Conecta con nosotros

NBA

El techo que podemos esperar de los Philadelphia 76ers

Los Philadelphia 76ers apuntan a la postemporada por primera vez desde 2012. ¿Cuál es el objetivo de este joven proyecto?

Joel Embiid

Los Phildelphia 76ers se las prometían muy felices antes de empezar la temporada. Se las prometían muy felices el pasado mes de enero, antes de la lesión de Joel Embiid. Vamos a ser francos, cortita y al pie: bien que hacían. Sí, ahora puede venirse un «rookie wall« que afecte más de lo normal a Ben Simmons. Puede perderse Markelle Fultz el resto del año y puede volver a caer Joel Embiid. Pero vamos a dejar de lado cualquier posible «what if» de momento y hablemos de lo que son los Sixers ahora mismo.

Y es que sacamos el tema de los Philadelphia 76ers a colación tras las declaraciones de Ben Simmons en las que dijo que este equipo tenía como objetivo llegar a ganar el anillo en el futuro. Que es lo que hace el resto de la liga, escoja un camino más rápido o más lento. Aquí no se pelea por el descenso, no se pelea por ir a competiciones internacionales. Aquí se viene a luchar por una única cosa. Los treinta equipos a la vez. Si bien unos van por un lado, otros se caen por el camino y otros deciden que es mejor ir subiendo poco a poco hasta la cima.

Y esto último es lo que han estado haciendo los Sixers de una manera más o menos respetable según la opinión subjetiva de cada uno. Llegados a este punto nos preguntamos, ¿cuál será el techo de este equipo este año en ese tortuoso camino hacia el anillo?

Vamos a repasar un poco lo que está siendo esta temporada para los Sixers que, recordemos, prácticamente no han podido contar con el número uno del Draft, Markelle Fultz. Además, se permiten el lujo de no contar con un número tres de hace tan sólo dos temporadas, Jahlil Okafor. El cuál tiene las horas contadas en Philadelphia desde hace meses, pero no acaba de encontrar la puerta de salida.

Ahora mismo los Philadelphia 76ers marchan quintos en el Este, con un récord de 12-8. Además, con un récord igualito en casa y fuera de ella (6-4 en ambos casos). Es curioso que, en la nueva época del «pace & space», un equipo que sube muchísimo el rimo de los partidos sea dominante por su defensa y no por su ataque. En ritmo, sólo los Phoenix Suns, los Angeles Lakers y los Brooklyn Nets están por delante. Pegaditos a los Philadelphia 76ers, por detrás, encontramos a los Golden State Warriors.

 

La defensa y el rebote por bandera

Aunque el ataque es en cierta manera irregular, el equipo peca a veces de excesiva creatividad o se pierden muchos balones. No vemos tantas taras en su defensa o su trabajo en el rebote. De hecho algunas de esas taras vienen provocadas por el ataque. Si bien vienen dominando en muchos apartados, la defensa en los contraataques o los puntos concedidos tras pérdidas son esas pequeñas taras. Algo que, sin duda, pueden aprender a vivir con ello: no olvidemos que son el cuarto equipo de la NBA en ritmo. Si ajustamos los datos a cien posesiones, no bajan de estar entre los quince mejores en todas las categorías. 

Dod News (CC)

Son el segundo equipo de la NBA en porcentaje de tiros del rival, dejándoles en un triste 43,4 por ciento y líderes en porcentajes en triples de los rivales (32,9 por ciento). Hombres como Simmons, Robert Covington o Joel Embiid están en plena élite defensiva, pero sorprende más ver a jugadores como JJ Reddick aportando bastante en defensa.

Dominantes en el rebote capturando un 53,5 por ciento de los mismos, líderes de la liga. Sin embargo, reciben demasiados puntos en segundas oportunidades en proporción a los pocos rebotes ofensivos que contienen.

 

Los Philadelphia 76ers: cuanto más grandes, mejor

Uno de los quintetos más equilibrados en la eficiencia esta temporada está siendo el que forman Ben Simmons, Redick, Covington, Saric y Embiid. Además, es de largo el más usado de los Sixers, con 154 minutos disputados. ¿La clave? Dentro de la élite defensiva que es este equipo, aumenta en demasía su producción ofensiva. El rating neto es de +20,4. Para ponerlo en contexto, si lo comparamos con el quinteto que empezó la temporada (Bayless en lugar de Saric), vemos que el rating neto de estos es de sólo +4.7.

Para seguir con quintetos grandes, el quinteto titular substituyendo a Redick por Bayless es el más eficiente del equipo en ataque, con un desmesurado rating ofensivo de 134 puntos.

 

La meta de los Sixers

Más allá de caer en una ronda u otra, el objetivo de los Sixers este año debe ser, primero, llegar a la postemporada. Una vez dentro, es ‘simple’. Pelear cada partido como si fuera el último. Competir cada milésima de segundo. Con este equipo, sano a todos sus efectos, no sabemos qué esperar. Queríamos evitar los what if, pero… ¿Y si al volver Fultz muestra unas prestaciones increíbles? Básicamente parece que hay dos equipos en el Este por encima claramente, como pueden ser los Cavaliers y los Celtics. Quizá hasta los Pistons, viendo su nivel actual.

¿Pero quién pondría la mano en el fuego porque los eliminen unos Toronto Raptors o los Washington Wizards? Difícil. Hay ahí un grupo de cuatro o cinco equipos que pueden tener un nivel similar y puede pasar cualquier cosa.

En una opinión muy personal, creo que el objetivo debe ser pasar la primera ronda y, a partir de ahí, luchar todo lo que se pueda. Estos Philadelphia 76ers sólo han hecho el arranque de algo que promete ser muy, muy bonito.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This