Conecta con nosotros

NBA

Los Pelicans y el sueño de los Playoffs

Los Pelicans carburan y ya ocupan puestos de Playoffs. ¿Conseguirán mantenerse hasta el final de temporada?

Muchas han sido las razones por las que pocos daban un duro por los New Orleans Pelicans antes de empezar la temporada regular.

Formar una dupla de interiores de la magnitud de Anthony Davis y DeMarcus Cousins no parecía dar síntomas de éxito en una NBA en la que cada vez se juega con quintetos más pequeños. Si, además, desde los despachos parecían empeñarse en fichar jugadores sin tiro de larga distancia que pudieran aprovecharse de las defensas sobre sus hombres grandes, las esperanzas sobre el funcionamiento de este equipo iban oscureciéndose cada vez más.

161107 NOP at GSW

Pero, por el momento, los Pelicans están sorprendiendo a todos esos que no confiaban en ellos en este inicio de temporada.

Tras 18 partidos, el equipo de la ciudad del Jazz está con récord positivo, 10 victorias y 8 derrotas, y se colocan en puestos de Playoffs, más concretamente en el séptimo puesto, por encima de los renovados Oklahoma City Thunder, empatados con los sextos y quintos, y a solo una victoria del tercer y cuarto puesto, ocupado por los San Antonio Spurs y los Minnesota Timberwolves.

Los Pelicans se encuentran dentro del top 10 en puntos por partido y en la estadística del «Offensive Rating», o en el top 3 en asistencias por partido y segundo mejor de toda la NBA en el ratio de asistencias.

 

Anthony Davis y DeMarcus Cousins, pareja letal

No hay que buscar mucho para encontrar a los culpables de que los Pelicans estén funcionando. Anthony Davis y DeMarcus Cousins se están saliendo.

El ex de los Sacramento Kings se encuentra el quinto máximo anotador de la NBA, con 26.4 puntos por partido, mientras que “La Ceja” le pisa los talones en la sexta posición con 25.9. Además ambos se encuentran en el top 10 de máximos reboteadores de la liga, con 13.1 para Cousins y 11.2 para Davis. Boogie lidera la tabla de dobles dobles esta temporada, 14 junto a Karl-Anthony Towns, y Davis les sigue de cerca con 13.

Entre ambos lideran las estadísticas de su equipo en puntos, rebotes, robos y tapones por partido, mientras que en asistencias, Cousins es el tercero que más reparte del equipo y Davis el quinto.

En el caso de Cousins, está completando su mejor registro de media en rebotes, asistencias y robos de toda su carrera, y la segunda en tapones. Por su parte, Davis está asistiendo más que nunca, y está en la segunda mejor marca de su carrera en puntos, rebotes y robos.

Una de las claves de su éxito es que ambos están adaptándose a los tiempos que corren y están tirando más que nunca de tres, destacando los más de 7 triples que tira Cousins por partido y el casi 38% de acierto que atesora Davis.

Lo hacen todo en el equipo, anotan, rebotean, asisten, suben la pelota, protagonizan los contraataques, dominan a sus rivales en la pintura y además hacen que sus defensores tengan que estar pendientes de su tiro de media y larga distancia.

Van camino de completar una temporada histórica como pareja. Hablamos de dos de los mejores interiores de toda la NBA y lo están dejando patente partido tras partido.

 

Solos, pero no tanto

El problema de tener a dos jugadores destacando tanto en el juego del equipo se refleja en la producción de los demás. Con las dos torres acaparando todo el peso del juego, el resto ven como tienen menos posibilidades de destacar. Pero la función del resto de jugadores debe ser más la de cumplir que la de destacar.

A pesar de compartir pista con Cousins y Davis, Jrue Holiday no ha visto reducida su producción. Comparando sus estadísticas en lo que llevamos de temporada con las de toda su carrera, los números apenas varían. Asiste algo menos, normal teniendo en cuenta que no amasa tanto el balón, pero sigue siendo el máximo asistente del equipo. Supera en apenas una décima sus medias de puntos, o tiros de campo y coge hasta un rebote más por partido. Es el tercer espada en los Pelicans, cumple con su cometido a la perfección.

Hay que ponerle un pero, y es que está sufriendo mucho a la hora de anotar desde la larga distancia, con un muy pobre 22.5% en triples.

Destacar también la aportación de un E’Twaun Moore que está registrando los mejores números de su carrera en varios apartados, siendo uno de los mejores complementos de estos Pelicans.

Rajon Rondo acaba de volver de una lesión y va adaptándose al equipo y el equipo a él, pero los Pelicans mejoran con su dirección de juego y es un punto más a destacar en el futuro del equipo.

La incorporación de Jameer Nelson ha sido muy positiva para el equipo y junto a Tony Allen aportan liderazgo a la segunda unidad del equipo. Allen es el especialista defensivo del equipo y Nelson está siendo una de las amenazas en el tiro del equipo con un buen 41% en tiros de tres y superando el 45% en tiros de campo.

Aunque para amenaza de tres una de las sorpresas más gratas de los Pelicans, un Darius Miller que ha aparecido en todos los partidos de la temporada y está promediando casi 7 puntos en 16 minutos por partido, coqueteando con el 50% en triples y superándolo en tiros de campo.

De los que sí se espera más es de Ian Clark y Dante Cunningham, hasta el momento rindiendo por debajo de sus posibilidades, ambos en apenas 5 puntos por partido y cuya aportación se antoja importante para los objetivos de los Pelicans esta temporada.

 

¿Les llegará a los Pelicans para entrar en Playoffs?

Aquí llega el quid de la cuestión. Los Pelicans están mejor de lo esperado, aunque lo alternan con partidos muy irregulares. Ahora están en puestos de Playoffs, pero la pregunta es si conseguirán estarlo en abril. Echando un vistazo a los equipos que ocupan ahora los puestos fuera de Playoffs, tampoco se puede esperar mucho de ellos.

Los Utah Jazz están sufriendo y van a seguir haciéndolo mientras esté Rudy Gobert fuera de los terrenos de juego, aunque cuando vuelva los Jazz solo pueden mejorar. Los Angeles Lakers están haciéndolo bien, pero también alternan partidos buenos con partidos malos y caen contra equipos que se les presupone peor que ellos. Tampoco eran un equipo que entrase en las quinielas para Playoffs, y la juventud de sus jugadores puede pasar factura según vayan pasando los partidos. Los Memphis Grizzlies son una de las grandes decepciones, y de momento no se les espera, aunque nunca puedes enterrarles.

Tampoco se espera que Sacramento Kings, Phoenix Suns o Dallas Mavericks vayan a mejorar lo suficiente como para pelear por puestos de Playoffs, y Los Angeles Clippers están en un tremendo problema de mal juego y lesiones. Además, se puede esperar una caída de los Denver Nuggets, empatados en récord con los Pelicans, después de la lesión de Paul Millsap.

 


 

Por lo tanto, aunque sea jugar a adivino, los Pelicans, si mantienen sanas a todas sus piezas importantes, podrían permanecer entre los ocho primeros del Oeste a final de temporada, dando la primera postemporada a DeMarcus Cousins.

Posiblemente poca gente les haya metido en sus quinielas entre los ocho mejores equipos del Oeste al acabar la temporada. Pero como diría Russell Westbrook, «why not?»

Foto: Scott Daniel Cooper / starting5online.com

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This