Conecta con nosotros

NBA

Pascal Siakam, la mejor sorpresa para los Raptors

El camerunés es el principal candidato a ser el Jugador Más Mejorado de esta temporada.

Los Toronto Raptors están cuajando una gran temporada regular y siguen a rebufo de los Bucks peleando por el primer puesto de la Conferencia Este. La llegada y buena adaptación de Kawhi Leonard, el sistema defensivo y las últimas adquisiciones antes del trade deadline conforman una plantilla muy competitiva que sin duda peleará por ser el representante de su conferencia en las Finales.

Una de las grandes sorpresas de la temporada ha sido la explosión de Pascal Siakam. El ala-pívot camerunés se ha convertido en una pieza clave de los esquemas de Nick Nurse en ambos lados de la cancha, demostrando su polivalencia ejecutando con éxito muchas acciones distintas. Actúa como pegamento en esta franquicia canadiense que busca la gloria con uno de sus mejores equipos de siempre.

Es el prototipo de jugador moderno. Tiene muchas maneras de atacar el aro, con penetraciones eficientes, habilidad para botar y pasar el balón ante las ayudas defensivas y un tiro exterior que, aunque sea mejorable, es útil y tiene rango de crecimiento. En defensa, su cuerpo le permite tener la potencia física y la velocidad necesarias para enfrentarse a sus homólogos los power forwards, puede molestar a los hombres más grandes en la pintura y no está en una enorme desventaja ante la velocidad de los guards contra los que se pueda emparejar tras los cambios defensivos.

 

Todoterreno ofensivo al servicio de Canadá

Puede parecer extraño, pero Pascal Siakam se ha convertido en la segunda opción ofensiva de los Raptors tras Kawhi Leonard. La bajada en la producción anotadora de Lowry y la ausencia de un interior puramente anotador permiten que sea el segundo máximo anotador del equipo. En su tercer año en la mejor liga del mundo, se ha convertido en una pieza clave en la ofensiva de uno de los mejores equipos de la liga.

Se siente cómodo con el balón en las manos, posteando y botando para busca la finalización cerca del aro. El porcentaje de canastas que mete tras asistencia no llega al 57%, por lo que vemos que se desenvuelve bien en el 1 vs 1. Tiene un 62% de acierto en bandejas (asistido el 52% de las veces) y un 48% en ganchos, un arma que usa cada vez más, especialmente cuando la jugada le deja de espaldas a canasta contra un defensor más débil.

Su tiro aún tiene lagunas, pero apunta buenas maneras. Ha pasado del 22% al 37% en triples de un año a otro, aunque la muestra aún es relativamente pequeña (2’4 intentos por noche). En este caso, su rol es quedarse en el exterior esperando a un colapso de la defensa rival sobre Kawhi Leonard, Kyle Lowry o Marc Gasol e intentar anotar tras recibir (43% en las esquinas).

Debe mejorar su capacidad para crearse su propio tiro lejos del aro, cuando la zona está llena de defensores. Sabe botar el balón y penetrar, pero las defensas cada vez estarán más alertadas cuando tenga el balón (listas ante sus famosos spin moves). De sus 55 triples anotados, sólo 1 ha venido sin asistencia de un compañero. Su producción en la media distancia es casi nula (25 tiros en 61 partidos) y, aunque se esté perdiendo este arma, no está de más en el arsenal de un interior.

Ha aumentado su porcentaje de uso y no le quema el balón en las manos. El año pasado, su rol de suplente le permitía jugar en una segunda unidad que gustó mucho a los aficionados y en la que se movía el balón mucho y muy rápidamente. Esto lo ha trasladado a veces a su nuevo rol con compañeros completamente distintos, especialmente en transición. Aún queda mucho por descubrir sobre sus capacidades de pase.

 

Versatilidad máxima en defensa

El sistema defensivo de los Raptors daba miedo a principios de temporada. Desde que se vio la mejora del propio Pascal Siakam, las adiciones de Kawhi y Green y la pizarra de Nurse, todos pusimos la vista en su capacidad para frenar a los mejores atacantes de la liga. Pascal Siakam se adapta muy bien y tiene un físico privilegiado para llegar a ser un defensor de élite.

Se han oído comparaciones con Draymond Green que se basan en su capacidad para defender con éxito prácticamente las cinco posiciones rivales. El equipo recibe 104’3 puntos por cada 100 posesiones con él en pista, subiendo a 107’5 cuando él se va (también aumenta el número de puntos anotados cada 100 posesiones). Sus estadísticas de tapones y robos también han mejorado ligeramente.

En la zona, su potencia física le permite intimidar a penetradores más pequeños y molestar a los interiores más fuertes, aunque los porcentajes permitidos están en la media. En cambio, la zona donde defiende más tiros (7 por partido) es lejos del aro. Su velocidad lateral hace que sea muy complicado superarle en 1 vs 1, por lo que los rivales tienen que jugarse un tiro lejano, y el porcentaje de tiros anotados desde 5 metros o más es inferior al 33%.

Sus largos brazos, su capacidad de salto y, sobre todo, su actitud y su agresividad son buenos complementos para llegar al siguiente nivel. Además, tener un jugador así, que puede ser usado de ala-pívot o pívot indistintamente y puede defender a casi cualquier jugador con garantías, le da muchas posibilidades a Nick Nurse.

 

Pascal Siakam. candidato al MIP

Si pensamos en el premio a Jugador Más Mejorado de esta campaña 2018/2019, es uno de los nombres que se vienen a la cabeza, probablemente el primero para muchos aficionados. Tiene una dura competencia con jugadores de segundo año como De’Aaron Fox o John Collins u otros un poco más veteranos como Buddy Hield, Josh Richardson, Julius Randle o Spencer Dinwiddie.

Pascal Siakam tiene por delante unos importantes 20 últimos partidos para demostrar que es merecedor de este premio, además de intentar dar caza a los Bucks como líderes del Este. Le avala ser titular indiscutible y pieza clave en uno de los mejores equipos de la NBA, jugando 11 minutos más en los que prácticamente ha doblado sus intentos de tiro mejorando los porcentajes de TC, T3 y TL (en total, siete puntos más de media), además de mejorar en todos los apartados estadísticos sus números de la temporada pasada.

En los últimos 10 partidos, su producción ha ascendido hasta los 22 puntos por noche, incluyendo su mejor partido en su carrera NBA y varias noches demostrando que puede ser un tirador letal y una máquina de dobles-dobles. El hecho de ser su tercer año le hace idóneo para el premio, por delante de los otros posibles candidatos mencionados anteriormente.

 

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This