Conecta con nosotros

Power Rankings

Power Ranking NBA: las peores peleas de la historia

Recordamos las peores escenas en una cancha de baloncesto de la historia. La NBA, implacable con los años.

La NBA ha evolucionado de una manera impecable hasta convertirse en una de las competiciones oficiales con mayor repercusión y actividad social de todo el panorama internacional. Numerosas campañas a lo largo de la temporada, NBA Cares… Son muchos los ejemplos que justifican que se trata de la mejor liga del mundo, por encima de los propios partidos. Sin embargo, en este nuevo Power Ranking  traemos la cruz de todas estas buenas obras. En ocasiones, la tensión, las rencillas personales y malas acciones de partido llevan a los jugadores a protagonizar peleas vergonzosas en el parqué.

Metta World Peace Power Ranking

Keith Allison (CC)

Todos los que hemos jugado a baloncesto, o prácticamente a cualquier deporte de equipo, hemos pasado por esos momentos de tensión, tras un mal golpe, una dura falta, ser objetivo de un ‘trash talk’…Y nos hemos picado. La sangre hierve, la rabia se suelta por la boca y lo más probable es acabar en el banquillo con ganas de patear toda botella de agua que esté cerca. Situaciones habituales de cada partido. Sin embargo, en afortunadamente pocas ocasiones se pasa la línea del cabreo y se llega a las manos, donde el resultado, el trabajo de los compañeros, los aficionados y el dinero dejan de importar, solo centrándose en erradicar esa ira a través de las manos.

En este Power Ranking, repasaremos las trifulcas más mediáticas que se recuerdan. Habrá peores y más desagradables, tantas que daría para una lista mucho, mucho mayor. Más de lo que todos querríamos que hubiera. A raíz de la última escena entre Rockets y Lakers, con Chris Paul, Brandon Ingram y Rajon Rondo como protagonistas, repasamos los peores momentos de la historia:

 

5. Shaquille O’Neal vs Charles Barkley (1999)

Comenzamos nuestro Power Ranking con un valiente Charles Barkley lanzando un balón a la cabeza de un Shaq que pierde los nervios y se lanza al de los Rockets como si no hubiera un mañana. Lo siguiente, Barkley levantándose del parqué con la camiseta totalmente dada de sí. Ambos fueron expulsados inmediatamente con más de medio partido por jugarse. El ala-pívot de los Rockets por aquel entonces atribuyó el incidente a «una de las niñerías de Shaq» mientras que Diesel optó por burlarse del pobre récord rival por aquel entonces (0-5).

Actualmente, ambos son colaboradores con la TNT y su relación es mucho más cómica y humorística que lo que se demostró en esta pelea. De hecho, decidieron organizar una «revancha» en el programa ante lo icónico que resultó su enfrentamiento. Pero siempre en un tono humorístico y sin rencillas. Las batallitas dialécticas de ambos en televisión ya son míticas en las retransmisiones de NBA.

 

4. New York Knicks vs Denver Nuggets (2006)

Plácida ventaja de los Nuggets a pocos minutos del fin del encuentro. JR Smith se dispone a anotar al contraataque y un cruce de cables de Mardy Collins generó una de las peores trifulcas que se recuerda. El de los Knicks golpeó a Smith sin intención de buscar balón, simplemente le propinó un golpe digno de estar en un ring…y todos conocemos al bueno de JR. De mecha corta, apenas tocó el suelo y ya estaba en pie encarado con su agresor pidiéndole explicaciones de una manera un poco violenta. En este momento, apareció Nate Robinson a defender a su compañero e intercambió varias palabras con el por aquel entonces escolta de los Nuggets. A este le dio igual quién fuera, que se abalanzó contra Robinson y ambos cayeron sobre los cámaras de televisión, desatando una de las imágenes más desagradables dentro de una cancha de baloncesto.

Cuarto puesto de nuestro Power Ranking para una pelea que tuvo un total de 10 expulsados y 47 partidos de sanción. Entre ellos, además de los mencionados, un Carmelo Anthony que aún desconocía que el Madison pasaría a ser su casa poco tiempo después, y que tuvo que estar sentado durante 15 encuentros cuando era máximo anotador de la liga.

 

3. Michael Jordan vs Reggie Miller (1993)

La rivalidad entre MJ y Miller adquirió el nivel de histórico tras sus constantes encontronazos. Se notaba en la cancha que no se llevaban bien a la hora de jugar, que la tensión subía y que a ambos les motivaba enfrentarse el uno al otro. El podio de nuestro Power Ranking comienza con una historia que se fraguó en el año rookie de Reggie Miller, incluso antes, en los partidos de pretemporada. Tras una primera parte muy descafeinada (fruto de la poca tensión) de Jordan, la leyenda de los Pacers decidió retar a ‘Mike’ con algo de ‘trash talking’. «Nunca le hables al Jesús negro de esa forma» contestó el de los Bulls, anotando 40 puntos en la segunda parte y dejando en dos a Miller.

El pique llegó a su peor cara en 1993, con ambos jugadores con recorrido en la liga. En un lance del juego donde Miller anotó en contraataque, un cruce de palabras tras anotar llevó a Jordan a encararse con el actual analista de ESPN y a clavar sus manos en la cara del Pacer. Sin ir a más que un «simple» agarrón, la imagen se convirtió en un icono mediático, tanto por la rivalidad entre ambos como por ser MJ. En términos baloncestísticos, una de las mejores «batallas» de siempre la que llevaron a cabo estas dos estrellas durante su carrera.

 

2. Kermit Washington vs Rudy Tomjanovich (1977)

La plata de nuestro Power Ranking es para un puñetazo que cambió una carrera NBA. El baloncesto en la década de los 70 destacaba por su extrema dureza, al límite del reglamento, donde el respeto se ganaba a base de implantar el físico y ser más duro que el rival. Kermit Washington tenía ese rol de agresivo en los Lakers de Jabbar. Y fue precisamente éste el «culpable» de una de las peores imágenes que se recuerdan en la historia de la NBA.

Lakers – Rockets, empatados a 55 y los de Texas se disponen a salir en contraataque. El árbitro para la jugada al ver a Adul-Jabbar y a Kevin Kunnert, pívot de los Rockets, forcejeando en el medio del campo. Una trifulca que podría no haber sido más que un par de técnicas…Hasta que apareció Kermit Washington. El jugador se dispuso a separar a sus compañeros cuando Rudy Tomjanovich corrió hacia el incidente, probablemente con las mismas intenciones, pero Washington no dudó. Sin apenas dar oportunidad al alero de los Rockets, le propinó un puñetazo letal en la cara que le hizo caer desplomado. Los focos de la pelea se alejaron de Jabbar y se centraron en un Tomjanovich que yacía en el suelo prácticamente KO.

«No lo vi, pero sí pude oírlo. Espero no volver a escuchar algo así en mi vida». Así definió el pívot de los Lakers la agresión de su compañero, quien dejó a su rival con un charco de sangre en el suelo…y una fractura de mandíbula , de cráneo, de tabique nasal y pérdida de líquido espinal. Intervención inmediata y miedo, mucho miedo. Tomjanovich estuvo fuera de las canchas durante 4 meses. La carrera de ambos no volvió a ser la misma.

Washington deambuló por varios equipos de la NBA hasta que en 1982 puso fin a su carrera. Actualmente, tiene una fundación en África donde ayuda a los más desfavorecidos. Afortunadamente, tiene el perdón de un Tomjanovich que pasó página mucho antes de que lo hiciera el resto de la liga, que etiquetó al agresor como el tipo «que casi mata a Rudy Tomjanovich».

 

1. Detroit Pistons vs Indiana Pacers (2004)

El «ganador» de nuestro Power Ranking es La Batalla del Palace of Auburn Hills. La peor imagen que esta liga ha dejado desde siempre. Una auténtica guerra entre un equipo y otro…y los aficionados. Una falta muy dura de, por aquel entonces, Ron Artest, a Ben Wallace desató la ira de este último, quien se encaró con el alero de los Pacers y le propinó un empujón y las pertinentes palabras malsonantes. Todo parecía quedarse en un amago de una pelea entre dos portentos físicos…Hasta que cayó una botella desde la grada. Artest salió de sí mismo y se fue directamente hacia el aficionado responsable y comenzó a golpearle.

El resto ya es historia. Stephen Jackson, Jermaine O’Neal, los Bad Boys de Detroit…Todos inmersos en una batalla campal que dejó mudos a todos los aficionados de la NBA. La misma, implacable, no pasó la oportunidad de ser tajante y de penar a los responsables de una manera ejemplar. Un total de 146 partidos de sanción para 9 jugadores, 4 de ellos  acusados de asaltos de agresión y obligados a prestar servicios a la comunidad. A los aficionados responsables, la prohibición de por vida a entrar al pabellón.


Ron Artest se perdió el resto de temporada (72 partidos de liga y 13 de Playoffs), Stephen Jackson, 30 partidos; y O’Neal, 15 encuentros de sanción. Aquel 19 de noviembre de 2004 pasó a la historia de la NBA y del deporte como uno de los momentos más desafortunados vividos en una cancha de baloncesto.

Como dato curioso, la presencia de Josh Jackson, alero de Phoenix Suns, en las gradas del estadio, admitiendo incluso que lanzó una botella a Artest. Jackson, natal de Detroit, se confiesa seguidor de los Pistons desde pequeño.

Comentarios

Más en Power Rankings

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This