Conecta con nosotros

NBA

Los novatos superan el trimestre a la espera del «Rookie Wall»

Nulas decepciones, mucho futuro y algo de talento casi histórico… Esta camada está dejando huella en sus primeros meses en la NBA.

La NBA ya ha completado los tres primeros meses de competición y los rookies están cada vez más instalados en sus nuevos equipos. Aunque todavía con mucho por mejorar, estos jóvenes están dejando entrever lo que podrán ofrecer a la mejor liga del mundo al largo plazo. Esta camada está llamando mucho la atención y no está dejando a nadie indiferente. Ahora que la Temporada Regular está entrando poco a poco en la fase más dura de la competición, aprovechando las jornadas vacacionales vamos a echar un vistazo a cada rookie de ese top-11 del pasado Draft (Gilgeous-Alexander se ha ganado a pulso ser poco ortodoxos y no solo fijarnos en las 10 primeras elecciones) y en cómo están rindiendo.

En líneas generales, podemos observar algo que ejemplifica a la perfección el nivel inicial de estas promesas: los once han tenido, como poco, un momento destacable y la gran mayoría son ya piezas importantes para sus entrenadores, unos en equipos más competitivos y otros en proyectos jóvenes que, sin embargo, han demostrado que pueden dar un susto a cualquiera.

 

Doncic, Jackson Jr. y Gilgeous-Alexander, los actuales líderes

La élite entre la élite, los tres jugadores que más están aportando en sus respectivos equipos desde el principio y, ahora mismo, los máximos candidatos a ganar el premio de Rookie of the Year, aunque sin descartar nunca a Trae Young y a DeAndre Ayton.

Sobre Luka Doncic no hay mucho más que decir que no se haya dicho ya. El esloveno es el mejor jugador de unos Dallas Mavericks totalmente diferentes a los de la temporada pasada, con unos números que lo acercan con razones al partido del All-Star y que, de mantenerlos, sería un auténtico escándalo. Además, el esloveno está incluso mejor en los últimos partidos, cuando con la lesión de Dennis Smith Jr. ha asumido más labores de generación de juego. Personalmente, para una persona a la que el esloveno siempre le ha sorprendido consiguiendo lo impensable, solo puedo hacer una pregunta… ¿Cuál es el techo de este chico?

Pero si mencionamos el término de «techo», no nos podemos olvidar de Jaren Jackson Jr. Da la impresión de, al largo plazo, poder ser tan bueno o más que el «77» de los Mavs. JJJ ha sido el revitalizador de los Memphis Grizzlies. Corre, tira de lejos, se mueve en la zona, tapona, rebotea… No hay nada que este chico no pueda hacer y es el complemento perfecto para Gasol en la pintura. Los siete tapones ante los Knicks o su triple en la cara de LeBron James son solo algunos highlights de un jugador que ya es muy bueno y solo puede ir a más.

El base canadiense de los Clippers, Shai Gilgeous-Alexander, juega, hace jugar y no ocupa tantas portadas como merece por no tener unos números mejores; pero que no le restan a la hora de juzgarle. Es, eso sí, a uno de los novatos que más se les está notando el paso a la NBA, siendo muy poco constante a nivel estadístico, aunque siempre con el talento para seguir siendo imprescindible incluso cuando no le acompaña el acierto. No rehuye del protagonismo aunque tampoco abusa de él, consciente de que no es su momento con Harris, Gallinari o Williams por delante. Al mismo tiempo, estar en una ciudad como Los Angeles en una de las franquicias revelaciones de la temporada lo ha puesto en el foco mediático y como en opositor al ROY más serio y menos espectacular del cupo.

Young y Carter no tienen la culpa

Dos jugadores que llevan desde el primer día de competición rindiendo a un buen nivel pero que los resultados de sus equipos, ambos en la cola del Este, ensombrecen su rendimiento. Obviamente, el más llamativo de estos dos es Trae Young, el rookie de Atlanta ha realizado auténticas exhibiciones en algunos encuentros; pero las derrotas y su irregularidad lastran esas actuaciones. Pese a ello, «al César lo que es del César» y Young puede estar lanzando con unos malos porcentajes que podían ser hasta predecibles, pero al mismo tiempo está mostrando una facilidad para asistir y encontrar al compañero libre de élite, siendo el máximo asistente entre los novatos.

Por otro lado, el juego de Carter Jr. no es tan llamativo, pero su regularidad, inteligencia y talento defensivo están animando a los aficionados de los Bulls, que ven en la pareja Markkanen-Carter un juego interior en el que construir un futuro brillante.

Wendell Carter Jr., el tapado del pasado Draft

 

De menos a más: Ayton, Sexton y Knox

Puede no encajar poner al pick 1 en este apartado; más cuando este pick comenzó su carrera como profesional con tres dobles-dobles en sus cuatro primeros partidos. Pero los problemas de Ayton iban más allá de unos números que está consiguiendo con una facilidad que podría llegar a ser insultante. Quizás, la exigencia de ser la primera elección en este Draft le pasó factura ya que muchos pensaban que iba a ser un jugador que diera victorias desde el primer día. Además, su nula defensa tampoco era de ayuda. Ya sin la presión de las primeras noches, Ayton ha ido creciendo semana tras semana; mejorando mucho en defensa y, encima, creciendo más en ataque. Su promedio actual de casi 17 puntos y casi 11 rebotes es algo muy pocas veces en un rookie. Nada que ver el Ayton de octubre al de los últimos partidos de diciembre; ¿qué nos tendrá reservado para 2019?

Otro de menos a más ha sido un Collin Sexton que ha salido favorecido de todo el terremoto que ha asolado los Cavaliers. El base comenzó como uno de los favoritos para conseguir el ROY por el teórico rol importante que iba a tener y, sin embargo, Lue le hizo salir desde el banquillo en las primeras fechas de la temporada. Con su despido, Sexton ya está asentado como titular con un juego perfectamente adaptado a la NBA. En las últimas semanas está siendo más irregular, algo normal para un novato, pero está demostrando que el futuro de Ohio pasa por sus manos.

Por último, la actual gran joya de Nueva York está comenzando a agradar a sus exigentes aficionados. Knox no tuvo un inicio fácil, Fizdale no le daba muchos minutos y justo después de su primer gran partido se lesiona… Vuelta a empezar para el rookie procedente de Kentucky que no se rindió y está recogiendo la recompensa ahora. Juega 37 minutos de media y en este mes ha promediado 17.1 puntos y 6.0 rebotes, números de gran mérito para un joven de 19 años. Actualmente está tirando del carro knickerbocker y ya hay ganas de verle junto a Kristaps Porzingis.

Bamba, la única «decepción»

Mo Bamba aterrizó en la NBA como «el jugador con más potencial» y lo cierto es que sí que ha demostrado ser el que más tiempo de adaptación necesita. Además, la narrativa de los Orlando Magic no le ha acompañado. El conjunto de Florida está siendo más competitivo de lo previsto y el nivel all-star de Vucevic no han jugado a favor del rookie. Con poco más de 15 minutos de juego por noche, Bamba no puede dejar su sello en los partidos. Eso sí, ya ha dejado algún que otro detalle como su capacidad de correr la pista a gran velocidad a pesar de su envergadura, su mano desde el perímetro (aunque mejorable) y su habilidad taponadora con la que ilusiona a los de Orlando, que ya se imagen una defensa infinita liderada por Isaac y Bamba en su máximo nivel.

Bagley y Bridges están bajo el radar

El número 2 del Draft es uno de los casos más interesantes y, sobre todo, uno de los más inesperados. Cuando Adam Silver unió con una simple frase el futuro de Marvin Bagley III y de los Sacramento Kings solo parecía haber una vía posible: titularidad para el rookie y casi las llaves del equipo en un conjunto perdedor. Pero nada ha sido así, Joerger sorprendió a todos relegando al de Duke al banquillo (aunque con mucha participación) y más sorprendieron los Kings ganando partidos sin parar. Bagley ahora está lesionado, pero antes de esos problemas físicos pudimos ver a un jugador que siempre que tenía minutos hacía números decentes con algunos partidos realmente buenos. Quizás por estar delante de Doncic y Jackson Jr. su rendimiento puede parece insuficiente; pero la realidad es que está siendo un primer paso firme en lo que será una gran carrera NBA.

Por otro lado, Mikal Bridges ha ido creciendo poco a poco pero su implicación más allá de los números provoca que salvo algunos fans de los Suns, nadie se esté fijando en el bicampeón de la liga universitaria. Pese a llegar a la NBA como el jugador «más hecho» del top10, a Bridges le costó entrar en la rotación de los de Arizona; pero en noviembre ya subió su presencia en pista hasta los 23 minutos de media, aunque con más partidos malos que buenos, y en diciembre está entre los más utilizados por Kokoskov con 33 minutos por noche y siendo la mejor pareja exterior para Devin Booker explotando las virtudes que mostraba en la NCAA: defensa y tiro de tres.

Bonus track: También hay vida más allá

Esta clase del Draft no solo está destacando por un gran rendimiento de los que eran las teóricas «mejores promesas»; sino que también tiene a varios jugadores que cayeron en esa noche y que están teniendo minutos constantes y varios buenos partidos.

El que más noticias ha ocupado puede ser Allonzo Tier, el escolta de los Knicks ha pasado en unos meses de ser un two-way contract a cobrar más que algunos picks de lotería gracias a su talento anotador desde el banquillo. Pero no es el único.

El rookie de los Timberwolves, Okogie, promedia casi 20 minutos en la complicada rotación de Thibodeau y fue «apadrinado» por Butler hasta que puso rumbo a los Sixers. Hablando de los de Philadelphia, en el banquillo se ha estabilizado un pick 25 como Landry Shamet, jugando minutos importantes en uno de los candidatos en el Este. Desde Europa y pese a salir rebotado del Barcelona Lassa, el letón Rodions Kurucs (40) se ha estabilizado en el mes de diciembre con partidazos como contra Suns con un doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes.


Las sensaciones, hasta el momento, son realmente buenas. Ahora, queda ver como continúan una temporada que se les va a ir haciendo más y más larga con el paso de las semanas y ver si están preparados para el mítico rookie wall y, en caso de tener que superarlo, ver si lo consiguen o se quedan en él.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This