Conecta con nosotros

NBA

Patrick McCaw y el error de pasar de los Warriors

McCaw sigue como agente libre restringido con un tira y afloja con los Warriors donde tiene las de perder.

Guillermo Mayol (The Wing)

Aunque las pretemporadas ya han comenzado, la NBA todavía nos tenía reservada una noticia sobre el mercado: Patrick McCaw. El exterior de los Golden State Warriors era el único agente libre restringido que todavía no había aceptado ninguna oferta, ni una de alguna franquicia, ni una renovación ni la oferta cualificada de los de la Bahía, y sigue sin serlo. Y en esta pasada madrugada americana, a las 23:59 pm del 1 de octubre, McCaw sorprendió con su decisión de rechazar los 1,7 millones que tenía sobre la mesa por jugar una temporada más en el mejor equipo del mundo siendo, además, agente libre sin restricciones en el prometedor verano del 2019.

En estos momentos, el escolta se mantiene en el mercado con la condición de agente libre restringido, por lo que la franquicia de Oakland todavía tendrá la posibilidad de igualar cualquier oferta que acepte Patrick McCaw para seguir contando con él entre sus filas. Una situación complicada para el ya bicampeón de la NBA que, a juzgar por varios ejemplos, tiene las de perder con este tipo de actitudes.

 

Patrick McCaw, en busca de reconocimiento

En un deporte colectivo donde el premio más importante se consigue en equipo… ¿Qué motivos pueden llevar a McCaw a pasar del máximo favorito al anillo? Solo dos: dinero y reconocimiento individual. El foward quiere salir de la larga sombra de los Warriors, demostrar que tiene un sitio más importante dentro de la NBA y conseguir un contrato más lucrativo del que le pueden ofrecer en Oakland, donde sus cuatro All-Star principales se llevan la mayoría del espacio salarial.

Estas razones chocan con el principal problema que se ha encontrado tanto Patrick McCaw como otros muchos agentes libres en este mercado: el invierno nuclear. El poco dinero disponible no se invierte en agentes libres restringidos cuyo techo está todavía por descubrir y que, si no les sobrepagas, se acabarán quedando en la franquicia que tiene derecho de tanteo.

Sin ofertas más allá de la cualificada, lo más normal y lo esperado ayer cuando Albert Nahmad informó que la QO expiraba era que la acabase aceptando y se tomase esta temporada para destacar lo máximo posible y aspirar a ese contrato dentro de un año, cuando nada ni nadie lo atará a los Golden State Warriors. Sin embargo, la sorpresiva decisión de McCaw lo pone ahora en una situación complicada de la que tenemos un ejemplo reciente que no acabó absolutamente nada bien para los intereses del jugador.

 

¿Acabará McCaw como Donatas Montiejunas?

Era 2016 y el interior lituano Donatas Montiejunas era agente libre restringido y su franquicia de origen, los Houston Rockets, tenían la posibilidad de igualar cualquier oferta que aceptase. Los problemas físicos del lituano no inspiraban confianza en la entidad texana, que le ofrecía contratos cortos mientras que él su agente buscaban más estabilidad contractual.

Este tira y afloja continuó durante meses, inicio de temporada incluído, hasta que, en diciembre, Montiejunas aceptó una propuesta de los Brooklyn Nets por cuatro temporadas y 37 millones; dicha oferta fue igualada por los Rockets, pero el descontento del lituano con los texanos provocó que no se presentase al reconocimiento médico y, en cierto modo, «anulase» tanto el acuerdo con los neoyorquinos como con los texanos. Esta lucha la acabó «ganando» Montiejunas, al que los Rockets le acabaron quitando la protección semanas después y en enero de 2017 firmaba por los New Orleans Pelicans por el mínimo salarial. Pero su paso por la tierra del Jazz no fue nada exitoso. Pocos minutos, mal rendimiento y de nuevo agente libre sin ofertas, por lo que acabó haciendo las maletas rumbo a China.

Este verano, su nombre volvió a salir a la palestra… pero para la Liga ACB, con rumores que lo colocaban en la órbitra del FC Barcelona Lassa que acabaron siendo justo eso: rumores.

Y el caso de Patrick McCaw no es mucho mejor, Montiejunas tenía a su favor una temporada que, sin lesiones, jugó 71 partidos (62 como titular) promediando 12 puntos por noche gracias a su buen lanzamiento exterior que lo convertía en una pieza más que interesante para el baloncesto moderno. Sin embargo, el de los Warriors viene de promediar 4 puntos por partido en sus dos temporadas como profesional, sin minutos para demostrar un gran potencial ni casi equipos con espacio para poner en un aprieto a los Warriors a excepción de Hawks, Kings, Knicks y Lakers, que tampoco estarán muy interesados en ocupar espacio antes de la próxima agencia libre.

Por lo tanto, McCaw y su agente seguirán con su lucha para que le quiten la protección para, probablemente, acabar firmando por el mínimo salarial con el único objetivo de no perder ritmo de competición y mostrarse a buen nivel para que le surja alguna novia más atractiva en el 2019.


Patrick McCaw se encuentra en una posición muy complicada y solo un golpe de suerte que lo ponga en rápidamente en una franquicia que le vaya a dar buenos minutos donde pueda destacar puede salvar su carrera en la NBA, que sin duda está en peligro para un buen jugador pero, no lo olvidemos, no diferencial cuyo perfil se puede encontrar prácticamente en cada Draft.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This