Conecta con nosotros

Playoffs

Philadelphia, sin Joel Embiid, disipa las dudas en Brooklyn

Philadelphia toma ventaja en las series ante unos Brooklyn Nets sin respuesta para Ben Simmons y cía.

Mal trago pasó Philadelphia en el Game 1 ante la estrategia de los neoyorquinos. Brett Brown reaccionó, hizo brillantes ajustes con respecto a la situación de Ben Simmons en pista y el segundo partido de la serie cayó para Philly. La baja de Joel Embiid para el tercer partido auguraba malas noticias de nuevo. Sin embargo, con la cabeza bien alta y en Brooklyn, los 76ers sacaron provecho de las herramientas que les dan superioridad ante los Nets: talento, físico y polivalencia interior-exterior en ataque.

 

Ben Simmons apareció y Philadelphia lo notó

«Ben Simmons es un gran jugador en transición. Y, a partir de mitad de pista, es un jugador promedio».

El australiano vio, llegó y venció. Tras ver este tipo de imágenes y escuchar ese tipo de declaraciones (viniendo de Jared Dudley), Ben Simmons volvió a enfurecer. No le bastó el triple doble del segundo encuentro. Sin Joel Embiid, tomó el protagonismo con 31 tantos, 9 asistencias, 3 tapones y 2 robos. No estuvo solo: Tobias Harris anotó 29 tantos (magnífico 6-6 desde el perímetro) y recogió 16 rebotes. JJ Redick aportó 26 tantos.

Philly enlaza dos partidos seguidos en Playoffs anotando más de 130 puntos, algo que en la organización no ocurría desde 1967. Tres jugadores anotaron más de 25 tantos, algo que no pasaba desde 1978 para su franquicia.

Brett Brown debe llevarse algún crédito por el renacimiento de Simmons en las series. Cambió la disposición de la plantilla desde el primer partido. La defensa es asfixiante y los Nets, que viven de los triples, lo han notado. Mayor carga del rebote defensivo y ofensivo, extensión de las ayudas en defensa perimetral. Cambios mejorados en defensa que ayudan a explotar las deficiencias de Brooklyn en ataque: Simmons como defensor primario de Russell, una defensa del pick&roll que no le hemos visto a Philadelphia en toda la temporada…

Las modificaciones en la pizarra se veían venir desde el final del primer encuentro. Philly toma aire y recupera la ventaja de pista en unas series que no están ni mucho menos terminadas.

 

Un par de claves que ayudan a entender el contexto

ed davis, philadelphia 76ers, brooklyn nets, playoffs

El veterano no está ayudando todo lo que querría ante Philadelphia – Alejandro Gaitán (The Wing)

Ed Davis sigue en restricción de minutos y eso no es bueno para Brooklyn. Jarrett Allen está haciendo unos Playoffs muy escuetos mientras que la respuesta veterana en el interior sigue dolorida en el banquillo. Los Nets son uno de los equipos con peor defensa interior y que más small ball juega debido a sus pocas respuestas para ello, y Philadelphia sigue aprovechándose. Los Sixers hacen su ataque simple, basándolo en cortes a canasta sin balón para recibir o cortes a canasta sin balón esperando el pase de otro jugador que penetra. Si no funciona, la sacan fuera. El planteamiento zonal de los Nets peligra ante un equipo tan físico como Philadelphia.


Como apuntamos en el artículo tras el Game 1, Philly no sabe vivir sin JJ Redick. Tras un 2-7 en tiros de campo en el primer encuentro, ha anotado 17 y 26 en las dos siguientes salidas. El acierto en triple ha subido: 40% en el Game 2, 55.5% en el Game 3. Además hacen lo propio con la piedra angular exterior de Brooklyn, Joe Harris, que no ha anotado ningún tiro exterior en los dos últimos encuentros. Los conjuntos han tomado ejemplo y, con Crabbe fuera, saben a quién tienen que defender y asfixiar en el exterior. La motion offense que libera a Harris con dos bloqueos ha pasado a segundo plano habiendo visto los Nets las respuestas de sus oponentes.

Relacionado con lo anterior, diremos que la defensa flotante a Ben Simmons ha sido una decisión unánime para todos los conjuntos de la liga en la regular season. Mandar dos defensores a la ayuda cuando se prevé un bloqueo y triple sin defensor, también, menos para los Nets. Desde el anterior encuentro, Philadelphia sigue aprovechando las defensas zonales de Brooklyn apostando tiradores. Estos salen a por el balón y, tras un bloqueo de Simmons, esta situación suele convertirse en un triple liberado y asistencia para el australiano. Brooklyn mantiene las zonas y no tiene respuesta para esto, puesto que una simple ayuda también podría sacrificar la defensa zonal de Atkinson. Una cuestión para la que no encuentran solución y que agrieta su planteamiento. Un ejemplo del Game 2:

 

Los Nets, sobreviviendo a duras penas

caris levert, brooklyn nets

Caris LeVert está siendo el mejor Net en las series – Alejandro Gaitán (The Wing)

Kenny Atkinson todavía tiene mucha serie por delante para aplicar soluciones, si es que las tiene. Ayer se observó la diferencia abismal de talento y físico existente entre ambos conjuntos, subsanada de alguna manera en los dos primeros partidos por el banquillo y la defensa. Los 76ers mandaron en los rebotes, causaron 15 pérdidas y mantuvieron los porcentajes de tiro en 41% y 21% (campo y triple). Exhibición total, cubriendo toda la pista.

Un partido y medio hemos visto jugar bien a los Nets hasta ahora. Desde el parcial de 21-2 en el tercer cuarto del segundo encuentro de las series, los neoyorquinos funcionan a rachas. Ayer, los 19 puntos de LeVert en el segundo cuarto les mantuvieron cerca, de igual forma que 11 tantos seguidos de D’Angelo Russell en el último cuarto les puso a seis tras haber ido palmando por 18 en el tercer periodo.

En los Playoffs, ir a remolque no te lleva a ningún sitio, a no ser que tengas estrellas capaces de sacarte del meollo. Los Nets, a diferencia de Philadelphia, no tienen varias opciones en las que confiar de forma consistente si la cosa no funciona. Además, si le dan poca bola a sus mayores talentos…

Russell jugó 30 minutos, LeVert 28 y Dinwiddie 26. Simmons jugó 39, Butler 37, Harris 36, Redick 34. En los Playoffs no hay restricción de minutos ni un «llegar frescos» al final del encuentro. Sobre todo, si no eres superior a tu rival en la mayoría de las facetas. Solo equipos como Golden State o Milwaukee ante unos Pistons inferiores pueden permitirse hacerlo.

 


 

Philadelphia toma ventaja en las series. Los Nets, derrotados una vez más, tendrán que ir al rincón de pensar. Kenny Atkinson ha tomado decisiones y ha cambiado sus rotaciones un mundo desde el primer partido. Las defensas en zona siguen su curso, pero no son tan efectivas ante los ajustes de Brett Brown. Sin Embiid, era su oportunidad para tomar el partido y no han sido capaces de hacerlo gracias a la respuesta de las otras estrellas de Philly.

Los Sixers han tomado conciencia del ataque de los Nets y saben cómo pararlo. Brooklyn intenta sorprender demasiado con sus rotaciones y no se centra en lo que de verdad puede darle la victoria: la defensa, tanto exterior como interior. Generar nuevos sistemas de cambios y ayudas puede ser determinante ante una zona que deja tiempo suficiente a Harris y Redick para cargar el tiro.

El sábado hay nuevo encuentro. Brooklyn puede ver su último partido en casa si pierde. Philadelphia buscará encarrilar el 3-1 para poder descansar en una teórica segunda ronda que traerá más problemas. Lo que sí es seguro es que el plantel de Brett Brown viene cargado y con ganas de romper límites en sus segundos Playoffs. Todo es buscar un equilibrio y que Joel Embiid esté sano.

Comentarios

Más en Playoffs

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This