Conecta con nosotros

NBA

El paso a un lado de Dario Saric

El jugador croata podría partir desde el banquillo ante la presencia de Fultz y Simmons en el quinteto Sixer.

Dario Saric podría partir desde el banquillo en la próxima temporada

Dario Saric fue uno de los mejores novatos de la última temporada. / Foto: Peter Wong.

Después de una larga travesía por el desierto, parece que el momento por fin ha llegado. No queda otro remedio. La paciencia de aficionados y jugadores de los Philadelphia 76ers ha dado sus frutos en forma de muchas figuras prometedoras, pero ha llegado la hora de exigir algo más. Los esperados estrenos de Ben Simmons y Markelle Fultz vienen a liderar y apuntalar a una joven plantilla que quiere dar otros temas de conversación aparte de cuál será su posición en el próximo Draft. Philly quiere lavarse la cara, y Dario Saric está dispuesto a llevar el jabón y la toalla.

A las puertas de comenzar su segunda temporada en la NBA, el croata ya ha dado sobradas muestras de ese talento que empezó a despuntar en Europa y que desembarcó en la mejor liga del mundo sin reparos. Tal fue su segunda mitad de curso, que el jugador de los Sixers acabó entre los tres finalistas al premio de ‘Rookie del Año’ junto a su compañero Joel Embiid y al discutido vencedor Malcolm Brogdon. Credenciales no le faltan.

En condiciones normales, nadie podría discutir la presencia de Saric en un presumible quinteto inicial, pero si algo ha caracterizado a Philadelphia en los últimos tiempos no ha sido la regularidad y la calma. Mientras que la salud lo permita —y en los Sixers es mucho suponer—, Fultz y Simmons serán de la partida en el esquema de Brett Brown junto a Embiid y la flamante incorporación de J.J. Redick. Ahora bien, no hace falta ser un genio de las matemáticas para ver que hay un puesto libre en el quinteto, y sí, además es el de ala-pívot. Blanco y en botella; punto para Saric. Pero no es tan fácil.

Mientras que Adam Silver y la NBA no aprueben la posibilidad de jugar con dos o más balones a la vez, la teórica titularidad del croata se cae por su propio peso. El técnico de los 76ers ya tendrá que sudar para idear un plan en el que los dos últimos números uno del Draft no se pisen las zapatillas para llevar la manija del equipo. Imagínense si también incluimos a Saric en la ecuación. Lo de Cavani y Neymar podría quedarse en un simple intercambio de impresiones. Mucho amasador para tan poca pelota.

Si seguimos a pie juntillas el esquema con los cuatro titulares fijos, el encaje perfecto cumpliría las funciones de 3+D (triple y defensa). Fácil decirlo, y puede que también fácil de solucionar. Brown cuenta con un jugador que le vendría de perlas y que no recibe el reconocimiento merecido. Robert Covington; calienta que sales. En la era del small-ball, reconvertir a un alero a la posición de cuatro es algo cotidiano y casi necesario. La decisión parece sencilla.

Pero, ¿qué pensará un jugador que ha destacado y ha hecho tanto bien a su equipo cuando de buenas a primeras podría empezar los encuentros desde el banquillo? Afortunadamente, el ego no ciega a Dario Saric.

«Todo el mundo quiere ser titular. A veces es más fácil serlo. No tengo ningún problema en salir desde el banquillo. Quizás haya más espacio para mí en la segunda unidad. Intentaré luchar al 100%; está en mi sangre».

¡Qué liberación para Brett Brown! No siempre puedes contar con un jugador inteligente que sabe anteponer el beneficio del equipo al suyo propio en tus filas. Saric entiende que sus virtudes pueden destacar aún más frente a los banquillos rivales, y además tiene la garantía de que el mando de las operaciones y el peso del juego ofensivo recaerá en sus manos.

La decisión no está confirmada por el entrenador de los 76ers y no es ni mucho menos segura aunque parezca evidente. Las palabras del croata responden a un rumor que se ha ido extendiendo entre los medios cercanos a la franquicia de Philadelphia, no obstante alivia saber el discurrir de su mente. Dario Saric ha dado un paso a un lado, aunque no sea del todo así. No necesita los focos, no va a hacer sombra a los Fultz, Simmons o Embiid, pero sin duda alguna será una pieza clave en el esperado resurgir de los Sixers.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This