12.- ¿Y quiénes los del Este?

Miami y Charlotte son fijos. El octavo puesto será una lotería y aquí tres equipos aparecen: Detroit, Philadelphia y Brooklyn. ¿Quiénes entrarán? Es posiblemente lo más complicado de predecir. El peor equipo son los Nets, los Sixers son los mejores pero tienen demasiados condicionantes y los Pistons van a medio camino.

Y entrarán los 76ers. Joel Embiid asusta y confiamos en que se mantenga sano. Ben Simmons deja delicias en pretemporada y apunta a Rookie del Año. Mientras el resto del equipo cuenta con jugadores jóvenes pero solventes en la mayoría de los casos. Además de veteranos que aportan. Y sobre todo, jugador muy bien con el equipo sano desde enero.

 

13.- Los Nets no son tan malos y los Pistons confirman su espejismo

Los Nets reinventarán el small-ball. D’Angelo Russell, Jeremy Lin, Allen Crabbe y Rondae Hollis-Jefferson vivirán un gran año. Sin ser excelentes, no nos engañemos, dejarán buenas sensaciones y se quedarán muy cerca de los Playoffs. Están haciendo bien las cosas en Brooklyn últimamente. Ya tocaba.

Y ahora la parte amarga, los Pistons. Dependen exclusivamente de Reggie Jackson y Andre Drummond. Reggie desde las lesiones no es el mismo y no da síntomas de mejora. Andre iba a comerse la NBA y parece que la NBA se lo come a él. Situación salarial ajustada y jugadores de los que se esperaba más (Tobias Harris). Solo Avery Bradley y Stanley Johnson se salvarán de la quema. Y veremos si el primero renueva.

Keith Allison (CC)

14.- Los Lakers: buenas sensaciones, lejos de Playoffs y la lían en febrero

La lupa sobre los Lakers va a ser exagerada este año. El efecto Ball se notará y se va a hablar más todavía -si es que es posible- del equipo de Luke Walton. Todo el equipo dará buena imagen (incluida la nueva promesa y futuro GOAT Kyle Kuzma) pero los resultados no llegarán, lógicamente. Será el mejor de los equipos en reconstrucción del Oeste.

El objetivo de Magic Johnson es traer a LeBron James y Paul George en 2018, para lo que necesita sacar un contrato. Brook Lopez, Caldwell-Pope y Corey Brewer serán libres en verano. No Luol Deng. Magic ya sacrificó a Russell para librarse de Mozgov y estará dispuesto a hacer lo mismo para librarse de Deng.

Jordan Clarkson es el gran favorito para otro regalo de los Lakers en febrero.

 

15.- Los Pacers sorprenderán. Hasta que vean que no merece la pena

Dentro de lo penoso que será el fondo bajo del Este los Pacers no lo serán. Al menos no tanto. Entre los que pelean por los Playoffs y el mejor pick del Draft estarán ellos. Han vendido de una forma inexplicable a Paul George, pero su roster les permite maniobrar en la parte baja de su conferencia.

Corey Joseph, Darren Collison, Victor Oladipo, Lance Stephenson, Bojan Bogdanovic, Glenn Robinson (lesionado), Thad Young, Domantas Sabonis, Al Jefferson y sobre todo Myles Turner. Una plantilla que cuenta con el hándicap de tener a Nate McMillan como entrenador.

Se darán cuenta que no merece la pena ganar. Harán algún traspaso (Jefferson, Collison, Joseph, candidatos) y perderán más al final. Eso sí, no serán tan tan malos.

 

16.- Las reconstrucciones excitantes del Oeste se pelean por perder

Por debajo de los Lakers, que buscan otra meta con Magic, aparecen Sacramento, Dallas y Phoenix. Tres proyectos muy interesantes por lo que pueden ofrecer a medio y largo plazo. Los tres cuentan con piezas de futuro y para traspasar. Los seguidores estarán encantados de ver a sus equipos tankear -más por contexto en el Oeste que por iniciativa- y de ver a esos jóvenes sumar muchos minutos.

El orden importa de cara a la última lotería en la que el peor equipo sale premiado. Los Suns serán los peores -más si traspasan a Bledsoe, Dudley o Chandler- y por delante suya, en orden, Mavs y Kings.

17.- Las reconstrucciones no tan excitantes del Este no lo necesitan

No disfrutarán tanto los aficionados del Este con Bulls, Magic, Hawks o Knicks. Cuatro equipos en clara reconstrucción entre los que el más avanzado en la suya es Orlando. Con eso se resume todo.

Ahora en serio, en Atlanta, Nueva York (a estos los ponemos en cuarentena) y Chicago la reconstrucción empieza ahora. Los inicios siempre son duros, más con esas situaciones. En el Oeste es muy posible que los equipos del fondo aflojen al final de cara al Draft. A estos no les hará ni falta. Son los peores equipos de la NBA.

 

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This