Conecta con nosotros

Draft NBA

Draft 2018: Necesidades Orlando Magic

Muchos frentes abiertos en una plantilla descompensada y tres elecciones para remediarlo, los Magic buscan a una estrella con su #6.

Trae Young NBA Draft

Resumen de la temporada

Los Orlando Magic llevan demasiados años dando tumbos por la liga, sin Playoffs desde 2012, solo han superado dos veces las 25 victorias desde entonces. Con esta travesía por el desierto sería de esperar una plantilla joven, espacio salarial y picks acumulados en traspasos. La situación es muy diferente, no hay estrellas en potencia, la front-office ha sido reformada y tres entrenadores han sido despedidos desde entonces. La llegada de Steve Clifford busca poner orden en la plantilla y marcar un rumbo claro que empiece desde la defensa, donde Jonathan Isaac puede ser un referente.

El comienzo de la liga no pudo ser más esperanzador para los Magic, un grupo de jóvenes con hambre y un baloncesto fluido con Aaron Gordon reconvertido y mucho acierto de tres. 5-2 era el récord en octubre con casi 117 puntos de media por partido, un auténtico torbellino anotador que descuidaba su aro a costa de presionar las líneas de pase. No fue más que un espejismo ya que el equipo entró en una dinámica muy negativa salpicada de lesiones y donde se vio una plantilla muy descompensada en lo económico y lo deportivo.

Y es que los Magic tienen atados a Biyombo (17×1 + opción de jugador), a Evan Fournier (51×3), a Vucevic (12,75×1) y a Terrence Ross (10,5×1), todos jugadores a los que no se les ve un techo alto ni capacidad de liderazgo real. Ninguno de los jóvenes con progresión como Jonathan Isaac, Aaron Gordon o Mario Hezonja parecen el pilar central de un proyecto y con esa libertad deben ir los Magic al Draft. Con su pick #6 tienen opciones reales de pescar una estrella en esta camada y tienen tiempo de sobra para desarrollarlo con calma y arriesgar. 

 

Steve Clifford Orlando Magic

Guillermo Mayol (TW)

 

Principales problemas en Orlando Magic

Estrella – Los Magic adolecen de un macho alfa propio de los grandes equipos. Nikola Vucevic y Aaron Gordon han llevado la voz cantante en el ataque, pero no son los líderes que pueden llevar a una franquicia NBA a luchar por cotas altas. La ilusión tiene que volver a la franquicia de Orlando y sus directivos saben que arriesgar con un jugador de techo muy alto es lo que se espera de ellos. Retener, y motivar, a Mario Hezonja puede dar otro punto de luz a la franquicia a medio plazo, pero su continuidad no está clara.

Los Magic no tienen una cara reconocible en la liga más allá de Aaron Gordon y sus mates y tienen que poner remedio a esto.

 

Organizador – Tras la marcha de Elfrid Payton, DJ Augustine y Shelvin Mack se han quedado al mando del ataque de los de Florida. Es imperioso mejorar esa pobre rotación con un jugador de cierta proyección. Si no es en el #6, los Magic podrían usar su #35 y #41 para escalar unas posiciones en busca de un base de final de primera ronda, donde hay mucha más calidad que de costumbre. El crecimiento de Kemba Walker junto a Steve Clifford es un buen síntoma para darle talento al entrenador en esta posición.

 

Rebote – Esta clase está llena de grandes interiores, y muchos mocks ponen a Mohamed Bamba en el #6. Asegurar los tableros es el primer paso para una gran defensa y los Magic se sitúan 26º en este apartado. Dwight Howard y Cody Zeller han sabido rendir bajo la batuta de Clifford y será difícil que se pase de Jaren Jackson o el propio Bamba si les llega. Un cambio de sistema favorecerá la mejoría en este apartado ya que Vogel intentó abrir la cancha con ‘4’ más exteriores que no dieron el resultado esperado.

 

Jugadores que podrían solucionar estos problemas

Trae Young – Parece la opción que mejor encaja en la plantilla de los Magic. Necesitados de un nuevo aire en ataque, mejor tiro de tres y un pasador excelso, el base de los Sooners puede ser la respuesta a sus plegarias. Su amplísimo rango de tiro, visión de juego y liderazgo le hacen ser el mejor base NBA de este Draft. Sin embargo, sus debilidades físicas en defensa le pueden hacer sufrir en una liga dominada por los cambios y la búsqueda del jugador rival más débil. Los Hawks parecen interesados en él por lo que puede no llegarles. Con todo, es el favorito de la afición. Collin Sexton o Luka Doncic (trade-up) serían las otras opciones en el base.

 

Michael Porter Jr. – La ‘wild card’ de este Draft. Las dudas sobre su físico y su capacidad de rendir a nivel NBA le hacen estar proyectado desde el 2 hasta el 8 en la mayoría de los mocks. Un combo forward que pondría sobre la mesa puntos, rebotes y un cierto potencial defensivo, su lesión de espalda cortó la proyección de un jugador que estaba luchando por el #1 a principios de año. Muy interesante verle crecer junto a Isaac y Gordon, aunque Clifford tendría que sacarse varios trucos tácticos de la manga.

 

Wendell Carter Jr. – La opción más conservadora. Carter parece el único gran interior moderno que caerá del Top-5 y los Magic pueden encontrar a un ancla que aporte solidez y futuro a la franquicia. Es versátil y disciplinado y puede dotar a la franquicia de un carácter renovado sobre el que construir poco a poco. Entrenó con Orlando, al igual que Young, y se le prevé un buen encaje junto a los jóvenes wings de los Magic. Buen potencial ofensivo y muchas herramientas para crecer en el contexto adecuado.

Comentarios

Más en Draft NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This