Conecta con nosotros

NBA

OKC Thunder, en el lado bueno de los Playoffs

Si recuperan el nivel de enero, son candidatos a llegar a Finales de la Conferencia Oeste.

Pese al lamentable final de temporada de OKC Thunder, la diosa fortuna ha sido benévola con ellos, poniéndoles en un camino con menos obstáculos de los esperados hasta la Final de la Conferencia Oeste, objetivo a principios de año y hasta hace dos escasos meses. Es cierto que jugando como este último mes es improbable que pasen de la primera ronda, pero las espinas que les ha tocado coger pinchan menos de lo esperado. 

 

El cambio de panorama, clave para OKC Thunder

Gracias a varias carambolas durante las dos últimas jornadas, OKC Thunder ha conseguido un enfrentamiento casi ideal para sus intereses. Evita a Golden State y Houston Rockets hasta las Finales de Conferencia, las dos potencias del Oeste. En caso de ganar a Portland Trail Blazers, esperaría en segunda ronda Denver Nuggets o San Antonio Spurs que, lejos de ser fáciles (0-4 contra Nuggets y 1-2 contra Spurs), son algo más asequibles que las otras opciones. 

La victoria contra Houston con un increíble triple ganador de Paul George casi sobre la bocina dejó a los texanos a merced de Lillard y compañía, que no fallaron en las dos últimas jornadas, consiguiendo victorias ajustadas contra Lakers y Kings. Asimismo, los Rockets, que tenían ventaja respecto a Denver Nuggets, vieron como estos remontaban a los Wolves en los últimos minutos, quedándose cuartos y con Utah Jazz esperando en primera ronda y, en caso de ganarles, presumiblemente enfrentarse a los todopoderosos Warriors antes de tiempo. OKC Thunder hizo sus deberes contra unos Bucks plagados de suplentes y jugadores con presencia residual para colocarse en el camino bueno del cuadro. 

 

Las claves de la victoria

Obviamente, la tendencia negativa de los pupilos de Billy Donovan no hace presagiar nada bueno en la postemporada, menos aún jugando contra el tercer mejor equipo del Oeste, pero hay ciertos datos que invitan a soñar. 

Los cuatro partidos de temporada regular han acabado en victoria de OKC Thunder, incluyendo uno durante la mala racha, consiguiendo así una moral extra para visitar un campo difícil para ellos en estos últimos años. Pese a que los Playoffs sean algo completamente distinto, saber que puedes ganar y que hay esperanza después de haberla perdido casi por completo es una inyección de moral. 

La durísima lesión de Nurkic va a pasar factura en Oregon. Su imponente físico se nota mucho en ambos lados de la cancha y sin duda le va a echar de menos, sobre todo teniendo en cuenta que su baja implica dar más minutos a Enes Kanter. El pívot turco es un buen complemento en ataque, con un gran juego de pies, capacidad de rebote ofensivo y tiro de media distancia, pero en defensa puede convertirse en un agujero difícil de tapar. 

Esto lo saben muy bien en OKC Thunder, ya que contaban con él en sus filas en la primera ronda de 2017, perdida ante Houston Rockets. Ahí se demostró que los minutos de Kanter debían ser limitados (bajó de 21 minutos por noche a 9 de la temporada regular a la eliminatoria) para poder estar en igualdad de condiciones con el otro equipo, ya que demostraba ser incapaz de defender un pick&roll o intimidar sin hacer falta bajo el aro. 

Russell Westbrook llega en un gran estado de forma, volviendo a ser el líder de OKC Thunder. Tras promediar triple-doble por tercer año consecutivo, el base es el guía y el alma del equipo y debe comandar a sus compañeros hacia la victoria con ese caos que le caracteriza, pero aprendiendo a tener la calma necesaria en momentos calientes del partido y de la temporada. Jerami Grant y Terrance Ferguson también recuperan sensaciones de cara a los partidos clave y compensan un poco la bajada de Paul George, que sigue sin recuperar sensaciones pre-AllStar tras su lesión en el hombro. 

 


 

Así, OKC Thunder se ha encontrado casi de milagro con un camino “fácil” hasta la última ronda de Conferencia casi sin querer, pero deben recuperar el nivel de enero y febrero para poder tener alguna garantía de ganar. Russell Westbrook y Paul George deben ser líderes en ataque y defensa, el banquillo debe ser algo más que Dennis Schroder y Billy Donovan debe tirar de pizarra para ahogar a los exteriores de los Blazers y aprovechar la presencia de Enes Kanter en defensa. 

 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This