Conecta con nosotros

NBA

La travesía de Orlando: cuatro entrenadores en cuatro años

Desde la salida de Stan Van Gundy los Magic viven años oscuros. El último afectado, Frank Vogel.

Frank Vogel

Frank Vogel es la última víctima de Orlando Magic | Joseph Glorioso Photography (CC)

Un récord de 54 victorias y 110 derrotas para Frank Vogel en sus dos años en Orlando. Llegó como la última esperanza de Rob Hennigan y la nueva directiva decide un cambio de situación.

 

La modernización de la mano de Frank Vogel

El ex-entrenador de los Indiana Pacers llegó hace dos temporadas para adaptar a los Magic al nuevo baloncesto. En sus manos tenía una plantilla con un exceso de interiores de perfiles similares que desplazaban a Aaron Gordon al exterior. Un caos incomprensible.

Con Frank Vogel todo esto ha cambiado. Ha modernizado y mejorado el rendimiento de Orlando dentro de lo posible. Con Gordon como stretch-forward y un solo interior, junto a un mayor peso del tiro exterior, los de Florida incluso sorprendieron en el inicio de la temporada.

Sin embargo las lesiones, los traspasos y una plantilla pobre dan para poco más. Su situación de incertidumbre, hay rumores sobre su continuidad desde hace meses, tampoco ayudan.

 

¿Qué pasa en Orlando?

Cuatro entrenadores en cuatro años desde la salida de Stan Van Gundy: Jacque Vaughn, el interino James Borrego, Scott Skiles y el propio Frank Vogel. Este tweet resume a la perfección el panorama en Orlando.

Y lo cierto es que la culpa de los malos resultados de este curso no recae en Frank Vogel. Jugaba con Elfrid Payton de base titular, jugador sin tiro ni defensa, en una NBA donde para ser base necesita una o las dos cualidades mencionadas. De pívot, Nikola Vucevic, de los peores defensivamente en su posición.

Payton terminó traspasado por una segunda ronda y Vucevic lesionado. Un equipo joven, de plantilla corta y en la que Gordon y Hezonja, dos de las notas positivas de la temporada, pueden marcharse en la agencia libre de este próximo verano. A todo esto hay que sumarle el fracaso de la operación Serge Ibaka.

 


 

El cuplable no es Frank Vogel. Le han dado dos años en Orlando para levantar uno de los peores proyectos de la NBA en una de las franquicias menos atractivas. A todos los problemas de jugadores, lesiones y traspasos se suma el cambio de gerencia. Vogel vio como el hombre que le contrató era despedido y comenzaba una nueva era en los Magic.

La culpa no es en sí de la franquicia de Orlando Magic, aunque sí indirectamente. Ellos fueron quienes contrataron a Rob Hennigan, un GM desastroso a niveles históricos, y en Florida siguen sufriendo los males de su pésima gerencia un año después de su marcha.

Jeff Weltman y John Hammond quieren poner un entrenador de su propia elección. Y ahora Frank Vogel es un daño colateral

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This