Conecta con nosotros

Draft NBA

Sobre Karl Towns, DeAndre Ayton y el pick uno de Phoenix Suns

Los rumores por la posible mala relación entre Wolves y Towns comienzan. ¿Hasta qué punto es posible e interesa un traspaso?

El pick 1, el pick 16 y dos segundas rondas del Draft 2018. Phoenix tiene muchos assets en su mano y raro sería que se quedaran sin hacer, al menos, un traspaso en la noche del 21 de junio.

 

Karl Towns dispara los rumores

ESPN informaba en las últimas horas de ciertos problemas entre Karl Towns y los Minnesota Timberwolves. Al parecer, según comentaban Brian Windhorst y Zach Lowe en el Lowe Podcast, la franquicia y el jugador podrían estar en una mejor situación.

Las supuestas tensiones entre Towns y los Wolves tienen su origen en el despido de Vince Legarza, entrenador de desarrollo, tras el fracaso en Primera Ronda de Playoffs. Legarza trabajaba principalmente con Towns y fue decisión de Thibodeau que saliese del equipo.

Al momento se apuntaron posibles traspasos y, entre ellos, se localizaban los Phoenix Suns. Devin Booker también ayudó mucho a que los rumores creciesen.

La pregunta es, ¿qué deben hacer los Phoenix Suns?. ¿Deben traspasar el pick o quedárselo?

 

Motivos para que Phoenix Suns mantenga el pick #1

Conseguir la primera elección de la historia de la franquicia ha ilusionado a los fans de Phoenix y al equipo en sí. Una franquicia necestiada de ilusión, que vive sus años más oscuros tras la marcha de Steve Nash a los Lakers.

DeAndre Ayton ha jugado en Arizona y ya dijo en su día que se veía a sí mismo jugando en Phoenix, que se veía haciendo «una especie de Kobe y Shaq 2.0 con Devin Booker».

Además, Ayton es el número uno para Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns y con mucho poder en la elección final, e Igor Kokoskov tiene fama de excelente desarrollador de talentos, por lo que dispondría de uno prácticamente inigualable en todo el planeta sobre el que trabajar.

Y en el caso de que Phoenix quisiera moverse a por un jugador más hecho, quizás no de la talla de Karl Towns, pueden usar la elección 16, jugadores como Josh Jackson, TJ Warren, Dragan Bender o Marquese Chriss, futuras primeras rondas (Miami, Milwaukee o propias) y segundas rondas para decorar el traspaso.

La situación económica de los Phoenix Suns también cuenta. En función de cómo gestionen los contratos (y sin traspasos de por medio), McDonough dispondrá de unos 15-20 millones para moverse este verano con la renovación de Devin Booker a la vista. Towns, de la misma camada, es elegible para la extensión a la vez que Booker, por lo que en Arizona superarían el límite salarial en caso de hacerse con Karl y renovar a ambos, que sería lo lógico.

Hay activos como para montar un paquete muy atractivo sin tener que renunciar a un pick uno que devuelve la ilusión a una franquicia que, con este proyecto, se convierten en el candidato principal a «equipo joven que quiero ver en el League Pass la próxima temporada».

 

Motivos para que Phoenix traspase el #1 por Towns

Minnesota pedirá más que la primera elección y el escenario del traspaso sería grande. A los Wolves no les interesa para nada traer un joven talento sobre el que trabajar cuando hace menos de un año sacrificaron assets para ultimar -en teoría- el proyecto con Jimmy Butler.

Thibodeau pedirá también un jugador más hecho, quizás TJ Warren, y seguro añadirían alguna ronda o jugadores para comletar el traspaso. Pero los Phoenix Suns pueden alcanzar ese precio y, de conseguirlo, tendrían en la dupla interior-exterior Booker&Towns la más talentosa y joven de toda la NBA.

El margen de mejora en defensa y la compenetración de estos dos jugadores, ambos de 1996 (22 años a final de 2018), es inmenso. Fueron compañeros en Kentucky y su amistad perdura en la mejor liga del plantea. Ofensivamente podrían marcar una época juntos y atraerían muchos focos sobre Phoenix.

El proyecto daría un salto gigante al frente y quemarían varias etapas de reconstrucción. Sin ser automáticamente candidatos a Playoffs, McDonough trabajaría en rodear a Booker y Towns de piezas defensivas y role-players para alcanzar lo antes posible la postemporada. Además, el juntar a estos dos amigos facilitaría la renovación de Devin Booker y seguro alargaría su tiempo en Arizona.

 

Entonces, ¿qué hacemos?

Towns y Booker, en su etapa con los Wildcats | Foto: 247Sports

Pregunté en Twitter sobre esta cuestión y los resultados muestran la división que existe. Hablando con seguidores de los Suns y la NBA en general y viendo comentarios, esta fragmentación aumenta. Unos ven muy claro que debe hacerse y otros jamás lo harían, desde una perspectiva de Phoenix.

Lo cierto es que a Minnesota el traspaso no le interesa en absoluto si no consiguen nada más y a los Phoenix Suns, con los futuros problemas de salario que tendrán (como Boston o Portland ahora y Philadelphia en breves), tampoco le interesa traer a un jugador, por mucho talento que tenga, que en los próximos meses aspira a más de 20 kilos anuales.

Para que un traspaso se produzca ambas partes deben estar de acuerdo y aquí, ni Minnesota querrá soltar a Towns, ni los Suns pagar un precio excesivo por él. También muchos de los que rechazan su traspaso le echan en cara a Karl los problemas defensivos de esta temporada, aspecto en el que ha decepcionado. Me parece oportunista, ya que el primer Towns que vimos mostró un buen trabajo en esa parcela -incluso como rookie– y ha tenido desconexiones graves en un año donde todos los Wolves han sido una decepción absoluta atrás.

 


 

Alrededor de DeAndre Ayton y Devin Booker, más lo que consigan en otros movimientos y lo que ya tienen, los Phoenix Suns tienen montado su proyecto joven que aspira a lo más alto. Los nuevos Sixers o los nuevos Wolves ya están aquí y no deben tener ninguna prisa por llegar a Playoffs.

De hecho, de hacerse un traspaso, mejor bajar un par de elecciones y conseguir más rondas o jugadores y poder seleccionar un gran talento de esta camada.

En cualquier caso, el hombre de Phoenix y el que buscan los Suns lleva en Arizona todo el año. Ayton será un jugador diferencial en la NBA, quizás más o menos que Towns, pero es el jugador que necesitan por contexto, más allá de la simple comparación deportiva en la que, evidentemente, siempre perderá un futuro número uno ante un All-Star de 22 años.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This