Conecta con nosotros

NBA

Gregg Popovich se acerca a la cima del Olimpo

El técnico de los Spurs es el sexto con más victorias (1.157) y podría superar a Don Nelson en unas temporadas.

Gregg Popovich se coloca sexto en la lista de victorias como técnico en NBA.

Gregg Popovich superó las victorias de Phil Jackson. / Foto: Guillermo Mayol (The Wing).

Entrenadores hay muchos, pero pocos más significativos. Seguro que cuando nos imaginamos una cara bajo la descripción de técnico de la NBA, su semblante es el primero que llega a la mente. Ganar se ha convertido en su religión, y su iglesia nunca ha abandonado las tierras tejanas. San Antonio irrumpió en el mapa deportivo gracias, en gran parte, a su mandato en los Spurs, y ahora parece imposible mirar a lo alto de la tabla clasificatoria y no encontrar a la franquicia de negro y plata. Es difícil hablar del baloncesto contemporáneo sin dedicar unos momentos a la figura de Gregg Popovich.

A su ya largo e imponente currículum, el técnico natural de Indiana todavía puede sumar otro gran mérito. Quizás, la prueba definitiva para aupar a ‘Pop’ a lo más alto de la lista para los todavía escépticos. Podía parecer un triunfo rutinario, pero el triunfo de los Spurs en Phoenix supuso mucho más que otro punto más en el casillero. Popovich sobrepasó a otra leyenda en los banquillos como Phil Jackson, y con su victoria número 1.156 se colocó sexto en la lista de técnicos con más partidos ganados de la historia. Casi nada. No obstante, todavía hay cuerda para rato y algún que otro peldaño más en la escalera a la cumbre.

Desde que se hiciera con los mandos de la franquicia de San Antonio, el también seleccionador del Team USA ha promediado alrededor de 50 victorias por temporada, por lo que el quinto puesto de George Karl está a tiro de piedra. Con el último triunfo ante los Clippers, Popovich está a tan solo 18 victorias de la marca del entrenador de Real Madrid, Seattle Supersonics y Denver Nuggets entre otros (1.175). Mucho se tendría que torcer el curso de los Spurs para que su técnico no alcanzara este mismo año ese puesto.

Si estamos hablando de una de las figuras más importantes de la historia, ¿quiénes son los privilegiados que todavía lo miran desde arriba en este apartado? El anteriormente mencionado Karl es la presa más inmediata, pero los demás podrían caer en un futuro no muy lejano. Tan pronto como en la próxima campaña, Pat Riley (1.210) y Jerry Sloan (1.221) podrían ser los siguientes en ceder el sitio ante ‘Pop’, mientras que Larry Wilkens (1.332) y el todavía rey Don Nelson (1.335) aún tienen tiempo para respirar. 178 victorias hasta la cima del Olimpo, y la ascensión sigue imparable.

Todos estos técnicos han escrito páginas doradas en la historia de la NBA. Han entrenado a plantillas míticas, han ganado títulos y se han convertido en leyendas en las franquicias por las que han pasado, pero solo Popovich ha conseguido el pack completo desde la misma oficina. Ni siquiera Sloan, cuyo principal éxito se produjo junto a los Utah Jazz pero también ocupó el banquillo de los Bulls previamente, puede presumir de tal hazaña. Solo el ya superado Phil Jackson y sus impresionantes 11 títulos puede presumir ante los cinco de ‘Pop’ y Riley. De nuevo, todos en diferentes escenarios. Ni Nelson, ni Sloan han podido poner el anillo de campeón en sus dedos, mientras que Wilkens solo consiguió uno con los Sonics.

Con todo este baile de cifras, ya saben la pregunta que irremediablemente nos acecha. ¿Es Popovich el mejor entrenador de todos los tiempos? Por ser diplomáticos, digamos que sin ninguna duda tiene que estar en la discusión. Méritos no le faltan, y sobretodo, no hay pistas que indiquen que el tren se vaya a detener en seco. El técnico de los Spurs conjuga el verbo ganar en todos los idiomas. Casi dos décadas de éxito al frente del cuadro tejano alaban su causa, y más si consideramos en qué punto estaba San Antonio previo a su llegada. ‘Pop’ se ha sabido adaptar a la evolución de este bendito deporte y su equipo siempre estaba envuelto en la pelea. Primero con dos postes como David Robinson y Tim Duncan, más tarde con este último junto a Tony Parker y Manu Ginóbili en el memorable Big-Three, y para su quinto anillo con la irrupción de Kawhi Leonard. Todos ellos han triunfado en los Spurs, y su jefe ha tenido muchísimo que ver.

Popovich podría darse por satisfecho con su carrera en la NBA, pero a los 68 años de edad ha decidido dar un paso más. Por si tuviera poco trabajo, el bueno de Gregg llevará el timón del combinado norteamericano en las próximas competiciones. ‘Pop’ recoge así el testigo del ya mítico Mike Krzyzewski al mando del Team USA. El equipo ya era de antemano temible; ahora puede que el monstruo sea aún más grande y feroz. Su intachable figura, su prestigio, y su gestión de egos lo convierten en un líder más que adecuado para una selección de tal magnitud. Además, la capacidad de convocatoria puede ser aún mayor que la de ‘Coach K‘ —que ya ha sido magnífica en las recientes grandes citas— ya que, al fin y al cabo, ¿quién no querría ponerse a las órdenes de ‘Pop’?

El listón del Team USA está extremadamente alto. Popovich tendrá la obligación de repetir los éxitos de Krzyzewski con sus tres oros olímpicos y dos campeonatos mundiales consecutivos; algo que no es tan fácil como podría parecer pese a contar con semejante plantilla. Los Juegos de Tokio en 2020 podrían suponer otro salto más en la lista de mejores entrenadores de la historia, además de que, por aquel entonces, el entrenador de los Spurs ya podría estar sentado en su trono al frente de los técnicos con más victorias. No nos cansaremos de verlo junto al banquillo, en las entrevistas sobre la cancha, en las ruedas de prensa, con sus monumentales enfados y sus sonrisas. En definitiva, todos queremos admirar a Gregg Popovich en lo alto del Olimpo.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This