Conecta con nosotros

NBA

Los New York Knicks y la vida después del triángulo

Los New York Knicks aún están aclimatándose al nuevo equipo y sistema pero la mejoría empieza a ser evidente.

161215 NYK at GSW-15

Los New York Knicks hicieron saltar las alarmas varias veces este verano. Entre otras cosas, por el despido de Phil Jackson o el traspaso de Carmelo Anthony. Ambas cosas han ayudado a que el equipo haya sufrido un lavado de imagen más allá de los jugadores que visten su camiseta. Y es que los New York Knicks vienen funcionando desde hace varios años con un entorno muy concreto, que prácticamente condicionaba toda una filosofía y una manera de trabajar. 

El hecho de perder al importador del triángulo ofensivo y el máximo (casi único) generador del equipo hacía posible hacer un lavado de imagen. Algo que quizá se esperaba hace poco más de un año con la llegada de un entrenador que no dominaba el triángulo ofensivo. Decía Jeff Hornacek que venía a agilizar y adecuar el triángulo a los ritmos actuales, pero la realidad le golpeó muy rápido en la Gran Manzana. Si bien vimos buenas maneras durante los primeros meses, Phil Jackson creyó que no se estaba trabajando bien el triángulo ofensivo. A partir de ahí, los Knicks reducen las letales transiciones de Derrick Rose, se aumentan los aclarados y el movimiento de balón desaparece.

Pues bien, quizá cuando ya no lo esperábamos, estamos viendo a los Knicks jugando bien, sacando lo mejor de cada jugador y mostrando una unión como grupo muy por encima de lo esperado. Quizá es lo que pasa cuando dejas al entrenador hacer su trabajo. Aquí, en esta casa, nos hemos querido fijar en qué han cambiado el conjunto neoyorquino. Que no es poco.

El talento por el trabajo y solidaridad

Si bien el año pasado este equipo tenía mucho talento en ciertas posiciones, este año cuentan además con un trabajo y una solidaridad con los compañeros de otro nivel. Y es por eso que vamos a empezar hablando de la defensa, que es la base de la mejora de este conjunto.

Sin duda una de las mejores noticias es la confirmación de Kristaps Porzingis como un protector de aro de élite. Pero por si no bastaba, Enes Kanter ha sido un jugador muy importante también para los Knicks. Ahora mismo los New York Knicks tienen el segundo mejor equipo en cuanto a la protección de la zona restringida, concediendo tan sólo el 58 por ciento de los lanzamientos. Si bien el año pasado costaba verlos puntear tiros y estando cerca de los rivales, este año rondan la media de la liga en tiros bien defendidos, algo que sin duda está siendo diferencial.

 

Si bien este equipo está presionando bien el balón, el sistema de ayudas especialmente desde el interior está permitiendo que, pese a que no se roben muchos balones, se fuerzan muchos tiros incómodos para los rivales. Es el equipo que ha recibido menos puntos en la pintura y están en el top diez en cuanto a puntos de los rivales en contraataques.

 

El dominio de los tableros, diferencial

Los New York Knicks son el décimo equipo de la liga en rebotes capturados por partido, pero si vamos al porcentaje de rebote para ver el impacto real, vemos como son el tercer equipo de la liga con un 53,1 por ciento de los rebotes capturados por partido. En esa misma estadística pero hablando sólo de rebotes ofensivos, tan sólo tienen por delante a los Denver Nuggets, acumulando así un 26,6 por ciento.

Pero no sólo se adjudica estos números a los interiores. Hay intangibles imposibles de calcular y uno de ellos es el «boxout». La actividad de todos los jugadores cerrando el rebote está siendo totalmente clave. Si consigues tener una defensa entre aceptable y buena pero además dominas los tableros, ya tienes una buenísima base para trabajar en ataque.

Y es que, además, este dominio de los rebotes en ataque les está dando muchísimos puntos en segundas oportunidades. También sólo por detrás de los Nuggets, anotan quince puntos en esa estadística los New York Knicks.

 

La mejora en el movimiento de balón, clave

Empecemos por lo básico en ataque: los New York Knicks ahora mismo son el decimotercer equipo de la liga en el «rating ofensivo», por encima de la decimoctava posición que ocuparon el pasado curso. Juntando esta mejora al rating defensivo, los Knicks tienen un rating neto de +0,1, bastante mejor que el -4,1 de la pasada campaña.

Pero yendo a los detalles más concretos veremos algunas de las abismales diferencias apreciadas respecto a la temporada pasada. Por ejemplo, este año los Knicks están como el quinto equipo líder en asistencias frente al puesto dieciocho que ocupaban hace un año. De hecho, en el porcentaje de asistencias se pasa de un 55 por ciento a un 58 por ciento entrando ya en el top diez de la liga. 

Sin embargo no es oro todo lo que reluce, porque gran parte del ataque está residiendo en el rebote ofensivo. Se sigue lanzando demasiado de media distancia, están cerca de la cola de la liga en triples y su «true shooting percentage» es demoledor. ¿Cómo solventar esto? Trabajo, trabajo y más trabajo.

 

Los New York Knicks, como en casa en ningún sitio

Los New York Knicks son el equipo que ha ganado más partidos en casa y el que ha jugado más en su feudo. Tan sólo han ganado un partido de los cinco que han jugado fuera, mientras que han ganado diez de catorce en casa. Los números no engañan y es que están sufriendo con la consistencia en el tiro, están protegiendo mucho peor la pintura, pierden más el balón…

La lista es muy larga, cuesta encontrar una sola estadística favorable lejos del Madison Square Garden. El equipo debe aprender a vivir lejos de los constantes vítores neoyorquinos para de verdad establecerse en la pelea por las últimas plazas por los Playoffs.

 

Foto: Scott Daniel Cooper  / starting5online.com 

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This